CUMBRE SOBRE EL CLIMA

Alcaldes aumentan presión por acuerdo

Hoy debe quedar listo el borrador sobre el cual los ministros de ambiente deberán definir la próxima semana un pacto final.

Temas:

El compromiso de los alcaldes de utilizar solo energías renovables en sus ciudades para 2050, renueva las esperanzas. El compromiso de los alcaldes de utilizar solo energías renovables en sus ciudades para 2050, renueva las esperanzas.
El compromiso de los alcaldes de utilizar solo energías renovables en sus ciudades para 2050, renueva las esperanzas.

Centenares de alcaldes, estrellas de cine como Leonardo di Caprio o Robert Redford y numerosas oenegés presionaron ayer en París para que las negociaciones sobre el clima no queden encalladas en laboriosas discusiones semánticas.

“Somos capaces de encarar los mayores desafíos, trabajando juntos”, declaró Di Caprio ante los responsables de casi 1000 ciudades congregados en la Alcaldía de París. Nueva York, Río de Janeiro, Madrid, Accra, Sídney... las urbes de los cinco continentes dijeron presente en esta “cumbre” de instancias locales, en la que se comprometieron a que sus ciudades, en las que viven 600 millones de personas, funcionen hacia 2050 con un 100% de energías renovables.

Entre tanto, en Le Bourget, a apenas cuatro estaciones de la línea de cercanías que cruza París de norte a sur, los negociadores de 195 países elaboraban un documento que se agrandaba y achicaba como un acordeón, según los corchetes que se iban poniendo o sacando como reflejo de intereses geopolíticos y económicos en los que se juega nada menos que el futuro del planeta.

El tiempo, sin embargo, apremia, dado que hoy al mediodía se debía entregar un borrador a los ministros que a lo largo de la semana que viene tratarán de dar un contorno definitivo a un acuerdo que pretende limitar el calentamiento global a un máximo de 2º C respecto a los niveles de la era preindustrial.

Las líneas de fractura son las tradicionales: la financiación, el carácter vinculante de un acuerdo y sus mecanismos de verificación.

La cuestión de la financiación opone los países del norte industrializado, los mayores emisores históricos de gases de efecto invernadero, a los del sur, los principales afectados por el calentamiento global.

Los industrializados se habían comprometido en 2009 a movilizar a partir de 2020 fondos públicos y privados por un total de 100 mil millones de dólares anuales, para ayudar a los países pobres a adaptarse a las consecuencias del calentamiento global y a asegurar su transición hacia energías verdes.

Pero la procedencia y la atribución de esos fondos son por el momento cosas poco claras u objeto de controversias.

El propio secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, tomó el jueves cartas en el asunto e instó desde Nueva York a los industrializados a “reconocer la responsabilidad que les corresponde”.

El calentamiento global acentúa la frecuencia y la intensidad de huracanes, sequías e inundaciones y amenaza la existencia misma de Estados insulares del Pacífico, a causa de la subida del nivel del mar.

Por eso, varios expertos recomendaron ayer viernes a los negociadores de París que el acuerdo incluya la noción de “refugiados climáticos”.

Según el Observatorio de Situaciones de Desplazamiento Interno (IDMC), una oenegé noruega, en promedio unos 26 millones de personas debieron dejar sus tierras cada año entre 2008 y 2014 a causa de fenómenos climáticos o meteorológicos extremos.

La conferencia del clima se inauguró el 30 de noviembre en presencia de 150 jefes de Estado y de gobierno, que buscaban de ese modo exorcizar el fantasma del fracaso de la COP15 de 2009 en Copenhague.

También alentaba a cierto optimismo el hecho de que Estados Unidos y China, las dos mayores economías y los dos mayores contaminadores del planeta, hubiesen presentado metas de reducción de gases de efecto invernadero.

Pero las contribuciones que cada país se dijo dispuesto a hacer se revelaron insuficientes para limitar el calentamiento global a dos grados, un tope que los países más amenazados quisieran reducir a 1,5.

“Los negociadores y los ministros tienen que estar a la altura del impulso dado por los jefes de Estado y de gobierno. Y por el momento, las cuentas no están dando”, dijo ayer viernes el ministro francés de Relaciones Exteriores y presidente de la COP21, Laurent Fabius.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código