CRIMINALIDAD EN PANAMÁ OESTE

Extranjeros se protegen

A Radjan Fridman, quien nació en Israel hace 54 años, lo despertó el sabor de algo metálico que de forma brusca sintió en su boca, y al abrir sus ojos vio a un hombre enmascarado que lo tenía encañonado con un arma de fuego.

Lentamente miró a su lado y estaba su esposa Helena, de nacionalidad canadiense, amenazada por otro encapuchado que le tenía una pistola en su cabeza.

Eran casi las 2:00 a.m. del pasado 17 de septiembre cuando cinco sujetos encapuchados y armados ingresaron a la propiedad de los Fridman, localizada en Los Yerbos, San Carlos, Panamá oeste, envenenaron a los dos perros rottweiler y aturdieron al vigilante privado.

Luego cortaron los barrotes de una de las ventanas e ingresaron a la casa donde la pareja dormía junto con su pequeño nieto.

“Queremos todo el dinero y las joyas o matamos al niño”, le dijo uno de los delincuentes a Fridman.

Los antisociales estuvieron casi dos horas en la residencia, en las que comieron de todo lo que había en el refrigerador, mientras sus víctimas permanecían atadas de pies y manos y sus rostros contra el suelo.

Al final, los facinerosos se apoderaron de casi 80 mil dólares en prendas, artículos finos y dinero en efectivo que tenían los Fridman, y escaparon en dos automóviles que estaban estacionados afuera de la residencia.

Luego de varias llamadas a las líneas de seguridad del 911 y 104 por parte de las víctimas, una patrulla de la Policía llegó al sitio 45 minutos después de la fuga de los antisociales.

Por ahora no hay detenidos en este caso que investiga la personería municipal de San Carlos. El caso de los Fridman es parte de otros 40 expedientes reportados este año sobre robos y hurtos a residentes de este sector.

VIGILANCIA PRIVADA

Acciones delictivas como esta, en las que han sido víctimas extranjeros residentes en sectores playeros de Panamá oeste y Coclé, han generado la creación de un grupo de vigilantes privados para protegerse de esta ola de violencia, explicó Robert Brown.

Brown, de nacionalidad canadiense y quien reside en Panamá desde 2007, es el presidente de la fundación Neighbors Helping Neighbors (NHN), la cual tiene como finalidad proteger y asesorar a las víctimas de delitos en este sector del país.

Explicó que la iniciativa nació luego de que una pareja de amigos suyos, también canadienses, fue asaltada en su residencia en Playa Blanca, Farallón, en mayo de 2012 por tres antisociales armados con cuchillos.

Añadió que luego de este asalto, en el que una de las víctimas resultó herida, los afectados no tenían idea de cómo presentar la denuncia ante las autoridades por falta de asesoría. El no hablar español también se constituía en una barrera para comunicarse.

Ante esta situación, destacó Brown, la pareja de Canadá pensó en dejar el país porque estaba aterrorizada por lo que había pasado. No obstante, dijo que relató lo ocurrido en su página de Facebook y que en menos de 24 horas unas 100 personas contestaron al llamado y pudieron recolectar más de mil dólares que sirvieron para sufragar gastos hospitalarios y otras deudas de la pareja asaltada.

“Fue así como nació la idea de crear esta agrupación para protegernos de los delincuentes”, expresó.

Brown indicó que hasta el momento unos mil 200 residentes, entre extranjeros y panameños de los sectores playeros de Chame, San Carlos, Santa Clara y Antón, se han sumado a esta agrupación sin fines de lucro.

Sostuvo que desde su creación, en junio de 2012, se han contabilizado 63 casos entre robos y hurtos a propiedades, asaltos a personas, heridos con arma de fuego, violaciones carnales y dos secuestros (de estos últimos casos, las víctimas fueron canadienses residentes en Coronado).

Como parte de las acciones para resguardarse de la criminalidad, NHN ha puesto en ejecución la línea caliente No. 65993122 que sirve para solicitar apoyo policial y de cualquier otra emergencia, las 24 horas del día para los agremiados, de los cuales se cuenta con un banco de datos con todas sus generales y la ubicación de sus residencias, manifestó.

Destacó que se tiene planeado anexar a este sistema de vigilancia y protección privada al grupo “Alto al crimen” que opera de igual forma en Boquete, Chiriquí.

El presidente de NHN informó que las llamadas a esta línea caliente son recibidas por personas que hablan español e inglés, por lo que el idioma no será un impedimento para hacer y recibir las denuncias.

“Nosotros vamos a poner a disposición de nuestros agremiados, detectives privados, abogados y fondos para colaborar en las investigaciones, asesoría y gastos en los que incurran las víctimas de los delitos” recalcó.

También, como parte de estas estrategias, los miembros de NHN sostuvieron una reunión el pasado 20 de septiembre en Playa Blanca, Farallón, en la que participaron autoridades judiciales y de seguridad del país.

En esa conversación, señaló Brown, estuvieron la procuradora de la Nación, Ana Belfon; el magistrado de la Corte Suprema José Ayú Prado; el fiscal auxiliar, Marcelino Aguilar; el viceministro de Seguridad, Manuel Moreno; el administrador de la Autoridad de Turismo, Salomón Shamah; el jefe de la zona policial de Panamá oeste, Domingo Espítia, y funcionarios de la Dirección de Investigación Judicial (DIJ).

Fuentes de la Policía Nacional informaron que allí se aprobó aumentar el pie de fuerza de esta institución para vigilar los sectores playeros aledaños a San Carlos y Chame, con el apoyo de nuevos vehículos.

Mientras que el fiscal auxiliar, Marcelino Aguilar, detalló que aproximadamente en dos semanas los distritos de San Carlos y Chame contarán con una subregional de la Agencia de Instrucción Delegada de la Fiscalía Auxiliar, según un comunicado del MP.

“De esta manera se reforzará la operatividad en las diligencias judiciales y se evitará que el hampa se apodere de esta comunidad, en donde el turismo está en crecimiento”, dice el documento.

Fuentes del Órgano Judicial señalaron que la presencia del magistrado Ayú Prado era para ilustrar a los residentes sobre las formas de presentar las denuncias en las jurisdicciones donde aún se aplica el antiguo sistema inquisitivo y donde ya esta en función el nuevo sistema penal acusatorio.

De igual forma, trascendió que hoy se llevará a cabo otra reunión entre directores administrativos y jefes de seguridad privada de los seis complejos hoteleros de playas que operan entre Farallón y Río Hato en Coclé, con la Policía Nacional, para tratar el asunto del incremento de la delincuencia en esta área del país.

Según el jefe de la zona policial de Coclé, comisionado Miguel Ávila, la delincuencia ha aumentado en Farallón y Río Hato de tal manera, que esta última comunidad es considerada como “área roja” del interior del país.

Dos cenas llenas de terror

El hotel restaurante Los Toros, ubicado en San Carlos, ha sido víctima de dos asaltos a mano armada este año en menos de tres meses. En estos dos atracos los delincuentes se ha apoderado de más de 80 mil dólares entre efectivo, prendas y artículos personales de las víctimas. No hay nadie detenido hasta el momento. Carlos Sanat, abogado del propietario del local turístico, informó que en ambos robos los asaltantes penetraron al lugar a las 10:00 p.m., usando pasamontañas y portando arma de fuego y arma blanca.

El primer asalto ocurrió el 15 de febrero pasado cuando se encontraban cenando nueve extranjeros de nacionalidades estadounidense y canadiense. Los delincuentes amordazaron a los clientes y a los empleados, y le exigieron al dueño Joseph Candom Wilmoth que abriera la caja fuerte. “Todo bajo control, jefe”, dijo uno de los ladrones al contestar una llamada que le hicieron en medio del asalto.

Para amedrentar a las víctimas, los delincuentes cortaron en uno de los brazos al cocinero del local. Este asalto duró unos 30 minutos y los malhechores escaparon en el auto de una de las víctimas, el cual abandonaron en Antón. Esta situación se repitió el 28 de mayo pasado, cuando cinco estadounidenses jubilados se hallaban cenando en ese mismo restaurante con el propietario y fueron sorprendidos por cinco encapuchados armados que los ataron de pies y manos con cables.

Eran también las 10:00 p.m., y los cinco antisociales vestían ropa negra y capucha, según las investigaciones. Al igual que en la ocasión anterior, los delincuentes fueron directo a donde estaba la caja fuerte, pero esta vez no pidieron al propietario que la abriera, sino que la llevaron con ellos. El asalto duró media hora.

José Otero

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código