RESPONSABILIDAD COMPARTIDA

De vuelta a clases: Aviva Levy

Ya comenzó la compra de uniformes, útiles escolares y libros. La vuelta a clases para muchos niños es un placer, mientras que para otros es toda una pesadilla. Aun así, hoy día se hace todo lo posible para proveerle al niño una amena estadía en clases, armado de mochilas, loncheras, cuadernos y carpetas con sus colores y personajes favoritos. El encuentro con viejos amigos es, en sí, una alegría, y conocer a nuevos compañeros pondrá al joven ante nuevos retos. Pero los retos no acaban allí, el colegio, los educadores, los acudientes, los padres de familia, todos son parte importante en la formación del niño y del adolescente, por eso, es que debemos dar el ejemplo de lo que es una buena educación, buenos modales, buenas costumbres e inculcar en el joven la capacidad de elegir y tomar buenas decisiones.

Cada año se gradúan muchos jóvenes, supuestamente preparados para ingresar a una nueva realidad: la sociedad. Algunos seguirán estudiando y optarán por una carrera universitaria; otros saldrán de los colegios y se preguntarán ¿y ahora qué? Aquí es donde debemos poner todo de nuestra parte para que estos jóvenes no se gradúen con tal interrogante, inseguridad, incertidumbre, miedo y soledad. En estos casos no solo el sistema educativo entra en juego, sino los acudientes, quienes siempre deben apoyar, aconsejar –con paciencia y cariño– y acompañar al joven en sus años de colegio.

El joven que se gradúa sin haber recibido una justa formación saldrá sin rumbo, tras los pasos de los que ya vivieron desilusiones y luchas perdidas; la mala educación lo dejará sin opciones y vulnerable a la delincuencia y la perdición.

La vida del ser humano no es una ciencia, aunque así esté clasificada. Estudios y experimentos pedagógicos ya se han hecho, a lo largo de los años, llegando a la conclusión de que la educación es uno de los pilares más importantes no solo del desarrollo individual de la persona, sino social. Un pueblo, un país o una comunidad integrada por seres humanos educados será un núcleo fortalecido y productivo, capaz de darle seguridad y bienestar a cada miembro. Esta seguridad puede traducirse en nutrición, economía, salud, justicia, etc. En fin, en todo lo que se requiere para la vida en sociedad.

Cuando llevamos a nuestros hijos a su primer día de clases no pensamos en un mañana, no pensamos en un futuro y tampoco podemos saber que nos espera en ese futuro, pero aun así y como lo dijo un sabio chino: “toda larga caminata, comienza con un solo paso”. Y en esa caminata o recorrido que son los años escolares, los acudientes responsables, los educadores interesados en impartir sus conocimientos y la comunidad entera debemos trabajar juntos para darle al joven la oportunidad de educarse en un ambiente apropiado y tranquilo.

Nuestros intereses y preocupaciones, como país, deben estar centradas en que la juventud panameña tenga una feliz y productiva jornada en este nuevo año escolar que empieza.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código