ALIMENTACIÓN. CUANDO LA COMIDA LLEGA AL ANTOJO DEL GOBIERNO.

El hambre como método de control social en Venezuela

Temas:

La venta de productos alimenticios no es continua y en muchas ocasiones se realiza de puerta en puerta o en los consejos comunales. Tomada de internet La venta de productos alimenticios no es continua y en muchas ocasiones se realiza de puerta en puerta o en los consejos comunales. Tomada de internet
La venta de productos alimenticios no es continua y en muchas ocasiones se realiza de puerta en puerta o en los consejos comunales. Tomada de internet

Venezuela está bajo una intensa crisis económica, política y social, por la cual la oposición al gobierno de Nicolás Maduro ha impulsado una serie de acciones de protestas multitudinarias durante varias semanas.

Uno de los argumentos de la oposición venezolana es la escasez de alimentos, que se ha intensificado en los últimos tres años.

Según la Encuesta sobre Condiciones de Vida de Venezuela 2016, las personas en pobreza extrema suman el 51.51%. Este mismo estudio revela que ese grupo ha perdido en promedio nueve kilogramos en el último año (2016), con el 86.3% ingiriendo dos o menos comidas al día.

Un año atrás, para enfrentar lo que el Gobierno venezolano llama una “guerra económica”, el presidente Maduro creó el Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP), grupos comunitarios ligados al chavismo que se encargan de la distribución de alimentos a precios subsidiados por el Estado.

La venta de estos productos no es continua y en muchas ocasiones se realiza de puerta en puerta o en los consejos comunales, organizaciones locales creadas por el hoy fallecido expresidente Hugo Chávez para incrementar la participación ciudadana en las políticas gubernamentales.

Para Mikhael Iglesias, investigador y miembro de la Unidad de Psicología Padre Luis Azagra S.J., de la Universidad Católica Andrés Bello, el hambre que vive la población en Venezuela ha motivado a que muchas personas se unan a las manifestaciones convocadas por la coalición opositora Mesa de la Unidad.

“He visto más gente de menos recursos en las marchas. Están pasando muchas más carencias que antes. Van a las marchas porque, por ejemplo, el sistema de las bolsas CLAP falla... los alimentos que están dando no alcanzan para nutrir a una familia los 15 días o el mes que se tarda en llegar la siguiente bolsa de comida”.

El catedrático también apunta a que todavía hay un significativo grupo de personas que por su misma condición de pobreza se ve imposibilitado de asistir a las manifestaciones callejeras.

“La gran mayoría de estas personas están atadas a un día a día del sueldo, donde, literalmente, si no trabajan no comen ese día”.

HABLA LA CALLE

“La última bolsa CLAP que pagamos fue en marzo y costó 13 mil 450 bolívares [aproximadamente 30% del sueldo mínimo del país para el momento, que era de 40 mil 638 bolívares] y trajo dos kilos de harina de maíz, dos kilos de pasta, un litro de aceite, un kilo de azúcar, un kilo de leche, dos kilos de arroz, un kilo de caraotas –frijoles negros–, una lata de sardinas y una bolsa de 400 gramos de avena”, contó a La Prensa una joven venezolana que vive en Guarenas, al este de Caracas.

Al cambio oficial actual, 1 dólar equivale a 718 bolívares, pero al cambio paralelo, que fija el valor de la divisa en la calle, 1 dólar corresponde a 4 mil 600 bolívares.

La joven entrevistada pidió no ser identificada, para evitar que, por quejarse, el Gobierno le deje de vender esta bolsa de alimentos, que si la comprara en la calle le costaría cuatro veces más.

En su caso, para comprar una bolsa CLAP debe depositar en efectivo el costo de esta en una cuenta bancaria a nombre de Corpomiranda, una sociedad anónima con centro de acción en el estado Miranda y que fue creada en 2013 por Chávez, cuando su candidato en ese estado perdiera las elecciones.

La fuente consultada no sabe qué día del mes va a llegar la bolsa CLAP, y, al igual que millones de venezolanos que dependen para comer de este sistema gubernamental, vive en zozobra, pues no sabe hasta cuándo podrá racionar los pocos alimentos que tiene.

“Sin planificación alguna, ellos publican en la puerta de los edificios el día en que la bolsa va a llegar, el número de cuenta para depositarles y el día en que el consejo comunal recibirá los comprobantes de pago”, detalló.

El contenido de la bolsa también es un misterio. En el anuncio que hacen los simpatizantes del chavismo, no se especifica el contenido.

“En noviembre, la bolsa CLAP me costó 4 mil bolívares y estuvo mucho más resuelta [llena] que la de marzo de este año”, acotó.

Otro entrevistado comentó, en condición de anonimato, no haber recibido jamás una bolsa CLAP.

“A nosotros nunca nos han vendido ninguna, somos escuálidos [un término despectivo para referirse a los opositores]”.

Para el investigador Iglesias, este sistema de abastecimiento de alimentos funge como un método de sumisión, pues obliga a las personas a quedarse en casa al no saber la fecha en la que recibirán la bolsa.

“Si los ven manifestando, entonces no les dan las bolsas, o si reciben ayuda de otros mecanismos u otras organizaciones no gubernamentales, les quitan esa regalía que les da el Estado”.

Freddy Bernal es el coordinador nacional del CLAP y vicepresidente regional del Partido Socialista Unido de Venezuela.

“El Estado les da a los dueños de más de 670 plantas productoras, entre nacionales e internacionales, 50% de la materia prima, razón por la que el 50% de lo que produzcan va a los CLAP y el otro 50% a la industria privada –a precios regulados por el Gobierno–”, señaló Bernal en declaraciones recogidas por el Ministerio de Comunicación venezolano.

Una nueva dieta

“Todo el funcionamiento culinario del venezolano está cambiando”, comentó el investigador Mikhael Iglesias. El problema ahora no es la escasez del producto, sino los precios dolarizados. “Si yo voy ahorita a la carnicería, es probable que consiga carne y pollo... el tema son los precios”, explicó.

El Centro de Documentación y Análisis de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM) reportó que la canasta básica familiar en Venezuela para el mes de marzo de 2017 fue de un millón 68 mil bolívares, equivalente a 26.2 veces el sueldo mínimo en este mes. En este sentido, el venezolano se ha visto en la necesidad de sustituir productos por otros más económicos.

La Encuesta sobre Condiciones de Vida de Venezuela 2016 destaca que la población en general ha disminuido el consumo de carnes y pollo, desplazándolos por legumbres y hortalizas.

Otra investigación realizada a 315 jóvenes adolescentes por la Unidad de Psicología Padre Luis Azagra S.J. encontró que el 55% de los entrevistados reportó haber tenido que comer menos veces al día por no tener suficiente comida en el hogar; mientras que el 85% reportó tener temor de que se vayan a quedar sin alimentos en casa.

Iglesias, junto a un equipo multidisciplinario, ha venido investigando el impacto del “hambre” a largo plazo para la población venezolana.
“Hay tres puntos importantes: los niños en el vientre materno de una madre que pasa hambre, los niños entre 0 y 2 años y los adolescentes, que serían las tres etapas en las que la alimentación es sumamente importante y puede traer consecuencias, no solo en salud, sino también psicológicas”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código