MALAS NOTICIAS

Tiene razón la quejosa: Berna Calvit

La queja de que los medios de comunicación solo publican “lo malo” es letanía que repiten todos los gobiernos. Los que se benefician del poder resienten las publicaciones y opiniones desfavorables. Una fervorosa admiradora del Gobierno me envió una nota, (usando un seudónimo), con la manida queja de que no se divulgan “las cosas buenas”. Es tal su defensa de las obras del Gobierno que poco le faltó para sumar como una de ellas la construcción del Canal; y como fecha de nuestra independencia, la del día en que tomó posesión el presidente Martinelli. Afirmar que “nunca habíamos vivido mejor” es propio de la privilegiada minoría que vive en burbujas de confort y egoísmo, ajena a la difícil realidad cotidiana de los ciudadanos del país. Qué ceguera tan cómoda es ignorar la carestía de la vida, el diario viacrucis de los que salen de casa a las 4:00 a.m. a “montear” transporte para poder llegar a tiempo al trabajo; y para volver a casa, ya de noche. A menos que la dama que escribió la quejosa nota se transporte en helicóptero, no anda como yo, manejando en zigzag para no caer en los cientos de “desalfaltados” huecos en las sobrepuestas capas de asfalto que cubren las calles (tantas que algunas están más altas que los bordes de las aceras).

El Gobierno gasta miles de millones de nuestro dinero en cataratas de cuñas para el autobombo ¡y tiene el “tupé” de molestarse porque los medios no les echan flores y no les encubren sus entuertos! ¿Es cierto que los medios no publican buenas noticias? Para ver cómo leemos los diarios, recorté “buenas” y “malas” noticias para hacer un sondeo. Las buenas: Panamá es país solidario (encuesta de Usaid indica que 383 mil personas mayores de 15 años hacen trabajo voluntario); Fundación Obsequio de Vida, cirugía a 25 niños con afecciones cardiacas; Operation Walk/FundAyuda, prótesis de rodillas a 600 pacientes; inauguran la Academia Regional Anticorrupción para Centroamérica y el Caribe; restructuración de museo chiricano se reanuda. No leyeron estas noticias ocho personas; 1 se interesó en las prótesis de rodillas y 4 solo leyeron los encabezados; 2, entre ellas yo, leímos la buena noticia de que el diputado Vidal García (CD) retiró su apoyo (“sacada de tabla”, en panameño) al aspirante a alcalde, diputado Sergio Gálvez, nombre que evoca cementerios. Si las malas noticias (“rebuscas”, feos chismes políticos, improvisaciones irresponsables, accidentes, delincuencia, etc.) se publicaran en las páginas interiores de los diarios, por allí los empezaríamos a leer. Algún estudioso de la psiquis humana podría explicarnos por qué son las malas noticias las que más nos interesamos en conocer.

Las alegrías y las satisfacciones personales hacen llevaderas las situaciones negativas que nos afectan como conjunto (falta de agua, basurales, desbarajuste del transporte colectivo, mal servicio en instituciones públicas de salud, etc.); son las que los ciudadanos, colectivamente, trasmiten a los medios (prensa, radio, televisión, redes sociales), única vía para vocear sus necesidades. Hay otro tipo de noticias “malas” que el Gobierno preferiría que no fueran divulgadas y que se conocen gracias al trabajo de los periodistas. Tal es el caso del Mercado del Marisco, en Río Hato, inaugurado en febrero 2012 ($3 millones); de los 44 puestos de venta solo 3 de los arrendados están ocupados y la máquina de hielo dañada desde octubre; otro proyecto “alocado”, un fracaso hasta ahora. ¿Es malo que se publique que la planilla aumentará en $6.9 millones ¡mensuales! para acomodar el salario de comisionados y subcomisionados de la Policía, reconocimiento que no va parejo con el estado de inseguridad en que vivimos? ¿Y que la contralora Bianchini y el ministro Mulino (y quién sabe cuántos más) gastarán en agasajos de fin de año para sus empleados e invitados especiales, $92 mil y $1.5 millón respectivamente? En cambio, al Hogar San José de Malambo que brinda atención, educación y capacitación a niños y adolescentes, atiende recién nacidos abandonados y a 50 criaturas con sida, el Gobierno “pichicuma” le asigna $129 mil 600 anuales.

Faltarían a su deber los medios si no informaran de una situación que todos deberíamos conocer: por falta de mantenimiento el sistema de gases que suministra oxígeno a las salas de especialidades y al nuevo edificio de maternidad en el Hospital Santo Tomás, representa riesgos para los pacientes; en 2011 un funcionario responsable envió nota a sus superiores advirtiéndolo; en junio 2012 una funcionaria informó una fuga en el banco de reserva de oxígeno del hospital (La Prensa 13/11/2012). A la fecha no se han subsanado las fallas. ¿Despedirán a los funcionarios que denunciaron las fallas como hicieron con el de Anam, que se atrevió a ordenar el cierre, por contaminación ambiental, de Productos Maribel (negocio de familia del ex ministro Suárez)? ¿Es que no han aprendido, con la tragedia de miles de pacientes envenenados y cientos de muertes por el dietilene glycol, que pudo evitarse de haber atendido las autoridades de la CSS las advertencias del personal a cargo de la fabricación de los medicamentos? Tiene razón la quejosa que me escribió. Hay exceso de malas noticias. El Gobierno tendrá que aguantarse que salgan a la luz pública porque, como dijo Mirabeau, político francés, “El Gobierno no se ha hecho para la comodidad y el placer de los que gobiernan”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Traspasan acciones a una fundación EU suspende restricciones a los diarios La Estrella y El Siglo

Eduardo Quirós, presidente del grupo GESE, (centro) fue el encargado de hacer el anuncio al personal de los periódicos la Estrella de Panamá y El Siglo.
LA PRENSA/Luis García

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código