Obarrio

Temas:

Antes de ser  Obarrio, la urbanización se llamaba Juan Franco y fue fundada en 1957. Luego el  hipódromo de la ciudad fue  denominado con el mismo nombre.

El Hipódromo Juan Franco quedaba donde hoy están las Galerías Obarrio. Allí fue asesinado a tiros al presidente José Antonio Remón Cantera el 2 de enero de 1955. Quienes vivían cerca -en Campo Alegre o El Cangrejo- escucharon los disparos claramente.

EL HIPÓDROMO

La finca donde estaba el hipódromo Juan Franco pertenecía a Nicanor A. De Obarrio, según indica Harry Castro [La Prensa, 7/6/2000].

El hipódromo lo fundó la familia Obarrio, Tomás Gabriel Duque y un grupo de inversionistas, según recuerda Jaime Pino -quien mantuvo amistad con el fallecido Remón Cantera- que al principio era privado y luego fue comprado por el gobierno.

Otra memoria que viene su mente, es que por donde ahora está el Minimax y sus alrededores, no había nada, sino los exteriores del hipódromo. En la calle donde está la farmacia Arrocha estaban ubicados los establos y cerca habían algunas cantinas.

El hipódromo funcionó entre 1922 y 1956, y tenía un Club House, en donde fue asesinado Remón, de acuerdo con Pino. También estaba la Tribuna Principal y la otra tribuna.

El primer gerente del nuevo hipódromo fue Alberto “Pitín” De Obarrio, que también fue el último gerente del Juan Franco.

NACE OBARRIO

Con la expansión de la ciudad de Panamá, el terreno del hipódromo quedó en medio de las  nuevas áreas urbanas de desarrollo.  Ante esta perspectiva dichos terrenos fueron transformados en una urbanización para familias de mediano y alto poder adquisitivo.

Los lotes ubicados a lo largo o cercanos a la Vía España y a la Vía Brasil fueron destinados a edificios comerciales y residenciales de alta densidad, mientras que las manzanas centrales a viviendas unifamiliares de alto costo, según un informe preparado por los arquitectos Álvaro Uribe y Manuel Trute en 2008.

UN BUEN LUGAR

María Elena de la Guardia vive en Obarrio desde hace 33 años y dice que el barrio es un buen sitio para vivir, pero ha cambiado. “Antes sabías quién era tu vecino, ahora esto se ha perdido por los comercios”. Lo mismo comparte Lucía Stratmann con 12 años de residencia y María Eugenia Molina, quien vive allí desde hace 24 años.

El residente Juan David Bárcenas  dice que a pesar de vivir al lado de la Calle 50 disfruta de que es un área céntrica y que no se escucha el ruido.

Bárcenas explica que otro beneficio es que en su calle se encuentra el parque Héctor Montemayor, “el cual es visitado por los niños del barrio”, así como el parque Harry Strunz, “que es muy agradable” porque tienen canchas de baloncesto, tenis y máquinas para hacer ejercicio.

Otra residente del edificio San Gabriel también mencionó el parque como otra ventaja,  utilizada a diario por niños y deportistas, aunque considera que “deben colocarle más luminarias y darle más mantenimiento a las canchas”.

Estas canchas son administradas por la Junta Comunal de Bella Vista. “La cancha de fútbol la recibimos del Programa de Desarrollo Comunitario (Prodec), pero no fue bien construida y está deteriorada”, explica Ricardo Domínguez, el representante de corregimiento de Bella Vista.

“Como Junta Comunal no puedo aportar más dinero para el parque; hay que esperar lo que suceda con la construcción de los estacionamientos soterrados”.

Bárcenas y la residente del edificio San Gabriel dicen que con la eliminación de los “diablos rojos” y con la incorporación del Metrobus su calidad de vida ha mejorado porque disminuyó el ruido y el smoke.

ASOCIACIÓN EN CONTRA DE LA ZONIFICACIÓN

Lucía Stratmann es la presidenta de la Asociación de Propietarios y Residentes de Obarrio, con personería jurídica desde el 12 de marzo de 2008.

La vecina explica que la sociedad fue creada por un grupo de vecinos preocupados por el otorgamiento de cambios de zonificación lote por lote.

Esto debido a que en la Gaceta Oficial del 3 de abril de 2012, Resolución 172-2012 el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial creó códigos de zona comercial y residencial de alta densidad para Obarrio.

“Nos mantenemos alerta para que estos cambios afecten en el menor grado posible la calidad de vida de nuestros residentes”, señala. Stratmann explica que los cambios de zonificación son otorgados arbitrariamente y sin la debida consulta. El director de Ordenamiento Territorial, Rubén Aguilar indicó que estudio del Plan Parcial del sector de Obarrio se llevó a Audiencia Pública el día viernes 10 de febrero de 2012, “para tal efecto se cumplió con la publicación en un periódico del país por tres días”. Aguilar dijo también en el expediente está el listado de las personas que participaron en la consulta pública.

Al respecto, Domínguez manifiesta que lastimosamente Obarrio sufrió los cambios de zonificación en casi todo el barrio. “En este país se construye, se hace el negocio y después se hace el cambio de zonificación”. La historia de muchos barrios de la ciudad de Panamá.

COMERCIOS NO DESEADOS

Con el cambio de zonificación del barrio a comercial, surge un exceso de comercios. 

María Eugenia Molina afirma que en Vía España hay varios lotes diseñados para comercios de alta densidad, “pero quieren comprar el lote de una casa, piden el cambio de suelo y el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial les da la más alta”.

La ciudadana añade que el incremento de comercios daña la fachada a las pocas casas con diseño original. 

Lucía Stratmann, María Eugenia Molina y María Elena de la Guardia contaron sobre una abarrotería en la avenida Samuel Lewis Galindo, que “altera la fachada del barrio”. Tampoco están de acuerdo con comercios como lavaautos.

“No tenemos oposición por los comercios de clase en la Avenida Samuel Lewis Galindo”, afirma Stratmann. “Nuestra idea es que la avenida fuera conservada como la “Quinta avenida” de la ciudad de Nueva York”.

Según el representante Domínguez, hay lugares que han abierto inconsultamente sin el visto bueno de la Junta Comunal.

En estos momentos la Junta Comunal  investiga si la abarrotería cuenta con la zonificación correcta, y si no le indicarán al Ministerio de Comercio e Industrias que deben cerrarlo. El cambio de zonificación comercial permite abarroterías entre otros locales que no son del agrado de los residentes.

VENDEDORES DE COMIDA

Los vendedores ambulantes de alimentos son otra molestia para los vecinos. “Al final del día dejan los desperdicios por la calle”, cuenta Lucía Stratmann. Además, los clientes no son los residentes, sino quienes trabajan en la zona.

“No toman en cuenta a los residentes, sino a los extranjeros, llámese personas que vienen a trabajar aquí”, opina De la Guardia. Al respecto, el concejal de Bella Vista indica que “es una pelea todas las semanas con el Municipio, los vendedores ambulantes son ilegales”.

Domínguez explica que para poder operar, el Municipio debe dar un permiso de operación con un visto bueno de la Junta Comunal, “y yo no he dado ninguno”, agrega. El concejal considera que este tipo de negocios debe ser reglamentado, pues hay trabajadores de la zona que no pueden costear su almuerzo en restaurantes de Obarrio.

El director de la Región Metropolitana de Salud, Jorge Hassán, indicó que a estos vendedores hace un año se les aplicó una orden de desalojo y no tienen medidas de salubridad.

Agregó que coordinará con las autoridades de la Corregiduría para aplicar las medidas para sacarlos.

TRÁFICO

Los residentes deben convivir con el tráfico vehicular a diario en la Avenida Samuel Lewis Galindo, ya que están rodeados de tres vías que son arterias principales de la ciudad: Vía Brasil, Calle 50 y Vía España.

Esto sumado a los residentes de San Gabriel y Santa Rita, que están al otro lado de Calle 50, tienen que lidiar con las actividades en la zona, entre ellas: caravanas, celebraciones, caminatas, maratones, desfiles, protestas, carreras de bicicleta, entre otros. “Como vivimos en una calle sin salida trancan la calle 50 varias veces al año”, explica Bárcenas, quien vive en San Gabriel.

La vecina del edificio San Gabriel informó que durante fiestas patrias y desfiles navideños no puede salir del edificio.  “Con todo lo que se construye en estos momentos en Obarrio, el tráfico se hace más pesado”.

La Policía Nacional informó al respecto, que en el área se colocan boletas de mal estacionamiento y se imponen las sanciones que corresponden a las infracciones.

María Eugenia Molina dice que a veces se demora una hora en entrar desde el semáforo de Calle 50 hacia el Santuario hasta la Vía Brasil. 

Los voceros de la Policía Nacional cuentan que se hacen operativos sorpresa, en las que se colocan infracciones a los vehículos mal estacionados.  “Adicionalmente, movemos agentes en las horas pico para movilizar el tráfico”. 

EXCESO DE RUIDO

La residente Lita Alvarado ha denunciado en diversas ocasiones el restaurante A Fuego Lento, por el exceso de  ruido en las noches y fines de semana.

Alvarado no tiene nada en contra del local, “mientras la música se mantenga en un sitio cerrado y el sonido no alcance a los vecinos, y nos interrumpa el descanso”.

En varias ocasiones ha llamado a la Oficina de inspección nocturna. “Ese lugar no ha parado de incumplir con música al aire libre”, manifiesta Domínguez, quien asegura que se decomisaron las bocinas al local y por ahora no han recibido más llamadas.

El director de Salud del área metro reconoce que no se ha hecho ningún operativo para detectar el ruido.  Admitió que tiene varias quejas de la comunidad sobre el local, pero no tienen suficientes dispositivos para las mediciones.

Agregó que tratará de hacer el monitoreo de los decibeles lo antes posible. Enviamos cuatro correos electrónicos por dos semanas a Juan Manuel Suárez, propietario del restaurante, pero al cierre de la edición no habíamos recibido respuesta.

CONTAMINACIÓN VISUAL

Las residentes se quejaron de la contaminación visual, exceso de vallas publicitarias, mupis y algunas luminosas.

Desde el Municipio informaron que para corregir la situación se están llevando a cabo operativos de retiro de las vallas, que están colocadas de manera ilegal en muchos puntos de la ciudad.

CONSTRUCCIONES

Las vecinas también denunciaron el exceso de construcciones;  algunas ilegales.

Entre otro caso que mencionaron, estuvo el de la propiedad de Lumimax, S.A. que construyeron una salida y entrada para los camiones repartidores de mercancía en zona residencial.

Al momento de  la construcción, los propietarios cambiaron la zonificación RM3-C2 (residencial de alta densidad con comercial de alta densidad), que los certificó para  construir.

La asociación llevó el caso a la Corte Suprema de Justicia que la declaró nula, “por ilegal” y lo cambiaron a R2B, residencial unifamiliar.

La abogada Giulia de Sanctis, quien llevó el caso, indica que el Ministerio de Vivienda debe expedir una resolución con la zonificación anterior, pues la nueva no la puede volver a aplicar por una prohibición legal.

Según De Sanctis, el tema de los camiones es ilegal y el que tiene que implementarlo es el Municipio, a través de la Corregiduría.

TALAS INDISCRIMINADAS

De la Guardia y Stratmann denunciaron la tala de árboles en diversos puntos del sector de Obarrio. Además, otros vecinos denunciaron la tala de los árboles detrás del Banco Atlántico y Mansión Danté, que era el hábitat de muchas especies. [La Prensa, 13/3/10, a través de la  nota N°3176 de la Subgerencia de Ornato y Medio Ambiente,  del 9 de marzo de 2010. Fueron aproximadamente 180 árboles.

ESTACIONAMIENTOS

Las residentes no están de acuerdo con que los comercios utilicen aceras ni servidumbre pública para estacionamientos, ni que los carros obstaculicen la vía.   Pero se oponen a la construcción de los estacionamientos soterrados en el parque Harry Strunz. Además, dicen que con la construcción serán muchos árboles los que destruirán.

De acuerdo con las integrantes de la asociación de vecinos, asistieron a la primera reunión con la alcaldesa Roxana Méndez y ella les dijo que “el bien común prevalecía sobre el particular”. “Nos invitó a participar de la propuesta, la licitación y no  nos han llamado... Ese día le manifestamos nuestra oposición al proyecto”, dice Lucía Stratmann.

“Esos estacionamientos no van a ser gratis”, manifiesta María Eugenia Molina. Según Molina y de la Guardia, la mayoría de las personas que estacionan sus carros en las calles y las aceras de Obarrio no quieren pagar estacionamientos en los edificios de Calle 50 y mucho menos querrán pagar de su salario para estacionarse en los nuevos lugares.

Juan Manuel Vásquez, director de Obras y Construcciones, explicó que se reunió con los vecinos para informarles sobre el proyecto. Se les explicó que “en ningún momento se eliminan las áreas recreativas porque los estacionamientos van debajo”. Incluso “las áreas verdes se mejorarán”. En relación con la próxima reunión, habrá que esperar “que la alcaldesa lo coordine”, dijo.

“Yo quiero saber quién ganó la licitación para que nos digan cómo va a quedar el parque, cuántos árboles van a tumbar... es imposible que no tumben ningún árbol”, manifiesta Ricardo Domínguez.

NUEVAS ACERAS

Las aceras que hay en la actualidad, están diseñadas para barrios residenciales,  las pocas que hay han sido destruidas a causa de las construcciones y los peatones deben caminar por las calles. Juan Manuel Vásquez, indicó que en el área se realiza una estructuración de todo el sector. El ingeniero afirma que ya están en reuniones con la Autoridad de los Servicios Públicos y Unión Fenosa, para lograr integrar a las tres instituciones en un plan de mejoras a la comunidad. 

EL SECTOR

Obarrio forma parte del corregimiento de Bella Vista y cuanta con una salida del corredor Sur. Los hospitales más cercanos son Paitilla y Punta Pacífica.

La estafeta de correos más cercana es la de Plaza Concordia en Vía España, la estación de bomberos más cercana es la de Carrasquilla y la estación de policía más cercana es la de Bella Vista, cuyo teléfono es 511-9439, ubicada en calle 49 Bella Vista. El supermercado 24 horas más cercano es el Rey, con una farmacia, además de la farmacia Arrocha y Metro dentro del barrio. Hay 2 estaciones de gasolina dentro, la Delta de San Gabriel y Texaco de Vía Brasil. 

Cerca se encuentra la Universidad de Panamá (UP) y la Universidad Interamericana en El Cangrejo. El Santuario Nacional Corazón de Jesús está ubicado a lado en Campo Alegre. Las escuelas aledañas son: el Colegio La Salle,

Richard Newman, escuela Profesional Isabel de Obaldía y colegio José Remón Cantera.

Con información de Urania Molina

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código