GUERRA. NIÑOS SOLDADOS.

Los juegos por las armas

Varios hechos han traído a la palestra el tema del reclutamiento de niños para la guerra, problema que afecta a entre 250 mil y 300 mil infantes.

A los 12 años, Ishmael Beah tuvo que olvidar que era un niño. Cuando los rebeldes del Frente Unido Revolucionario mataron a sus padres y hermanos, y destruyeron su natal Mogbwemo, en Sierra Leona, apenas logró escapar solo para terminar en las manos del ejército local. No le preguntaron si quería; solo le dieron un rifle y la instrucción de acabar con el enemigo.

Ishmael relató toda la amargura que vivió durante los tres años que estuvo en el ejército en el libro Un largo camino (2008), luego de ser rescatado de aquel “infierno” por funcionarios de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En aquella ocasión, Ishmael contó más a El País de España: “Ser un soldado no es difícil: o te acostumbras o te matan. Lo más duro es conseguir vivir con tus recuerdos y volver a ser tú mismo después de haber hecho las cosas que has hecho”.

También habló de drogas, de torturas, y de lo que se siente cuando se mata. Ishmael continuó su relato así: “A veces nos sentábamos a ver películas como Rambo y al terminar estábamos listos para salir a matar, y como teníamos las herramientas para hacerlo, lo hacíamos. Pero quizá lo peor del cine bélico es que transmite la idea de que hay buenos y malos. Y no es cierto. En la guerra, todos los bandos son malos. Cuando matas a alguien, lo que te hace por dentro es tan dañino que nadie está a salvo. Te deshumaniza (...) A nosotros nos lavaban el cerebro; todos matábamos gente en una cadena de violencia sin fin...”.

ACTUALIDAD

Dos hechos recientes han traído a la palestra el tema del reclutamiento de niños como Ishmael: la condena a Thomas Lubanga, exlíder de la Unión de Patriotas Congoleña, por parte de la Corte Penal Internacional, y el muy comentado y polémico documental Kony 2012, que denuncia a Joseph Kony, líder del Ejército de Resistencia del Señor en Uganda.

Ambos, Lubanga y Kony, son responsables de convertir a niños en asesinos y a niñas en esclavas sexuales.

Es una realidad no solo de los países africanos. La ONU ha reportado el enrolamiento infantil en Filipinas, India y Colombia; este último caso gracias al Ejército de Liberación Nacional o a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

De hecho, esta semana se proyectará en Panamá una visión del conflicto colombiano con el documental Los niños de las FARC, del periodista boliviano José Luis Toro Terán.

Se trata de una investigación que viene desde 2006, “sin tintes políticos, solo sociales”, recalca Toro Terán, quien ya se encuentra en el país preparando la exhibición de su trabajo.

La mayor parte del documental habla de Colombia, pero un bloque se enfoca en Panamá, específicamente en el testimonio de un joven que fue reclutado por las FARC en Darién.

Son entre 10 mil y 11 mil menores de edad los que forman parte del combate en Colombia, apunta el periodista, basándose en estimaciones que ha hecho la ONU. “Este es un tema que no se debe olvidar”, concluye.

La cita es el 11 de abril a las 6:45 p.m. en el estudio del Grupo Experimental de Cine Universitario de la Universidad de Panamá. La entrada es gratis.

MÁS CIFRAS

El pasado 12 de febrero, Día Mundial del Niño Soldado, Unicef informó que hay entre 250 mil y 300 mil niños soldados en todo el mundo. Por este flagelo, 23 países están en observación, agrega el reporte.

El país con el mayor número de niños guerrilleros es es la República Democrática del Congo, dijo aquella vez Joachim Theis, asesor de Unicef para la protección de niños en África Occidental y Central, y advirtió que el conflicto bélico que se registra en la región “ es garantía de que los menores continuarán siendo reclutados”.

>>> Las secuelas de los combates

De acuerdo con un estudio difundido en 2007 sobre los efectos de la guerra en los niños exsoldados de Uganda y El Congo, la mayor parte de ellos padece de “perturbaciones postraumáticas” y “algunos de ellos ya no pueden controlar sus agresiones, aunque ellos mismos sufran con aquello en lo que se han convertido (...) Incluso, cuando las familias de estos niños desean volver a acogerlos, conviven con ellos con miedo”, dijo a la agencia DPA Dora Akol, directora de World Vision, una organización de ayuda humanitaria en Uganda.

Es que “cuando el crimen se convierte en parte de tu vida diaria, te insensibilizas”, dijo a El País Ishmael Beah, un niño exsoldado.

Y aunque han pasado años desde su calvario, dice que el daño está allí: “He vivido tantas cosas horribles, que si me quedara solo con lo malo no podría levantarme por las mañanas...”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código