empresas culturales y rentabilidad

La cultura, arma para emocionar

Ángel Mestres es un empresario cultural que cree que a través de la cultura se logra cohesión social y conocimiento.

Ángel Mestres entiende la cultura como un todo. No como un lujo, sino como un artículo de primera necesidad. No como un producto para ofrecer, sino como parte intrínseca del ser.

Director de la empresa cultural Transit Projectes de Barcelona, en España, y coordinador académico del máster de empresas e instituciones culturales de la Universidad de Barcelona, Mestres es un convencido de que sin cultura no hay desarrollo y de que las empresas culturales no solo deben ser lucrativas, sino que pueden serlo.

¿Cómo debemos entender la cultura y cómo puede ser propiciadora de desarrollo?

Lo primero es que la cultura debe tener unos elementos, que son las lógicas que la mueven: que la gente participe en los procesos culturales (es decir, que haya democracia cultural); que sea capaz de fomentar la identidad y de buscar la excelencia.

Estas lógicas nos llevan a poder ver que no es que la cultura debe de alguna manera ser factor de desarrollo económico. Esto es loable, pero tenemos que entender que si bien antes el desarrollo económico llevaba a querer desarrollar la cultura, ahora el concepto ha variado: es que sin cultura no hay desarrollo. Es decir, la cultura es la causa y el desarrollo será el efecto.

¿Piensa usted que esta nueva forma de pensar está bien arraigada?

Esté o no arraigada, se ha demostrado que las sociedades que han sido culturalmente más potentes son las que han podido enfrentar los retos con mayor solvencia. Porque la sociedad que es más lista y que tiene mucho más apego a sus valores simbólicos, es una sociedad capaz de desarrollar proyectos que la hagan sostenible, más duradera, más cohesionada.

¿Cómo la cultura fomenta la cohesión social?

Por ejemplo, con un proyecto que llevamos en varios países de Latinoamérica –Redesearte Paz– ponemos en evidencia a través del arte contemporáneo aquellas dificultades y necesidades que tienen los territorios para fomentar una visión crítica, para analizarla, para verla, para ser capaces de poder afrontar posibles soluciones. Por tanto, la cultura tiene herramientas como el desarrollo cultural comunitario que hace que la gente sea capaz de articularse, de tener una opinión, de querer participar y de opinar con criterio.

Existe la percepción de que hay niveles culturales: la cultura popular; luego, la más elevada. ¿Deben haber niveles culturales?

Responderé con una frase de Jorge Gavesler: Hay muchos adjetivos que le van bien a la cultura, menos uno: elitista. Es decir, si empezamos a hablar de una cultura elitista, estamos hablando de una cultura que es muy restrictiva. Pero si hablamos de cultura minoritaria... Por ejemplo, el ballet contemporáneo no es elitista, es minoritario.

Establecer niveles de cultura no tiene ninguna lógica. Lo que sí tiene lógica es establecer que nosotros tenemos un conjunto de cuentos que nos contamos a nosotros mismos, y eso es cultura. Un cuento puede ser una exposición, una tradición oral, una abuelita hablando con su nieto, una canción...

Siempre hay grupos en los diferentes países que fomentan el cambio social a través del arte, pero son el mismo círculo de gente. ¿Cómo hacer que más gente se involucre?

Hay elementos fundamentales con los que la cultura no juega como debería hacerlo. Uno es la sorpresa. Hemos de ser capaces, en un momento donde hay muchos medios, grandes dosis de ocio y malls, de sorprender desde la cultura. Es un ejercicio necesario y posible por los gestores culturales.

El otro elemento es la capacidad de emocionar y de emocionarse. Si la población se sorprende y se emociona, sin lugar a duda tendríamos procesos donde la gente se siente implicada, donde puede desarrollarse.

Yo no pretendo que una sociedad sea más rica culturalmente porque todo el mundo vaya a la ópera, pero sí me gustaría una sociedad que en un día significativo cante y toque instrumentos.

El hecho de tener ese goce por ser más cultivados, ayuda a entender la cultura como algo cotidiano que hace que no sea un tema de erudición, sino un tema de disfrute, de querer saber cómo son los demás para llegar a ser como soy yo mismo.

¿En qué podríamos estar fallando como gestores culturales? ¿Cómo hacemos posible que la cultura sea negocio y a la vez emocione?

Hemos de ser más excelentes para ver que hay una responsabilidad social de que aquel dinero, sea público o privado, que surja para proyectos culturales, se debe usar con responsabilidad social, eficacia y eficiencia. La cultura no es que no sea rentable; es que hemos de encontrar un mixto con proyectos que tengan una gran afluencia y sean muy rentables, y no renunciar a poder hacer proyectos que sean menos rentables desde el punto de vista económico, pero necesarios desde el punto de vista simbólico.

¿El Estado debería ayudar a los emprendedores culturales?

Sí, pero no con subvenciones a fondo perdido. Hay muchas manera de ayudar, y una es implicándose como socio, otra con créditos blandos, tipos de interés más bajos, períodos de carencia y contratos-programa. Es decir, yo puedo dar dinero pero te obligo a hacer una programación con criterios de calidad determinados. ¿Proyectos no retornables? Cuantos menos, mejor.

Ángel mestres.

Es director de Transit Projectes de Barcelona España (http://visual.transit.es), empresa que planifica, gestiona y produce eventos culturales, en asociación con otros grupos y organizaciones. Coordinador académico del máster de empresas culturales e instituciones culturales de la Universidad de Barcelona.

Ha sido director de recursos externos y comunicación del Instituto de Cultura de Barcelona, docente y conferenciante en diversas universidades.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código