COLOMBIA PACTA SOBRE VÍCTIMAS

‘Nunca habíamos estado tan cerca de la paz’

Temas:

Humberto de la Calle e Iván Márquez sellan el acuerdo con un choque de manos a la vista del garante noruego Dag Nylander (izq), el canciller cubano Bruno Rodríguez (centro) y el garante cubano Rodolfo Benítez (der).Tomado de internet Humberto de la Calle e Iván Márquez sellan el acuerdo con un choque de manos a la vista del garante noruego Dag Nylander (izq), el canciller cubano Bruno Rodríguez (centro) y el garante cubano Rodolfo Benítez (der).Tomado de internet
Humberto de la Calle e Iván Márquez sellan el acuerdo con un choque de manos a la vista del garante noruego Dag Nylander (izq), el canciller cubano Bruno Rodríguez (centro) y el garante cubano Rodolfo Benítez (der).Tomado de internet

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo ayer estar confiado en que en marzo de 2016 se firmará la paz, al explicar los alcances del Acuerdo sobre Víctimas firmado en La Habana como parte de los diálogos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

“Es posible terminar el conflicto, como lo pactamos, a más tardar el 23 de marzo del próximo año. En menos de cuatro meses”, apuntó, al tiempo que destacó que el proceso de negociación ha sido “serio, digno, realista y eficaz”.

Al referirse al tema de la justicia, remarcó que habrá amnistías e indultos, pero estos no cobijarán crímenes tan graves “que ni la ley ni nuestra conciencia permiten amnistiarlos”.

También comentó uno de los puntos más polémicos de esta negociación: la posibilidad de que los militares se acojan a la justicia transicional. A los militares, dijo, se les va a aplicar el Derecho Internacional Humanitario que rige los conflictos armados. “No se volverá a cometer la injusticia de ver a los guerrilleros libres y a los militares presos”, garantizó, al señalar que no se puede equiparar los militares a la guerrilla.

El acuerdo firmado ayer contempla cinco mecanismos para hallar la verdad y garantizar la no repetición del conflicto, contribuir a la búsqueda e identificación de los desaparecidos, así como su reparación, y garantizar que los que cometieron delitos graves rindan cuentas ante la Jurisdicción Especial de Paz.

Lo de ayer fue la firma del penúltimo de seis puntos de la agenda trazada en agosto de 2012, de cara al acuerdo final. Solo resta el punto sobre implementación, verificación y refrendación.

Pacto sobre reparación a víctimas

El Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) rubricaron ayer el acuerdo relativo a las víctimas, como parte del diálogo de paz que mantienen desde 2012, y que implica aspectos sobre el reconocimiento de la verdad por parte de los actores del conflicto, justicia, reparación y no repetición y compromisos sobre derechos humanos.

Se trata del punto 5 de la agenda pactada el 26 de agosto de 2012 y de la cual queda pendiente el tema relativo a la implementación, verificación y refrendación de todo lo acordado (punto 6) , discusión en proceso en una comisión especial.

El anuncio quedó consignado en el Comunicado #64, leído por los delegados de los países garantes, Rodolfo Benítez, de Cuba, y Dag Nylander, de Noruega, y transmitido a través del sitio de la Presidencia de Colombia.

Los jefes de las delegaciones, Humberto de la Calle e Iván Márquez, firmaron el acuerdo durante el acto e hicieron entrega simbólica del documento al ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, en presencia de representantes de las víctimas de los casi 50 años de enfrentamiento armado.

Tras el acto oficial, el jefe negociador del Gobierno ofreció una rueda de prensa en la que explicó que este acuerdo se hace “para satisfacer los derechos de las víctimas, para evitar nuevas víctimas y para abrir las puertas a las posibilidades de paz”.

Destacó que el acuerdo está compuesto de elementos como la verdad, que es algo que reclaman las víctimas como pieza fundamental desde el inicio de la negociación; la reparación, incluso de carácter material que viene haciendo el Estado y que debe ampliarse aun a las FARC; la justicia, componente mediante el cual le han cumplido a las víctimas y a la comunidad internacional, ya que no se basa en una amnistía general sino que incluye acciones de tipo judicial en las cuales se proferirán sentencias para los crímenes más graves y se abrirá la puerta para la amnistía para delitos políticos.

Según el comunicado conjunto, el acuerdo incluye la creación de cuatro componentes o mecanismos para hacer efectivas las medidas. Se trata de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición, un órgano temporal y de carácter extrajudicial para investigar las violaciones e infracciones, dar explicaciones y promover el reconocimiento de las víctimas; la Unidad Especial para la Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas en el contexto y en razón del conflicto, una unidad especial de alto nivel de carácter humanitario y extrajudicial, cuyo objetivo es dirigir, coordinar y contribuir a la implementación de acciones humanitarias de búsqueda e identificación de todas las personas dadas por desaparecidas; la Jurisdicción Especial para la Paz, anunciada el pasado 23 de septiembre y que estará constituida por una serie de salas de justicia, entre las que se incluye una Sala de Amnistía e Indulto, y un Tribunal para la Paz, para administrar justicia e investigar, esclarecer, perseguir y sancionar y las medidas específicas de reparación, todo articulado dentro del llamado Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición.

Este sistema “combina mecanismos judiciales que permiten la investigación y sanción de las graves violaciones a los derechos humanos y al Derecho Internacional Humanitario”. Asimismo, crea mecanismos judiciales –fuera de la Jurisdicción Especial para la Paz– tales como una unidad de investigación y desmantelamiento de las organizaciones criminales y sus redes de apoyo. “El sistema hace especial hincapié en medidas restaurativas y reparadoras, y pretende alcanzar justicia no solo con sanciones retributivas”, señala el comunicado.

Al explicar cómo este acuerdo le cumple a las víctimas y a la comunidad internacional, de la Calle detalló que los crímenes más graves (de lesa humanidad, genocidio, crímenes de guerra, entre otros) no quedarán impunes, al tiempo que para quienes no hayan tenido el papel determinante en la comisión de graves delitos internacionales se abre la puerta de la amnistía.

“Hay una categorización de sanciones dependiendo de la conducta de cada quien, quienes se nieguen a hacer reconocimiento tendrán hasta 15 o 20 años de cárcel en régimen ordinario; reconocimiento tardío implica también cárcel con régimen ordinario, siempre y cuando el reconocimiento venga antes de la sentencia, y en particular las llamadas sanciones propias tienen un fuerte acento de reparación. En particular esa es una solución que busca a través de restricciones efectivas de la libertad, entre cinco y ocho años, permitir la reparación a las víctimas”, apuntó.

De la Calle no especificó de qué manera se cumplirá con esa restricción de la libertad, pero aclaró que habrá un “mecanismo de monitoreo idóneo según las particularidades de cada caso”.

El jefe negociador adujo que los delitos más graves, los internacionales, serán sometidos a la jurisdicción especial. “Habrá valoración de las informaciones, juicio, sentencias que implicarán las tres posibles categorías de sanciones. Ahora bien, quienes hayan cometido rebelión y sus delitos conexos serán objeto de amnistía e indulto”, indicó.

Agregó que para aquellos delitos que son susceptibles de una amnistía se aplicarán criterios constitucionales tradicionales en Colombia que se derivan de la existencia del delito político y los delitos conexos. Además, una ley de amnistía precisará las características y el rango de esa conexidad a los efectos de su aplicación.

En cuanto a las acciones concretas de reparación a las víctimas, De la Calle enumeró: contribuir al desminado, reparar incluso obras públicas destruidas, colaborar con las comunidades en la recuperación del tejido social, incluso la reparación material.

En una cadena de radio y televisión, el presidente Juan Manuel Santos dijo anoche que con los avances logrados, las partes trabajan para “alcanzar, lo más pronto posible, un cese al fuego bilateral y definitivo, pues las condiciones están dadas para que cese la confrontación”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Bomberos sofocaron el incendio.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

REOS Ministerio Público investiga incendio en la cárcel de David

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código