REGRESo A MINNESOTA

Bienvenido, Carew

El panameño realizó el lanzamiento de honor en su primera aparición en la casa de los Mellizos tras recibir un trasplante de corazón y riñón.

Temas:

Rod Carew repite su recordada imagen en segunda base al quitarse el casco para saludar a los aficionados en el Target Field, en Minnesota. CORTESÍA Rod Carew repite su recordada imagen en segunda base al quitarse el casco para saludar a los aficionados en el Target Field, en Minnesota. CORTESÍA

Rod Carew repite su recordada imagen en segunda base al quitarse el casco para saludar a los aficionados en el Target Field, en Minnesota. CORTESÍA Foto por: Tom Wallace-Star Tribune

Carew conversa con el lanzador Ervin Santana, de los Mellizos, previo al homenaje. Carew conversa con el lanzador Ervin Santana, de los Mellizos, previo al homenaje.

Carew conversa con el lanzador Ervin Santana, de los Mellizos, previo al homenaje.

Seis meses después de recibir un nuevo corazón y riñón, Rod Carew volvió a su primera casa.

Carew fue homenajeado ayer por los Mellizos de Minnesota en el marco del primer partido de la serie ante los Angelinos de Los Ángeles en el Target Field.

“Siempre es bueno regresar a casa”, destacó Carew.

Vestido con la camiseta blanca de los Mellizos y con su número 29 en la espalda, el considerado como uno de los mejores bateadores en la historia de las Grandes Ligas realizó el primer lanzamiento en la previa del encuentro entre los dos equipos donde jugó el siete veces campeón bate de la Liga Americana.

Firme y sin ningún tipo de ayuda, el panameño, de 71 años de edad, se paró unos pies por delante del montículo y lanzó la pelota a su excompañero de equipo Tony Oliva para los aplausos de los miles de aficionados presentes en el estadio.

“Cada vez que regreso a Minnesota me siento como si estuviera volviendo a casa, porque era un niño cuando empecé mi carrera aquí”, destacó Carew en declaraciones en conferencia de prensa previo al homenaje especial.

Tenía apenas 21 años cuando hace 50 años ganó el premio al Novato del Año de la Liga Americana con Minnesota, en la temporada de 1967.

Los Mellizos honraron al miembro del Salón de la Fama con una ceremonia en la antesala al partido, donde presentaron el título de Jugador Más Valioso que ganó hace cuatro décadas en la temporada de 1977.

Para Carew fue su primera visita a Minnesota tras recibir un trasplante de corazón y riñón en diciembre del año pasado.

El bateador izquierdo tuvo que primero superar un fuerte ataque al corazón que sufrió en septiembre de 2015, que lo dejó necesitado de una máquina especial que le ayudaba a bombear sangre por el cuerpo hasta que fue operado meses más tarde.

En honor a la carrera y vida del hasta ahora único panameño en Cooperstown, los Mellizos y Angelinos lucieron un parche en el pecho con el logo de la Fundación Heart of 29 justo arriba de las letras del equipo.

“Durante mis 19 años que jugué en las Grandes Ligas, tuve la oportunidad de ganar algunos premios, pero hay una cosa que siempre les digo a las personas”, dijo Carew.

“No se trata de los siete títulos de bateo que gané, o el premio al Jugador Más Valioso, o el Novato del Año, fue el día que estaba jugando en el viejo Met Stadium contra los Medias Blancas, y los fanáticos me ovacionaron con aplausos de pie en seis ocasiones distintas durante el partido. Yo apenas era un niño cuando vine aquí, ellos me vieron crecer, y siguieron mi carrera, y ese era un día muy especial, porque estaba haciendo algo que nadie desde Ted Williams había podido hacer y eso fue un tremendo honor”, explicó Carew sobre aquella mágica temporada hace 40 años, cuando estuvo cerca de batear por encima de .400, algo que nadie ha hecho desde Williams en 1941.

Esa tarde del 26 de junio el número 29 remolcó seis carreras con cuatro hits y los Mellizos vencieron a los Medias Blancas 19 a 12 en un partido que dejó el promedio del panameño en .403, según recordó un video en homenaje a dicha temporada del panameño que presentaron ayer en el Target Field.

En ese año Carew terminó con promedio de .388, producto de 239 imparables y empujó 100 carreras y anotó otras 128 para coronar una gran temporada.

En su lanzamiento de honor, su excompañero Tony Oliva fue el encargado de apañar el tiro.

“Tony fue como un hermano mayor para mí”, confesó. “Fuimos compañeros de cuarto como por 10, 11 años, es una de las personas más agradables que puedas conocer”, agregó.

En la rueda de prensa previo al homenaje, Carew estuvo acompañado por su esposa Rhonda, y ambos hablaron sobre el trabajo en la Fundación Heart of 29 y en la necesidad de levantar conciencia sobre temas relacionados al corazón.

También los primeros 10 mil aficionados que ingresaron al estadio recibieron un póster con la foto del panameño cuando fue portada de la revista Time por la mágica temporada de 1977.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código