UN VÍNCULO POR LA DEMOCRACIA

´La Prensa´ y Transparencia, un nexo público e histórico

La Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana fue creada por ´La Prensa´, respondiendo a su misión de fortalecer la democracia.
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_201412027bk91u.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_201412027bk91u.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_201412027bk91u.jpg

La semana pasada, en cadena nacional, el presidente, Ricardo Martinelli, criticó duramente a este diario por sus vínculos con el capítulo panameño de Transparencia Internacional (TI), destacando los aportes económicos de La Prensa y la participación de los directivos del diario en esa organización sin fines de lucro.

Aseguró que La Prensa le había donado a $1 millón 800 mil a TI (sin especificar en cuánto tiempo) y que todos los exdirectivos y expresidentes del diario formaban parte de la directiva de Transparencia. Sostuvo, además, que esos directivos habían creado “tres o cuatro organizaciones que dependen de TI por fondos, que a la vez se los da La Prensa”, por lo que –concluyó– “cada vez que La Prensa quiere sacar alguna noticia, hace que alguno de los satélites diga algo, lo replica la holding que es Transparencia capítulo de Panamá, y lo saca el diario La Prensa. Eso sinceramente no es lo correcto”, destacó.

Un día después de las declaraciones vertidas por Martinelli, el diario oficialista Panamá América le dedicó una larga publicación al tema, haciendo eco de lo dicho por el Presidente y asegurando que de las arcas de La Prensa había salido, en los últimos años (tampoco especificaron cuántos), la “jugosa cifra de $2 millones 137 mil 756”, destacando que este diario es el único benefactor de TI que se ha mantenido estable en sus donaciones desde 1995.

TEMA GENERALIZADO

Pero Martinelli no es el único del gobierno que destaca como novedoso el nexo La Prensa-Transparencia.

El 13 de abril de 2010, Alma Cortés, ministra de Trabajo, dijo que La Prensa y TI “siempre han buscado acceso al poder, a cogobernar, a tener participación y tirar directrices” y que por eso “atacan al gobierno. Como no aceptamos sus imposiciones, critican”.

La ministra aseguró que entre el diario y TI “no hay independencia” porque tienen “los mismos directores”, y sostuvo que así como Transparencia exige claridad, debería explicar el uso del dinero que recibe.

Más recientemente, el 24 de abril de 2013, la zarina anticorrupción, Abigaíl Benzadón, aseveró que TI respondía a Roberto Eisenmann, fundador de La Prensa. Esto, luego de que la directora ejecutiva de TI, Angélica Maytín, denunciara que las reglas para la creación de la Autoridad de Transparencia –que Benzadón aspira a dirigir– se hicieron a conveniencia. “Maytín responde a su jefe, que es el señor Bobby Eisenmann, que es enemigo del gobierno de Ricardo Martinelli, al cual yo pertenezco”, fueron sus palabras.

DE MENTIRAS Y VERDADES

La Prensa y Transparencia tienen un vínculo histórico que nunca ha sido manejado como un secreto.

La Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana fue creada en 1995 por Corporación La Prensa como parte de su proyecto para desarrollar el periodismo cívico, en consecuencia con una de sus misiones, que es fortalecer el sistema democrático (ver recuadro).

El fondo con el que se gestó la fundación fue una donación de Eisenmann cuando se retiró de La Prensa. Al hacerlo, cedió a la fundación el derecho de recibir por 20 años los dividendos de un número plural de acciones.

A dicho fondo se le ha ido sumando el aporte de una cantidad de ciudadanos y organizaciones internacionales que cada año donan tiempo y dinero. Si bien es cierto que esta corporación ha aportado $2.0 millones desde 1995 hasta diciembre de 2012 ($1.5 millón más $570 en anuncios), Maytín detalla que hay otros 24 donantes que han aportado alrededor de $1.6 millón en los 18 años que lleva la fundación.

“El fortalecimiento de los derechos ciudadanos es fundamental para reforzar la democracia. Con ese fin he aportado a la fundación, así como también a otras causas justas. Es parte de la responsabilidad ciudadana aportar tiempo y recursos, sin esperar nada a cambio, a las organizaciones que laboran cada día por un mejor país”, piensa Luis Navarro, presidente de Corporación La Prensa y directivo de la fundación.

El dinero recibido por La Prensa, explica Maytín, ha sido utilizado para mantener la fundación y para desarrollar proyectos que también reciben apoyo de organismos internacionales y nacionales. La fundación tiene un presupuesto anual de funcionamiento de $110 mil y en sus 18 años de existencia ha tenido gastos operativos y de desarrollo de actividades por el orden de $3.8 millones.

En el pasado, la fundación ha llevado a cabo programas como “Poder ciudadano”, iniciativas ecológicas, movimientos de defensa del ordenamiento urbano y en las elecciones, el proyecto “Candidatos visibles”.

El capítulo local de Transparencia es otro de los programas. En el mundo hay más de 100 capítulos de Transparencia –la de Panamá fue acreditada en 1996 como parte de la fundación–, pero la sede principal, que se encuentra en Alemania, no financia sus capítulos. Cada capítulo debe financiarse con recursos locales o internacionales.

Hace poco, por ejemplo, la fundación realizó un estudio con fondos de la Unión Europea sobre políticas públicas en áreas indígenas. También tiene entre sus proyectos el “Índice de integridad de las instituciones públicas”, obtenido a través de una licitación del Programa de las Naciones Unidas para la Democracia.

La fundación es, además, gestora de la Alianza Ciudadana pro Justicia, del Foro 2020 (que luego se convirtió en la Concertación Nacional para el Desarrollo), del Foro Ciudadano pro Reformas Electorales, entre otras.

Las finanzas de la fundación se manejan de forma transparente: quien quiera puede conocer a los donantes y los montos que han desembolsado, incluso históricamente. La información está en el sitio www.libertadciudadana.org.

LA INDEPENDENCIA

En sus declaraciones, Cortés, Martinelli y Benzadón también han cuestionado la supuesta mancuerna informativa entre La Prensa y TI. Ante eso, cabe aclarar que TI ha sido siempre fuente de opinión para todos los medios (incluyendo a los oficialistas) en sus temas norte: transparencia, combate a la corrupción y fortalecimiento institucional.

Según el Presidente, La Prensa ataca al gobierno a través de noticias que genera, manipulando declaraciones de TI y de organizaciones satélites. Ante ello, Maytín explica que no hay “satélites”. Si bien es cierto que la fundación ha ayudado a crear entidades sin fines de lucro, como el Centro Latinoamericano de Periodismo y el Centro de Incidencia Ambiental, esas instituciones hace años obtuvieron sus personerías jurídicas y funcionan con independencia.

CONTRADICCIONES

Las declaraciones del Presidente resultan especialmente sorprendentes si se recuerda que, en campaña, creía en el trabajo de TI.

El 7 de mayo de 2003, por ejemplo, pidió una reunión con los directivos de Transparencia: quería hacer pública su lista de donantes.

Seis meses después volvió, esta vez para anunciar que la lista de sus donantes estaría colgada en su página web.

Y el 8 de enero de 2004 volvió a pedir una cita para entregar públicamente su “Estrategia anticorrupción”.

Además, en campaña su equipo visitó la fundación para conocer sus opiniones sobre temas como el acceso a la información y el control a la corrupción.

>>> Construyendo ciudadanía

Este diario no es el único medio de comunicación que apoya programas de fortalecimiento de las instituciones democráticas. Muchos medios e instituciones de derechos civiles del mundo lo hacen, respondiendo a lo que se conoce como periodismo cívico, una acción para la profundización de la democracia.

Eso consiste, como explica en su ensayo La construcción de lo público desde el periodismo cívico la periodista de la Universidad Pontificia Bolivariana de Colombia Ana María Miralles, en “tener más en cuenta el punto de vista de los ciudadanos para hacer la agenda informativa y ofrecer elementos para que esos temas de iniciativa ciudadana encuentren canales hacia la acción a partir de la información y la convocatoria de los medios a la deliberación pública”.

Según Miralles, el periodismo cívico no es nuevo: hasta 1996 había involucrado a más de 150 organizaciones periodísticas. “Ya tenemos información, ahora lo que nos hace falta es democracia”, escribe en su ensayo. Y formula la pregunta: “¿para qué nos ocupamos de informar a un público que quizás ni siquiera existe? Lo primero que se debe hacer es construir el público”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código