brasil 2014. el negocio del FÚTBOL

El lucro detrás de los goles

Brasil invirtió $13 mil 750 millones para que el Mundial de Fútbol sea un hecho. La FIFA, en tanto, recibirá $4 mil 500 millones.

Temas:

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y el máximo líder de la FIFA, Joseph Blatter. AP/Steffen Schmidt. La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y el máximo líder de la FIFA, Joseph Blatter. AP/Steffen Schmidt.
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y el máximo líder de la FIFA, Joseph Blatter. AP/Steffen Schmidt.

Alemania y Argentina jugarán el próximo domingo la final de la Copa del Mundo de Brasil 2014, en la que se definirá si los teutones se coronan por cuarta vez en la historia o si los suramericanos lo hacen por tercera ocasión. Sin embargo, la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) es el verdadero campeón de la competición, económicamente hablando.

La institución que rige el fútbol se presenta al mundo desde 1904 como una organización sin fines de lucro, y con más miembros que la propia Organización de Naciones Unidas. Con varios años de antelación celebra un sorteo para definir las sedes de los próximos mundiales.

Pasada la votación, el país ganador destina miles de millones de dólares de sus arcas para obras de infraestructura y acondicionar estadios bajo los estrictos estándares de la FIFA que, hasta este punto del proceso, no ha gastado un dólar de los mil 432 millones de dólares con los que cerró su ejercicio en 2013, según consta en su informe de finanzas de ese año.

Además de la relevancia deportiva que genera una Copa del Mundo de fútbol, los países que se postulan para albergarla buscan exprimir al máximo lo que la celebración trae consigo: turismo y publicidad, sobre todo.

Brasil invirtió unos $13 mil 750 millones en términos de seguridad, turismo, defensa, energía, promoción y construcción de estadios. Según el ministro de Deportes del país, Aldo Rebelo, esperan una inyección en la economía tres veces mayor a lo invertido, es decir, $46 mil millones.

Mientras al anfitrión le toca enfrentar a varios sectores de la sociedad, que desde hace meses se manifiestan pidiendo que ese dinero se invierta en educación, salud y vivienda –según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), más de 37 millones de brasileños viven todavía en la pobreza–, la FIFA orbita alrededor de la problemática y espera por las ganancias que le tocarán por los derechos televisivos (mil 700 millones de dólares) y de comercialización, con marcas como Adidas, Sony, Visa o Coca-Cola (mil 350 millones de dólares).

Gracias a la globalización, 909 millones de televidentes miraron al menos un minuto de la final de la edición de 2010; y el promedio por partido fue de 188.4 millones de aficionados.

Al cabo del Mundial, Brasil reportará a la FIFA un 66% más de ganancias que la decimonovena edición disputada en Sudáfrica 2010, es decir, unos $4 mil 500 millones de ingresos totales.

“Andamos en $4 mil 500 millones de ganancia y la Copa Mundial ha costado $2 mil millones. Son mil millones de dólares lo que invierte la FIFA en Brasil, la mitad del dinero que generamos se invierte en la Copa del Mundo”, dijo Jerome Valcke, secretario general de la FIFA durante una conferencia de prensa antes del inicio del torneo.

Más allá de lo que invierte la FIFA, que es muy poco comparado con lo que destina el país sede, el Mundial de fútbol es un negocio seguro para la entidad rectora de este deporte.

La revista Forbes desglosa las cifras que genera el evento, y detalla que los ingresos totales de la entidad rectora del fútbol aumentaron 11 veces desde la edición de 1998, que se disputó en Francia.

Del torneo de 2010, la FIFA recibió 2 mil 400 millones de dólares; en 2006, 3 mil 200 millones de dólares; en 2002, 2 mil 500 millones de dólares, y en 1998, 395 millones de dólares.

Premios

Una vez finalice la competencia, la FIFA repartirá $576 millones entre las 32 selecciones participantes, de los cuales, $35 millones serán para el campeón y $25 millones para el subcampeón.

En tanto, el que se quede con la tercera plaza obtendrá $22 millones, $2 millones más que el cuarto lugar.

Además, los equipos eliminados en los cuartos de final recibirán $14 millones; en octavos de final, $9 millones, y $8 millones para los que lograron sortear la fase de grupos.

Durante un mes, y detrás de las cámaras, las luces y los goles, quedan en pausa los problemas sociales que enfrentan los ciudadanos del país anfitrión, que velan por más hospitales y escuelas públicas.

Muchos de ellos fueron desalojados de sus hogares para satisfacer las demandas de un torneo que se muda de país cada cuatro años.

El cemento queda de herencia

En 2010, el Mundial de fútbol llegó por primera vez a suelo africano, o el continente “olvidado”, como se le conoce. Sudáfrica albergó la decimonovena edición del torneo, para el que tuvo que invertir unos $4 mil millones en infraestructura y acondicionamiento de las ciudades.

Cuatro años después, varios de sus estadios ya son “elefantes blancos”, o estructuras casi vacías. Por ejemplo, el estadio de Ciudad del Cabo, que costó $400 millones, tiene capacidad para 55 mil personas. Para ver un partido del club local, el Ajax Cape Town, solo acudieron 400 aficionados.

Otros estadios corren la misma suerte, que ahora esperan por alguna actividad o concierto para sacarle rédito, pero el alto costo de alquiler espanta a los promotores.

Hasta el sol de hoy, Sudáfrica sigue pagando los $3 mil millones de deuda que arrastra desde el Mundial. Para la FIFA, en cambio, fue un negocio cuyo ingreso total fue por $2 mil 400 millones.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código