COLOMBIA LLORA POR LA MUERTE DE YULIANA SAMBONÍ

Yuliana Samboni, la niña que le duele a un país

El atroz asesinato de Yuliana ha opacado el proceso de paz, el tema que ocupa la atención de los colombianos desde hace meses.

Temas:

Hubo protestas afuera de la clínica donde estuvo recluido Rafael Uribe Noguera, en el edificio donde se cometió el crimen y en el juzgado. Hubo protestas afuera de la clínica donde estuvo recluido Rafael Uribe Noguera, en el edificio donde se cometió el crimen y en el juzgado.

Hubo protestas afuera de la clínica donde estuvo recluido Rafael Uribe Noguera, en el edificio donde se cometió el crimen y en el juzgado. Foto por: Cortesía El Tiempo-Abel Cárdenas

Rafael Uribe N. Rafael Uribe N.

Rafael Uribe N. Foto por: Tomada de Internet

Siete años. Siete años de inocencia. De juegos. De ilusiones. De sueños.  De sueños rotos por Rafael Uribe Noguera. Desgarrador.

Domingo. 9:28 a.m. Rafael Uribe Noguera –arquitecto, 38 años– pasó por el barrio donde vivía ella, abrió la ventana, habló con ella y con el primo y la jaló por los brazos. Se la llevó en un Nissan X-Trail, de esos carros que muy rara vez se ven pasar por esos lugares tan pobres.

Ella, pequeña e indefensa, se llamaba Yuliana Andrea Samboní y tenía siete años.

Hoy enclaustrada en la mente de todo el que conoce su historia, Yuliana fue llevada a un apartamento de Uribe Noguera, en un edificio relativamente fino que diseñó y construyó su firma familiar entre cinco y ocho minutos del barrio donde la niña vivía con su familia en una pequeña casa de tres habitaciones, con otras dos familias.

En uno de esos cuartos vive el primo de Yuliana, también menor de edad, y que estaba con ella el día que Uribe Noguera le arrancó la oportunidad de vivir en una Colombia en paz. Fueron él y otra amiga los que les contaron a las autoridades que no era esa la primera vez que ese hombre de buen aspecto pasaba por el barrio. Dos veces antes también lo había hecho, tratando de convencer a la niña de irse con él dándole plata.

Yuliana apareció muerta en el apartamento de Uribe Noguera. Violada y asfixiada. Los investigadores encontraron el pequeño cuerpo embadurnado en aceite debajo del jacuzzi que tenía el arquitecto en su terraza, con golpes y signos de asfixia en el cuello y la boca. Ropa escondida en el baño y uno de sus zapatos. El otro lo encontraron en el X-Trail.

No hacía mucho Yuliana había llegado a Bogotá. Sus padres vivían en el Cauca y, buscando mejores oportunidades, viajaron a la capital. Llegaron primero solos y en Bogotá tuvieron a la hermana menor de Yuliana. A Yuliana la dejaron en el pueblo hasta hace un año.

El papá está devastado. La mamá, con cinco meses de embarazo, internada en un hospital en estado de shock, luego de conocer que a su hija la había secuestrado un extraño. Ella salió corriendo detrás del carro, pero el destino fue más rápido. Ahora se niega a admitir que la pequeña está muerta.

Rafael Uribe Noguera, al parecer, estaba drogado. Su hermano Francisco y su hermana Catalina llegaron a su casa y, según las autoridades, habrían limpiado el cuerpo de Yuliana y manipulado la escena del crimen. Lo llevaron luego a la clínica psiquiátrica Monserrat, donde no lo quisieron atender, y finalmente lo trasladaron a la Clínica Navarra, donde lo trataron por supuesta sobredosis de tres papeletas de cocaína y botella y media de aguardiente.

Su familia emitió un comunicado, en el que aclaró que no le dará la espalda en estos momentos de “angustia, confusión y dolor”, pero se declaró“consciente de que Rafael deberá asumir las drásticas consecuencias que se desprenden de su inexplicable actuar”.

La ciudadanía está escandalizada. El despiadado asesinato despertó desde lo más profundo la indignación de Colombia. Un país acostumbrado a la más cruel violencia –las FARC cometieron más de 260 violaciones de menores–, pero no así. Ha habido multitudinarias protestas pidiendo desde que le hagan lo mismo que hizo hasta que le den cadena perpetua, pena que no existe en Colombia. La pena máxima en este país son 60 años, lo que en su caso podría considerarse una cadena perpetua.

Pero la presión ciudadana ha hecho que la justicia actúe rápido. Los dos hermanos de Rafael Uribe Noguera tendrán una indagatoria mañana viernes y él ya tuvo una audiencia para legalizar su captura y ya está encarcelado en Bogotá. A esa audiencia, que duró ocho horas y a la que llegó directo de la clínica en una tanqueta para protegerlo de los enardecidos manifestantes, no lo acompañó ni un solo familiar o amigo y, pese a los intentos de su familia de conseguir un penalista que lo representara, van 18 abogados que se han negado a defenderlo. A Uribe Noguera lo auxilió un defensor de oficio asignado por el Estado.

A pesar de los videos, las declaraciones, el comunicado de su familia y las demás pruebas, Uribe Noguera se declaró inocente de los cargos de tortura, feminicidio agravado, secuestro simple y acceso carnal violento. Su pena podría alcanzar los 50 años. Las autoridades ya han adelantado que hay sospechas de que Yuliana no haya sido la primera víctima de Uribe Noguera.

Germán Carlosama, representante a la Cámara por las comunidades indígenas, advirtió ayer que la justicia indígena actuará si la justicia ordinaria se afloja a mitad de camino. Esto, porque Yuliana pertenece a una comunidad indígena del Cauca.

Por ahora no hay señales de que eso ocurra. El carro y el apartamento de Uribe Noguera ya fueron decomisados por la Fiscalía General de la Nación y los activos de sus hermanos también serán apropiados para reparar a las víctimas.

Francisco, el hermano abogado de Rafael Uribe Noguera, podría tener más problemas que su hermana Catalina. Pese a que ambos estuvieron en el apartamento por tres horas junto con Rafael y son señalados de alterar la escena del delito, Francisco estuvo con las autoridades cuando estas identificaron mediante cámaras de vigilancia las placas del carro, que estaba a su nombre. Él no les dijo desde un principio que el carro lo tenía su hermano. Además, Rafael no le contestó las llamadas a la Policía, pero sí a su hermano. Cuando se separó de las autoridades estuvo en el apartamento de Rafael, luego fue él quien lo llevó a la clínica, quien les comunicó a las autoridades que su hermano estuvo con la menor y que esta murió accidentalmente, y quien los acompañó al apartamento. Francisco ya renunció al bufete en el que trabajaba.

En Colombia matan a una mujer cada seis horas. Las Yuliana de las que nadie se entera.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Los resultados de los laboratorios de sustancias controladas reflejaron que los 221 paquetes estaban compuestos de 259.14 kilos de cocaína.
Cortesía/Ministerio Público

TRÁFICO INTERNACIONAL DE DROGAS Detención provisional para extranjeros tras el decomiso de cocaína

INVESTIGACIÓN POR TIERRAS EN BOCAS DEL TORO Estado panameño se defiende de demanda millonaria

En riesgo se encuentra el tercer humedal de importancia internacional que tiene Panamá, tras la demanda millonaria que interpuso el político costarricense contra el Estado. Los indígenas reclaman posesión de las tierras.
Archivo

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código