GÉNERO. SE EQUIPARAN LAS CARGAS EN ASUNTOS NUPCIALES.

El matrimonio es pa machos

Panamá tiene su ´marca registrada´ en cuanto a bodas. Por lo general, las celebraciones corren por cuenta de los cónyuges, y a partes iguales.
CONSEJO. En una boda múltiple, en Colón, Roberto Durán les dijo a los hombres: ‘Quieran a sus esposas y respétenlas. El amor se hizo para hacer el bien y no para el mal’. LA PRENSA/Archivo CONSEJO. En una boda múltiple, en Colón, Roberto Durán les dijo a los hombres: ‘Quieran a sus esposas y respétenlas. El amor se hizo para hacer el bien y no para el mal’. LA PRENSA/Archivo
CONSEJO. En una boda múltiple, en Colón, Roberto Durán les dijo a los hombres: ‘Quieran a sus esposas y respétenlas. El amor se hizo para hacer el bien y no para el mal’. LA PRENSA/Archivo

Que Panamá todavía es un país democrático se aprecia en las discusiones sobre las acciones al portador. En el tono de voz de los técnicos de la selección de fútbol. Y en la organización de un matrimonio: Todo corre por partes iguales entre los novios.

De cara a las nupcias, las mujeres panameñas han logrado que su pareja se involucre más en la ceremonia; que el hombre la viva y la sienta con idéntico grado de compromiso.

No siempre fue así. Hasta hace unos años se sentía la soledad de ellos frente a una tradición ampliamente dominada por ellas; como la liebre que cruza la avenida.

En comparación con otros países de la región, la tendencia panameña de las bodas actuales impone una repartición de responsabilidades (gastos) entre la mujer y el hombre.

En otras naciones, la mujer se encarga de adobar la ceremonia, aprobar el menú y escoger las bebidas; y elige la orquesta o si es del caso la banda papayera (murga) o serenata. Salvo sus padres, nadie se entromete en las decisiones de lugar u horario de la fiesta. Todo bajo un mutismo comparable al secreto bancario. El novio se hace cargo de la luna de miel. Su función se inicia a partir de la noche de bodas.

Desde el instante mismo de las entregas recíprocas, debe haber previsto todos los detalles para reafirmar en la intimidad y en el viaje de novios aquellas señales enunciadas durante la boda. Los trámites de notaría corren a cargo de los dos cónyuges.

“La situación económica de Panamá hace que las panameñas, si así lo desean, puedan costear una boda. Sin siquiera solicitar ayuda a los padres. En ese espacio donde ya no están los progenitores, gana un espacio clave el novio”, comenta Margareth Madrigal, camino a graduarse de psicología de la Universidad Latina.

El poder adquisitivo alcanzado por algunas panameñas, esa facultad progresiva de salir adelante por sí mismas, en otras palabras la independencia de género, “les permite a ellas fijar límites frente a padres acaparadores, con mucho dinero o en exceso tradicionalistas que solo conciben que el matrimonio sea organizado y costeado por las mujeres”, asegura Celia Moreno, socióloga y filósofa.

A la boda de Celia asistieron 300 personas. Ella tenía apenas 20 años. Y en esa celebración, semejante a la de un lejano pueblo en su día de aniversario, Celia se “sentía frustrada”. De los presentes, apenas 10 habrían sido sus invitados.

“Algunas familias insisten en las bodas tradicionales. La mujer planea toda la fiesta, y su padre y su suegro acuerdan los licores”, comenta. Y entre tanto la liebre solitaria, en su travesía por la avenida, sin saber cómo será el día de su compromiso. ¿Qué será de esas liebres?

ESTÁ BIEN: ME CASO

El hombre panameño contemporáneo exige su participación en la celebración de las nupcias. Esa es también una conquista de género, y representa una experiencia enriquecedora para la pareja. “Le permite conocerse en asuntos de decisiones mutuas y delimita el campo de acción futura de terceros”, explica Moreno.

La contribución del cónyuge masculino se aprecia en todos los detalles. La voz y el voto del futuro esposo tienen peso en los trámites notariales, en la orquesta y el salón de fiesta, en el diseño de las invitaciones y los recordatorios.

Puede oponerse al menú y puede sugerir licores, y tiene la posibilidad de dejar en cabeza de la futura esposa ciertas decisiones. “Tú verás”, dice cuando considera algún aspecto no convincente.

“La boda es un proyecto y forma parte de un ritual. Es un buen momento para empezar a organizar presupuestos de común acuerdo. Pues hasta antes del matrimonio, los cónyuges llevaban vida de solteros”, comenta Ernesto Bazán, consultor y economista.

La boda en Panamá, en definitiva, es una especie de catalizador de las personalidades contrayentes. Ayuda a saber de antemano quién es quién y cómo se comporta en momentos de diálogo.

“Se debe prever un límite claro de gastos. Si se asume una deuda, que no sea tan importante que pueda limitar el comienzo de la vida conyugal”, dice Bazán.

En Panamá, la boda compete a ambos contrayentes y su voluntad se impone por mitades iguales. Pasaron los tiempos en que era un asunto solo de mujeres.

El precio real de una boda

Ernesto Bazán califica de ideal que los gastos se puedan cubrir con los regalos de los familiares.

Su sugerencia parte del supuesto de que la pareja próxima a celebrar sus nupcias debe prepararse para cubrir ciertos gastos básicos. O por lo menos una buena parte.

Las bodas pueden llegar a costar un promedio de entre $75 y $125 por invitado, si la pareja pertenece a la clase media. Si los novios provienen de una clase más privilegiada, la tarifa por asistente puede superar los $150.

Las orquestas cobran tarifas a partir de los $1500 por tres tandas de interpretaciones. Antes de la boda, la agrupación contratada debe citar a los contrayentes para acordar el repertorio y trazar una hoja de ruta de temas.

Pero lo más importante de una boda panameña, por encima del precio, es la gozadera.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

INVESTIGACIÓN POR TIERRAS EN BOCAS DEL TORO Estado panameño se defiende de demanda millonaria

En riesgo se encuentra el tercer humedal de importancia internacional que tiene Panamá, tras la demanda millonaria que interpuso el político costarricense contra el Estado. Los indígenas reclaman posesión de las tierras.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código