SOCIEDAD

Un tatuaje doloroso: Aviva Levy

Si en un pasado no muy lejano el tatuaje era tabú, hoy es tan aceptado que ya tenemos hasta la muñeca Barbie tatuada. O sea, el tatuaje se ha convertido en un juego de niños y está siendo promocionado y visto en todas partes: en el cine, anuncios publicitarios, revistas, deportes, pasarela de moda, el montón de realitys sobre tatuados y tatuadores en la televisión.

El tatuaje tiene interesantes y atractivos orígenes y sus propósitos varían de cultura en cultura y eran usados en ritos, distinción de castas o estatus social, castigos, pactos, rangos de guerreros, marcas y adornos sexuales. Algunos les atribuían valores mágicos con capacidad de protección, y hasta hoy en día se pueden encontrar grupos que se tatúan o se pintan tal como lo hacían sus ancestros especialmente en grupos indígenas que siguen sus tradiciones.

En otros grupos tatuados se encuentran los integristas de grupos usualmente delictivos como los “pandilleros” o los legendarios Yakuza japoneses (mafia o organización criminal japonesa). En el caso de estos últimos, los Yakuza ven en el tatuaje un nexo entre los integristas, es parte de sus identidades y reflejan sus destrezas físicas y espirituales al tatuarse ejerciendo el control y la disciplina requerida por ellos y por el estilo de vida que llevan.

Aun así el tatuaje tiene otros usos, los cuales pueden resolver y hasta mejorar la calidad de vida de muchos, especialmente los que han sufrido quemaduras, cubrir cicatrices visibles en el rostro, lunares, manchas y hasta simular rasgos corporales como el pezón y aureola de senos reconstruidos. Existe también el “maquillaje permanente” para delinear, resaltar o complementar rasgos faciales. En fin, el tatuaje tiene muchos usos, desde decorativos hasta terapéuticos.

Pero ¿qué pasa con los jóvenes en nuestra sociedad que son seducidos a tatuarse en un fenómeno que día a día está tomando un impulso sin un claro propósito? Algunos dirán que es una forma de rebelión, desahogo, fuga o liberación del núcleo familiar o de la sociedad misma. En muchos casos se encontrará que el joven, a través del tatuaje, busca la autonomía sobre su cuerpo o necesita un pilar para su propio ego, sea lastimado o frágil. Es casi como el infante que no puede separarse de su peluche o sábana, artículos que le proporcionan seguridad, familiaridad, confort y estabilidad. Si estas necesidades son satisfechas de forma natural de padres amorosos y responsables, la búsqueda de dependencia casi nunca aparece por un niño o joven en objetos materiales o en este caso, en un tatuaje.

Muchos son los tatuados que tienen historias de abusos sexuales, violencia intrafamiliar, maltratos físicos o psicológicos y abandonos; el tatuaje es una manera de formularse una identidad o exhibir su enojo y descontento y así se convierte en su escudo protector mientras que se puede advertir claramente un contenido con claros mensajes: “Si me quieres ver, tendrás que ver primero mi tatuaje..., yo soy, mírenme, estoy aquí... a mí me gusta... no me gusta...no me miren... yo odio... yo quiero... yo pertenezco, etc.”

Existe un factor el cual dudo mucho que un tatuado haya considerado al momento de decidir tatuarse. Ese factor es que nunca podrá ser donante, ni de sangre ni de órganos... ni a un hermano ni a un hijo, si se da el caso de una tragedia o enfermedad.

El tatuaje es una actividad que hoy día está en su mejor momento... cero tabú y aceptación, pero también es una señal y alarma para que dirijamos nuestra atención y veamos que les falta a nuestros jóvenes y el porqué no encuentran la felicidad sin un tatuaje doloroso.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Traspasan acciones a una fundación EU suspende restricciones a los diarios La Estrella y El Siglo

Eduardo Quirós, presidente del grupo GESE, (centro) fue el encargado de hacer el anuncio al personal de los periódicos la Estrella de Panamá y El Siglo.
LA PRENSA/Luis García

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código