MI bus y sonda

Ultimátum a empresas de transporte urbano

La administración del sistema Metro Bus podrá ser asumida por el Estado, a través de un rescate administrativo o una fianza de cumplimiento.
El Consorcio Transporte Masivo de Panamá (Mi Bus) ha aplicado más de 10 ajustes coordinados con la ATTT para mejorar el servicio, pero las quejas persisten. LA PRENSA/Gabriel Rodríguez. El Consorcio Transporte Masivo de Panamá (Mi Bus) ha aplicado más de 10 ajustes coordinados con la ATTT para mejorar el servicio, pero las quejas persisten. LA PRENSA/Gabriel Rodríguez.
El Consorcio Transporte Masivo de Panamá (Mi Bus) ha aplicado más de 10 ajustes coordinados con la ATTT para mejorar el servicio, pero las quejas persisten. LA PRENSA/Gabriel Rodríguez.

El Estado panameño, representado por la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT), podría invocar la ley para rescindir los dos contratos de concesión otorgados al Consorcio Transporte Masivo de Panamá (Mi Bus) y a la Sociedad Nacional de Procesamientos de Datos, S.A. (Sonda).

Son cerca de ocho faltas cometidas en conjunto por las dos concesionarias que forman parte del sistema de transporte masivo de Panamá, las cuales enfrentan denuncias permanentes de los usuarios.

El director de la ATTT, Roberto Moreno, explicó que si el servicio no mejora en 24 días, el Estado actuará legalmente.

“Hemos hecho todo lo que nos permite el contrato, respetando su seguridad jurídica”, dijo. “Empezamos con sanciones; luego multas más elevadas, y ahora están en la fase de multas graves al no cumplir las condiciones de los convenios”, explicó.

Moreno explicó que las dos formas en que el Estado puedes rescindir las concesiones son mediante un rescate administrativo por razones de interés público, autorizada por el Consejo de Gabinete, donde las concesiones dadas, es decir, los buses, patio, personal y equipo, pasarían al Estado.

La otra opción es hacer cumplir la fianza de cumplimiento. En el caso de Mi Bus es por $46.2 millones, y Sonda, por $18 millones, según los acuerdos. Actualmente las dos fianzas están vigentes.

Según Moreno, la ATTT cobraría la fianza o esperaría que las empresas afianzadoras contraten un nuevo administrador de los sistemas o venda la concesión, previa autorización del Estado.

No obstante, para llegar a aplicar cualesquiera de los dos procesos de intervención se debe cumplir con un período de transición, mínimo de seis meses, en el que, incluso, las empresas pueden interponer un arbitraje que sería manejado en la Cámara de Comercio Internacional.

El propio ministro de la Presidencia, Roberto Henríquez, aseguró la semana pasada que se tienen otras alternativas, como introducir un nuevo concesionario que supla aquellas rutas donde Mi Bus no ha logrado efectividad.

Incumplimientos

De acuerdo con el contrato No. 21-10, firmado el 5 de agosto de 2010 entre la ATTT y el Consorcio Transporte Masivo de Panamá (conformado por Fábrica Nacional de Autopartes, S.A. y Fanalca, S.A.) por un monto de $269 millones, el incumplimiento de las cláusulas de lo pactado es razón suficiente para su terminación.

Entre las disposiciones que se incumplen está la décimo quinta cláusula, que reglamenta la flota y los beneficios que deben tener para las personas con discapacidad en lo buses; al igual que la décimo séptima, que establece su equipamiento tecnológico.

En la décimo octava, sobre los servicios, también se detectaron faltas como la cobertura del transporte y el tiempo de espera que no podrá ser superior a los 15 minutos en las terminales.

Ante esta situación, la empresa de transporte ha recibido tres sanciones por faltar a compromisos; la primera, por mil 148 diarios; la segunda, por $34 mil 440, y la última, por $11 mil 480.

Por su parte, Mi Bus informó que ha avanzado en los procesos de mejoras del servicio; no obstante, indicó que el éxito del sistema Metro Bus y la superación de los problemas actuales requiere del compromiso de todos los actores.

Mientras que Sonda –administrador financiero– ha registrado omisiones constantes en el proceso de recarga de las tarjetas de los Metro Bus, queja principal de los usuarios en los distritos de San Miguelito y Panamá.

En el contrato de concesión No. 35 entre la ATTT y Sonda, firmado el 8 de abril de 2011 por un monto de $180 millones, se establece en la vigésima sexta cláusula la terminación del acuerdo, que el Estado podrá hacer si hay incumplimiento por parte del concesionario.

La empresa de venta y recarga de tarjetas ha recibido del Estado $29 millones para inversiones, pero no ha completado los mil puntos de recarga a los que se comprometió.

Además, la empresa debía suministrar 250 mil tarjetas sin cobro para usuarios preferenciales, como de la tercera edad y estudiantes, y 750 serían adquiridas por el usuario.

Sin embargo, desde el año pasado la compañía incumplió con la entrega de las tarjetas a los estudiantes, lo que debió ser asumido por el exdirector de la ATTT Ventura Vega, quien renunció a su cargo.

El concesionario también debía personalizar las tarjetas con nombre, número de cédula, fotografía y otros datos.

Sonda ya ha recibido dos sanciones por parte de la ATTT.

Alfredo Ibáñez, gerente de Operaciones de Sonda, informó que “continúan trabajando con esfuerzo y dedicación, concentrados en el servicio”.

Estado también falló

Para Víctor Martínez, representante legal de un grupo de usuarios afectados por el Metro Bus, el Estado también falló con la construcción de las paradas, en el proceso de salida de los “diablos rojos” y en flexibilizar los contratos.

Martínez recomendó que el Estado abra el compás a la concesiones para que entren otras empresas y refuercen las rutas existentes.

Mientras que con respecto a Sonda, considera que debe darse una nueva licitación, ya que falta implementar las tarjetas en el Metro de Panamá y esta compañía no es la adecuada.

Por su parte, los usuarios consideran que todo los que está pasando con ambas concesionarias es la “crónica de una muerte anunciada”.

Lucía Perea, representante de los usuarios ante la junta directiva de la ATTT, dijo que tanto Sonda como Mi Bus han fracasado porque “no oyen consejo. Muchas veces nos reunimos y explicamos cómo debía ser la forma de operar en Panamá y no hicieron caso”.

En tanto, David Ramírez, representante del Movimiento 23 de Octubre, manifestó que los mayores problemas del sistema es la frecuencia y la recarga de las tarjetas, porque Sonda no ha cumplido con los mil puntos.

“Para nosotros, la empresa de distribución y recarga es una gran mentirosa, porque se reunieron con el Movimiento 23 de Octubre y nos manifestaron que ya estaban los puntos de recarga y eso no fue así”, aseguró.

ganancias y compromisos

$269

Millones es el contrato de Mi Bus con el Estado.

$180

Millones es con la empresa Sonda.

1,200

Unidades de Metro Bus deben brindar el servicio a los usuarios en la ciudad.

1,000

Puntos de recarga deben estar habilitados, de acuerdo con el contrato.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código