CARRERA POR LA CONTRALORÍA

Bernabé Pérez: candidato con historia

En el pasado, el aspirante a ser contralor, nominado por el PRD, se ha inclinado por amnistías en vez de promover juicios para los acusados de peculado.

Temas:

Bernabé Pérez ha sido visto en el pleno de la Asamblea Nacional cabildeando a fin de obtener los votos para ser contralor. A su lado, el diputado Leandro Ávila, quien perdió en las elecciones internas para ser candidatizado por su partido. LA PRENSA/Jorge Fernández. Bernabé Pérez ha sido visto en el pleno de la Asamblea Nacional cabildeando a fin de obtener los votos para ser contralor. A su lado, el diputado Leandro Ávila, quien perdió en las elecciones internas para ser candidatizado por su partido. LA PRENSA/Jorge Fernández.
Bernabé Pérez ha sido visto en el pleno de la Asamblea Nacional cabildeando a fin de obtener los votos para ser contralor. A su lado, el diputado Leandro Ávila, quien perdió en las elecciones internas para ser candidatizado por su partido. LA PRENSA/Jorge Fernández.

La vida pública de Bernabé Pérez Frachiola –el candidato a contralor general por el Partido Revolucionario Democrático (PRD)– fue polémica desde que comenzó, allá cuando fue elegido legislador de la República (1994-1999) por el partido que fundó el cantautor Rubén Blades: Movimiento Papa Egoró (MPE).

Desde el inicio, su fidelidad a los principios de su partido fue cuestionada por la alta dirigencia de su propio colectivo político. Incluso, sus posturas legislativas fueron tan polémicas como su candidatura al cargo de contralor, surgida tras una reciente elección interna del PRD y cuya legitimidad está en duda por versiones –emanadas de las entrañas mismas del PRD– que apuntan a que detrás de su postulación hubo dinero de por medio.

En medio de esta polémica, la junta directiva de Cambio Democrático (CD) –que lidera el expresidente Ricardo Martinelli– aprobó una resolución en la que comunicó a los diputados de su bancada que no deben respaldar al candidato propuesto por la bancada del Partido Panameñista ni del Partido Popular para el cargo de contralor general de la República de Panamá y el subcontralor de la República.

En otras palabras, ello supondría –no existiendo un candidato de CD– que la bancada del expresidente Martinelli votaría a favor de Bernabé Pérez, pues parece poco probable que respalde otros candidatos independientes.

La elección de una exempleada de Martinelli, cuya gestión ha sido duramente cuestionada a todos los niveles, no habla bien de los criterios que tuvo en cuenta CD para elegir a Gioconda Torres de Bianchini, una funcionaria que no tuvo reparos en firmar polémicos contratos, entre ellos, miles de compras con sobreprecios en el Programa de Ayuda Nacional (PAN), solo por mencionar una institución.

Es por ello que el próximo contralor deberá abrir incontables procesos de investigación a exfuncionarios de la administración de Martinelli, quienes empiezan a ser señalados como deshonestos y derrochadores del erario.

¿Bernabé Pérez los investigará? Sus actuaciones en el pasado distan mucho de ello. Por el contrario, ha favorecido la impunidad.

TRANSFUGUISMO

Pérez fue un disidente de su partido, y practicó el transfuguismo, al menos, ideológico. No había cumplido un año como legislador cuando Pérez comenzó a exponer posiciones distanciadas a las de un partido que se definía antimilitarista, cuyos miembros estaban convencidos de que había que hacer justicia contra esos civiles y militares acusados de violaciones de derechos humanos y de peculado.

Pérez, contrario a estos principios de su partido, mostraba una sostenida simpatía por las posturas del entonces partido oficialista, el PRD, con Ernesto Pérez Balladares al frente del Ejecutivo. Esa simpatía terminó por concretar su inscripción en el PRD tras culminar su período como legislador. Pero antes, hizo varios favores.

Teniendo en cuenta su pasado, su afinidad sería con los diputados tránsfugas del partido en el que está inscrito (el PRD), esos que saltaron a Cambio Democrático en años recientes.

Impunidad

¿Cuáles fueron esas posturas contra su partido y a favor del PRD cuando era legislador de Papa Egoró?

En abril de 1995 –por ejemplo– Pérez dijo en la Asamblea Legislativa (hoy Nacional) que su partido había planteado un documento para aprobar una ley de amnistía. Incluso, llegó a señalar expresamente a uno de los beneficiarios directos: el coronel retirado Marcos Justine, quien a la sazón estaba acusado de haber perpetrado un peculado de 78 millones de dólares en perjuicio del Banco Nacional de Panamá.

Antes de votarse en segundo debate este proyecto de ley, Pérez declaró a los medios que la amnistía era una petición que había hecho su partido, Papa Egoró.

Pero el entonces secretario general de Papa Egoró, Raúl Leis (q.e.p.d.) lo desmintió: “Creemos necesaria una amnistía para los delitos estrictamente de carácter político, y que se proceda, mediante ley, a juzgar y a sentenciar en plazo perentorio a todos los acusados por violación de los derechos humanos, delitos de sangre y lesiones al patrimonio del Estado”.

Pérez fue el único legislador de oposición que aprobó el proyecto de ley de amnistía en segundo debate, y nada menos que en un madrugonazo, cuando la totalidad de sus colegas de oposición se habían retirado del pleno en protesta por el hecho.

Ese proyecto disponía de otro artículo tan o aún más escandaloso que la propia amnistía: todos los bienes –decía– que hayan sido aprehendidos o incautados por el Ministerio Público y la DRP [Dirección de Responsabilidad Patrimonial, por entonces, una dependencia de la Contraloría] deberán ser devueltos inmediatamente a sus “dueños”.

El expresidente Guillermo Endara (q.e.p.d.) llegó a declarar que en la aprobación de esta ley “la plata se está moviendo” y que no podía pensar otra cosa que gente de Papa Egoró habría recibido dinero por sumarse al PRD para aprobar el polémico proyecto de ley.

IMPUNIDAD

Jorge Gamboa Arosemena –también dirigente de Papa Egoró en ese entonces– declaró que esa postura de Pérez “nos pone en la picota pública, en el sentido de que la población ve que nos acercamos al PRD y al militarismo, cuando en verdad la membresía de Papa Egoró es civilista, antiperredé y antimilitarista [...] Con esas declaraciones, Pérez lo que hace ver es que no respeta los votos que lo llevaron a la curul, que fueron los votos por la justicia y no por la impunidad”, puntualizó Gamboa.

“Impunidad”. Esta es la palabra clave. Si es por su diligencia para perseguir el delito de peculado, Bernabé Pérez no se ajustaría al perfil del contralor que exige hoy la sociedad panameña.

De hecho, su perfil tendría mucho más en común con la actual contralora, Gioconda Torres de Bianchini, que poco o nada ha hecho en esa dirección.

En junio de 1995, Pérez volvió a enfrentar a su partido cuando votó a favor de otro proyecto de ley promovido por el PRD y que su partido había adversado e, incluso, hasta pedido expresamente que votaran en su contra.

Una vez más, Pérez desplegó una postura que, llevada al presente, se parece a la de diputados del PRD que votaban en contra de directrices de su dirigencia, como en el caso de Raúl Pineda, acusado por sus propios copartidarios de actuar a favor de Cambio Democrático.

Pérez llegó a apoyar la polémica Sala Quinta de la Corte Suprema de Justicia, derogada luego en la administración de Mireya Moscoso.

Dadas estas posturas públicas, Pérez y otros dos legisladores de Papa Egoró fueron blanco de continuas solicitudes de expulsión o revocatoria de mandato, señalados de ser infiltrados del PRD, aunque tales peticiones nunca prosperaron.

Pérez terminó apoyando la postulación de Martín Torrijos a la Presidencia de la República en enero de 1999, y aún siendo legislador de Papa Egoró, y en contra de una recomendación que había hecho Rubén Blades –fundador del partido– de apoyar a la entonces candidata Mireya Moscoso.

La recompensa a su apoyo al PRD vino seis años después, ya que en 1999, Torrijos perdió las elecciones presidenciales. En 2005, Torrijos lo nombró “asesor”, pero con funciones en la Contraloría, ya que era el delegado de Dani Kuzniecky en las reuniones de directiva de la Autoridad de la Región Interoceánica (ARI), donde una año antes, Pérez quiso ser administrador. Su contrato no fue renovado en 2007.

Al tiempo que fue asesor de Torrijos y Kuzniecky, en 2006 se convirtió también en asesor ad honórem del hoy secretario general del PRD, Carlos Pérez Herrera, cuando este fue electo presidente del Consejo Municipal de Panamá.

En su perfil de Twitter, Pérez dice ser exlegislador, ex asesor presidencial, exasesor del Contralor y del Presidente del Consejo Capital, ingeniero civil, empresario e hípico. ¿Agregará contralor general de la República? Eso lo decidirá el PRD y CD.

Votos de CAMBIO DEMOCRÁTICO también cuentan

Bernabé Pérez cabildea en la Asamblea Nacional para procurarse los votos que aseguren su elección como contralor. Eso incluye los votos de diputados que su partido adversó con vehemencia en las elecciones pasadas y que posiblemente sean objeto de investigaciones por parte de la Contraloría.

 “Todos están buscando los votos de CD [Cambio Democrático] –dijo– y que nosotros no lo podamos buscar eso es no reconocer que el pasado 4 de mayo, el partido CD quedó con una representatividad verdadera dentro de la vida política nacional.

Eso es completamente cierto y nadie puede tapar el sol con la mano”. Pérez insistió en que “CD es parte de la vida política nacional, le guste o no le guste a una parte de la población... Tiene 20 curules en la Asamblea, sin hablar de las 11 curules que todavía están dirimiéndose por el Tribunal Electoral.

Entonces, decir que CD no es parte de la vida política nacional es un completo y craso error”. Interrogado sobre el rumor de que hubo dinero en la elección interna del Partido Revolucionario Democrático (PRD) para elegirlo a él, Pérez se mostró confuso: “Yo no entiendo la pregunta... y le voy a responder: la candidatura nuestra, la que yo represento, corresponde exclusivamente a una decisión de la bancada del Partido Revolucionario Democrático, que es avalada y respaldada por el Consejo Directivo Nacional. En ese evento asistieron 25 [diputados] y todos votaron de forma secreta, como lo establecen los reglamentos del partido. Eso es todo lo que yo le tengo que decir sobre mi candidatura”.

En relación a las posturas adoptadas por él cuando fue legislador (1994-1999), cuando apoyó proyectos de ley de amnistía para militares acusados de peculado y violación de derechos humanos, el candidato del PRD fue esquivo, pero insistente: “Todas las investigaciones que tengan que hacerse se van a hacer –afirmó–;la Contraloría tiene un departamento de auditoría y otro de denuncia ciudadana.

Todo lo que se tenga que investigar se va a investigar, ya sea por gestión propia de la institución o por una denuncia ciudadana que interpongan personas u organismos en debida forma, por supuesto. Los derechos de todos se van a respetar de acuerdo a lo que estipula la ley, pero si esto es una función del contralor es una función que se va a ejercer con rigurosidad”.

Mary Triny Zea

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código