proceso por corrupción internacional

Agafia, el centro del juicio

El coacusado en el caso por corrupción internacional en Panamá justificó la existencia de Agafia Corp. para cobrar supuestas ‘comisiones’.

Temas:

Paolo Pozzessere (Izq.) y Valter Lavítola son los dos acusados de corrupción internacional en Panamá por los fiscales de Roma.Fotos tomadas de internet Paolo Pozzessere (Izq.) y Valter Lavítola son los dos acusados de corrupción internacional en Panamá por los fiscales de Roma.Fotos tomadas de internet

Paolo Pozzessere (Izq.) y Valter Lavítola son los dos acusados de corrupción internacional en Panamá por los fiscales de Roma.Fotos tomadas de internet

Ricardo MartinelliLA Ricardo MartinelliLA

Ricardo MartinelliLA Foto por: Archivo

Agafia, el centro del juicio Agafia, el centro del juicio

Agafia, el centro del juicio

El ex director comercial de Finmeccanica Paolo Pozzessere defendió ante el Colegio de Jueces de la II sección penal del Tribunal de Roma, presidido por la jueza Adele Rando, la efectividad de la empresa panameña Agafia Corp. como agente comisionista del coloso italiano en los contratos de venta al anterior Gobierno de Panamá de helicópteros, radares y cartografía digital por $250 millones.

Durante su declaración como coimputado junto con Valter Lavítola por corrupción internacional en Panamá, Pozzessere reivindicó la labor de promoción comercial de la empresa -que para los fiscales debía depositar las coimas- y hasta dijo que fue concebida para ejercer esta función en toda Latinoamérica y no solo en Panamá.

El alto exfuncionario de Finmeccanica, que al ser acusado puede mentir en la sede judicial, explicó que pidió a Lavítola que buscara una empresa local en Panamá y que pusiera un equipo a disposición para dar seguimiento a la ejecución de los contratos. Según relató, fue Lavítola quien acreditó a Agafia Corp. ante las filiales de la empresa Selex, AgustaWestland y Telespazio. Con el lenguaje propio de un hombre de negocios de alto nivel, Pozzessere justificó la millonaria comisión del 10% alegando que en “las porcentuales en Centroamérica para agentes comerciales van del 7% al 15%”.

“Agafia Corp. debía ser pagada a medida que a las empresas les iban pagando”, describió. En efecto, los fiscales tienen en su poder facturas -cuyo monto asciende a $2.5 millones- emitidas por Agafia, siguiendo órdenes de Lavítola, relativas a la “comisiones” del 10% que coincidían con los desembolsos del Gobierno de Panamá.

Sombra de Agafia Corp.

Sin embargo, al final de su declaración confesó arrepentirse de haber permitido la contratación de Agafia Corp. y reconoció que siempre pensó que detrás de esta empresa instrumental estaba Lavítola. “Yo estaba convencido de que Lavítola tenía relación con Agafia Corp. porque me hablaba de ella constantemente”, destacó. “Si tuviera que retroceder en el tiempo no contrataría Agafia Corp., lo hicieron mis colaboradores, pero yo no quería que se parara (la compra de Panamá)…”, añadió. 

Asimismo, negó que Agafia Corp. fuera reconducible al expresidente Ricardo Martinelli o alguno de sus funcionarios. Algo esperado por la acusación, ya que admitirlo sería autoinculparse como parte activa de la corrupción. Su estrategia defensiva consiste en afirmar que el contrato de Agafia Corp. con las empresas de Finmeccanica no era una coima ya que era desconocido para los funcionarios panameños.

“No era un problema del Gobierno, era un problema entre la empresa y su consultor”, defendió en declaraciones a La Prensa.

“No es una suma de álgebra como usted está razonando. Para hacer este contrato Finmeccanica invirtió mucho de su propia caja, porque era un contrato importantísimo. No es cierto que hubiera un 10 % del contrato, porque pudo haber una inversión por parte de Finmeccanica ... este 10% no es dinero de Panamá, sino propio”, indicó.

Contradicciones

Estas afirmaciones contradicen de lleno la naturaleza de los contratos descubiertos por los fiscales entre las subsidiarias de Finmeccanica y Agafia Corp. La sociedad anónima panameña se constituyó semanas antes de la firma de los contratos.

En esos contratos se estipula el pago del 10% del monto de las ventas que se iban a hacer a Panamá. En otras palabras, cuando Selex estableció el precio de los radares y AgustaWestland el de los helicópteros y se los presentó para su firma al exministro de Seguridad Pública José Raúl Mulino, ya Agafia Corp. tenía derecho a cobrar el 10% de comisión por esa venta. Igual ocurrió con el precio del contrato firmado por el exministro de Obras Públicas Federico Suárez, y la empresa Telespazio por el mapa digital.

Además, Pozzessere contradijo ayer en el tribunal una afirmación hecha a este periódico seis meses antes en relación a la comisión:

-¿Finmeccanica no pagó los $25 millones previstos?

-No, respondió el acusado.

Entonces, ¿dónde están los $25 millones?

-Ah, no sé.

¿Se los quedó Finmeccanica?

-A ello debe responder Finmeccanica, añadió acelerando el paso y escapando de los periodistas.

Grabación

Cuestionado por el contenido de la conversación grabada por los fiscales que mantuvo con Lavítola [en la que este le confiesa que se va a poner de acuerdo con Martinelli para quedarse con el 35% de Agafia Corp. y su comisión], Pozzessere comentó que la misma fue un “instrumento de presión” porque Lavítola quería abrir una cuenta bancaria en Bulgaria.

“Lavítola quería hacer una cosa que yo no quería hacer.  Me pidió autorizar el pago en una cuenta en Bulgaria. Pero la política de Finmeccanica era que las comisiones se pagaran donde se realizaba el negocio”, dijo. “Durante la conversación no estaba prestando la máxima atención. Él me dijo el nombre de Martinelli, pero no me di cuenta”, añadió.

En la conversación se evidencia que Lavítola tenía intereses compartidos con Martinelli en Agafia Corp.

—Lavítola: Porque te digo algo... al 90% de posibilidades, a menos que suceda otra mier... más, llegaré a un acuerdo con Martinelli.

—Pozzessere: ¡Sí!—Lavítola: ¡Yo me pillo el 35% de esta empresa!—Pozzessere: ¡Oh, sí! —Lavítola: Así que me quedo con el 35% de la comisión. —Pozzessere: Eh, seguro.

Conflicto de intereses

Pozzessere negó cualquier vinculación entre Martinelli y Agafia Corp. y relató que sus colaboradores solo verificaron la composición legal de Agafia Corp. “Si lo hubiera sabido habría sido consciente del delito”, agregó. Sin embargo, obvió decir que la abogada panameña Nedelka Sotomayor, cuyo nombre figura en numerosas directivas de sociedades vinculadas a Gabriel Gaby Btesh y Felipe Pipo Virzi, ambos señalados como conspicuos miembros del denominado “círculo cero” del expresidente Martinelli, fue la encargada de crear esta sociedad.

Compra injustificada

Para desvincularse de las acusaciones del fiscal Paolo Ielo, de tratar de desviar $25 millones, Pozzessere justificó la contratación de Agafia Corp., porque se tradujo en un importante negocio para Finmeccanica haciendo una revelación potente: con la venta a Panamá“por primera vez vendió un sistema integrado para luchar contra el narcotráfico”.

Sin embargo, esto contraviene lo expuesto por Mulino quien alegó que el holding italiano contaba con una consolidada experiencia en material de defensa efectivamente probado en la lucha contra el tráfico de drogas.

De hecho, no existió ningún estudio previo o pliegos de referencia que avalaran la compra ni se tramitó un concurso público. Ni siquiera se pidió la opinión al Servicio Aeronaval sobre la conveniencia de adquirir un sistema de radares fijos; una omisión que Panamá pagó caro, ya que el sistema adquirido no cumple con los objetivos.

Confesiones

Por su parte, el otro imputado, Valter Lavítola, quien hizo declaraciones espontáneas antes los jueces, alegó que no tenía interés en Agafia Corp., pero admitió que “tenía personas de su interés que tenían intereses en Agafia Corp.”.

Y añadió: “esperaba firmar un contrato de consultoría con las empresas de Finmeccanica que no se terminaban de concretar”.

Sin embargo, los fiscales tienen pruebas que evidencian que Lavítola abrió una cuenta bancaria en Bulgaria a nombre de Agafia Corp. en agosto de 2011, tras la visita de lujo de Martinelli a Cerdeña.

Unos días después, la revista Panorama, propiedad de Silvio Berlusconi, publicó un extenso reportaje que apuntaba a las fechorías cometidas por el principal intermediario entre Italia y Panamá y, en consecuencia, según la auditoría de la justicia italiana, Finmeccanica decidió entonces bloquear los pagos a Agafia Corp.

El juicio se reanudará el próximo 21 de abril.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Bomberos sofocaron el incendio.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

REOS Ministerio Público investiga incendio en la cárcel de David

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código