construido entre 1950 y 1951

Teatro Bella Vista muere a los 61 años

Este año será demolido el antiguo edificio para dar paso a una torre de 37 pisos, pero mantendrá la fachada original, por su valor arquitectónico.

Una docena de los edificios que el grupo panameño Documentación y Conservación de Monumentos Modernos (Docomomo) había incluido en el inventario de estructuras representativas de Bella Vista ya ha desaparecido.

Este año se sumará otra estructura, el edificio que albergó el antiguo teatro Bella Vista, que lleva varios años mostrando su peor cara: el abandono.

Luego de su demolición, se construirá ahí un proyecto habitacional de 37 pisos.

Sus años de gloria

El teatro Bella Vista fue el primer diseño construido por el arquitecto Richard Holzer, entre 1950 y 1951, así lo indica el libro Richard Holzer: arquitecto. (En ese tiempo, Holzer trabajaba para la firma Schay & Holzer Arquitectos).

La irrupción de este cine en la ciudad de los años 50 fue notoria. “Su primer éxito fue La heredera... después Sansón y Dalila... y ahora Quo Vadis, la más grande realización de la historia del cine”, señaló La Estrella de Panamá del 19 de agosto de 1952.

El letrero con cursivas brillaba, la gente hacía fila por ver el estreno de Quo Vadis, los hombres vestían de blanco –desde el sombrero hasta los pantalones– y los coches antiguos, como el modelo Vauxhall Velox EIP, formaban parte de la movida nocturna.

La norma era que los estrenos cinematográficos los presentara el teatro Bella Vista, luego los proyectaban los otros cines, recuerda Griselda de Vásquez, quien asistía a la tanda de 7:00 a 9:00 de la noche, con sus compañeras de trabajo luego de una jornada laboral, a finales de la década de 1960.

El precio de entrada era de 50 centavos, recuerda de Vásquez, hoy de 64 años.

El Bella Vista aventajaba al teatro Lux –otrora su competencia–, porque en su interior “tenía mejores condiciones, era más amplio y se apreciaba mejor la película”, atestigua de Valdés.

En la fachada, era “el único cine que tenía una estructura muy llamativa. Los otros eran simplemente como galeras con techo de cinc. Aun el cine Lux que era tan importante y estaba frente a una plaza, no tenía esa presencia. De noche usted veía el juego de luces neón, describe el arquitecto, urbanista y presidente de Docomomo, Eduardo Tejeira.

“Su presencia urbana representaba un hito en la ciudad”.

En la calle 43 (más tarde nombrada 42) hubo residencias finas donde vivieron presidentes de la República, como Alcibiades Arosemena; detrás de donde está actualmente el Riba Smith, vivió Arnulfo Arias.

Finalizado su apogeo, algunos panameños dan testimonio de que fue el escenario de sus graduaciones de primaria y de que en la década de 1990, incluso, albergó una iglesia.

Otro en su lugar

El terreno donde se encuentra el antiguo cine Bella Vista hoy es propiedad de AGB Realtors, cuyo dueño es Constantino Bagatela.

Bagatela informó a este diario, en 2007, sobre la construcción del proyecto Bella Vista 43 Street, sin embargo, el viejo edificio de dos pisos se mantiene en pie, aunque en decadencia.

El arquitecto Juan Manuel Vásquez, de Ingeniería Municipal de la Alcaldía de Panamá, indicó que “este proyecto cuenta con un anteproyecto vencido. Fue aceptado por la dirección de Obras el 8 de junio de 2009 y vencido su período de vigencia el 8 de junio de 2011, por haber transcurrido dos años y no haberse acogido al recurso de reválida para extender su vigencia”.

Karen Castro, gerente de ventas y mercadeo de AGB Realtors, asegura que este año será demolido el antiguo edificio y que ha habido modificaciones en el proyecto, como que ahora será de 37 pisos y no de 54.

Añadió que se mantendrá la fachada en planta baja.

En este aspecto, el ingeniero municipal aclaró que fue iniciativa de este proyecto mantener la fachada, pues “no existe ninguna ley que los obligara a mantener la fachada del teatro”.

Sin amparo legal

Durante la administración de Reinier Rodríguez, presidiendo el Instituto Nacional de Cultura, se declaró al corregimiento de Bella Vista como zona de interés cultural; era como una antesala a ser monumento, explica Eduardo Tejeira, que considera el inventario de obras de Bella Vista realizado por Decomomo como su mayor fracaso, pues al poco tiempo comenzaron a derribar cerca de una docena de las casas que había incluido.

Para evitarlo, “no hay ningún asidero legal, la gente tumba las cosas”, sostiene.

Vásquez indica que “la dirección de Obras y Construcciones Municipales de la Alcaldía de Panamá no tiene la potestad para hacer llamadas de atención a compañías inmobiliarias que tengan edificios emblemáticos del primer siglo de la era republicana en mal estado...”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Traspasan acciones a una fundación EU suspende restricciones a los diarios La Estrella y El Siglo

Eduardo Quirós, presidente del grupo GESE, (centro) fue el encargado de hacer el anuncio al personal de los periódicos la Estrella de Panamá y El Siglo.
LA PRENSA/Luis García

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código