BRASIL. RoussefF enfrenta al cancerbero.

Corrupción carioca, al ritmo de samba

En sus ocho meses y medio de gestión, Rousseff ha destituido a cuatro ministros por supuesta corrupción. La ciudadanía exige castigos ejemplares.

Dilma Rousseff, presidenta de Brasil, tiene bien ganada su fama de “mujer dura y tenaz”. Desde que asumió el cargo en enero de 2011 tenía bien claro que la lucha contra la corrupción es una buena bandera para ganar imagen, en especial con la clase media que, según escribió el periodista Juan Arias de ElPaís.com, será mayoría en el año 2014.

“Rousseff sabe que no cuenta con el carisma personal de Lula da Silva. Sabe que la lucha contra la corrupción podría ser su mejor bandera. Sobre todo porque es esta nueva clase media la que no parece dispuesta a cerrar los ojos ante el asalto a las arcas públicas”, publicó el periódico.

LIMPIEZA

La última baja de la temporada de “caza de corruptos” fue el ministro de Turismo, Pedro Novais. Es el cuarto ministro que sale del Gobierno este año por supuestos malos manejos de los fondos públicos del gigante suramericano.

Como es usual en estos casos, Novais, de 81 años, negó los cargos. Observador Global reporta que “ese ministerio [Turismo] enfrenta una investigación por desvíos millonarios de dinero público, y la policía ordenó, a comienzos de agosto, la detención de 38 personas vinculadas a esa cartera, entre ellas su número dos. Novais había logrado hasta ahora sobrevivir en el cargo, desvinculándose de las acusaciones”.

Antes del titular de Turismo, la Presidenta brasileña había entregado tarjeta roja a Wagner Rossi, de la cartera de Agricultura. Tuvo que renunciar al cargo por presuntos malos manejos y sus relaciones con una empresa agraria.

En el camino también cayeron los ministros de Transporte, Alfredo Nascimento, y el influyente Antonio Palocci, acusado de un “apresurado” enriquecimiento ilícito cuando era diputado y asesor político en la campaña de Rousseff.

“La Presidenta perdió también en agosto al ministro de Defensa, Nelson Jobim, quien se vio forzado a dimitir tras criticar a otros miembros del Gabinete”, señala Observador Global.

DESCONTENTO

En tanto, el diario La Gaceta da cuenta de multitudinarias manifestaciones públicas la semana pasada para exigir castigo para los corruptos, que al parecer en Brasil y otras partes del mundo se multiplican con la misma velocidad que los conejillos de Indias.

Según el despacho, en la capital, Brasilia, unas 2 mil personas lavaron y cepillaron la mugre –de manera simbólica– a la sede del Congreso Nacional, el Ministerio de Agricultura, el Gabinete Civil y de Transportes.

Sao Pablo no se quedó atrás. Cientos de personas sin banderías políticas, con sus caras pintadas, marcharon por la ciudad gritando a todo pulmón: “no es broma, en el Congreso solo hay político ladrón”.

“El movimiento ganó fuerza después de que la Cámara de Diputados absolviera a la legisladora Jaqueline Roriz, quien fue filmada recibiendo un soborno por parte de un empresario en Brasilia”, destaca el diario La Gaceta.

FUERA DEL JUEGO

Luis Tejero, corresponsal en Río de Janeiro de El Mundo.es, publicó una nota que indica: “Brasil se dispone a erradicar la corrupción de todos los rincones del poder”.

Bajo la presión de una iniciativa popular impulsada por un millón 600 mil firmas y 44 organizaciones sociales, los diputados y senadores no han tenido más remedio que aprobar un proyecto de ley que impedirá presentarse a las elecciones a los políticos condenados por escándalos.

Jorge Hage, ministro jefe de la Contraloría General de la Unión, admite que se ha avanzado mucho en la lucha anticorrupción, pero considera que las avenidas de la impunidad siguen abiertas por las trabas procesales que permiten una infinidad de recursos legales.

Por ahora, Rousseff tiene la sartén por el mango.

class="mce"> >> ´La corrupción en mayúscula´

En Brasil la corrupción ha dejado de ser una secuencia de delitos aislados que se renuevan con los cambios de gobierno y se olvidan con el paso del tiempo. Por eso tiene un “Museo de la Corrupción”. El sitio digital 20minutos.es describe muy bien a la particular empresa: “Pasen y vean. La corrupción en mayúscula ha llegado. Corrupción política, empresarial, nepotismo agudo. Pasen y lean. A golpe de clic, los casos más sonados en el corruptómetro brasileño. Fugas surrealistas con dinero en los calzoncillos. Sobornos superlativos. Sobrefacturación de dinero público. Y un amplio etcétera que se remonta hasta el día del descubrimiento de Brasil, el 22 de abril de 1500”. Luis Octavio de Lima, uno de los encargados del museo, dice que los brasileños (como sucede en otros países) ya estaban acostumbrados a que “un nuevo escándalo hace olvidar el anterior”, pero el museo mantiene en la memoria vivos los hechos y los personajes corruptos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código