‘URBI ET ORBI’

El papa Francisco insta a recordar a refugiados

El jefe de la Iglesia católica, bajo fuertes medidas de seguridad, hizo un balance de lo transcurrido en el año que termina.

Temas:

El papa Francisco aboga por una solución pacífica a los conflictos armados de Siria, Ucrania y Colombia. El papa Francisco aboga por una solución pacífica a los conflictos armados de Siria, Ucrania y Colombia.
El papa Francisco aboga por una solución pacífica a los conflictos armados de Siria, Ucrania y Colombia.

El papa Francisco ofreció ayer un mensaje navideño de esperanza por la paz para un mundo lacerado por la guerra y el terrorismo, instando a recordar a migrantes, refugiados y a quienes son dañados por la inestabilidad económica causada por el “dios dinero”.

“Paz a los que han perdido a un ser querido debido a viles actos de terrorismo que han sembrado miedo y muerte en el corazón de tantos países y ciudades”, dijo Francisco en su mensaje Urbi et Orbi (a la ciudad y al mundo, en latín) a las cerca de 40 mil personas congregadas en la plaza de San Pedro.

El pontífice pidió por la paz en Siria, instando al auxilio inmediato para la exhausta población de Alepo, que fue recapturada hace pocos días por fuerzas del Gobierno tras cuatro años de combates con los rebeldes.

“Es hora de que las armas callen definitivamente y la comunidad internacional se comprometa activamente para que se logre una solución negociable y se restablezca la convivencia civil en el país”, declaró Francisco.

En su cuarta Navidad desde 2013, cuando fue elegido el máximo líder de la Iglesia católica, el papa argentino también tuvo palabras para América Latina.

“Pedimos concordia para el querido pueblo colombiano, que desea cumplir un nuevo y valiente camino de diálogo y de reconciliación”, dijo el pontífice.

Francisco llamó también a palestinos e israelíes a que “tengan la valentía y la determinación de escribir una nueva página de la historia”, en medio de una nueva tensión luego de una resolución de la ONU que demanda el fin de la construcción de asentamientos.

El papa afirmó además que la Navidad debía inspirar a todos a ayudar a los menos afortunados, incluyendo a migrantes, refugiados y aquellos “que sufren por las ambiciones económicas de unos pocos y la avaricia voraz del dios dinero que lleva a la esclavitud”.

Tras el atentado terrorista con un camión contra el mercadillo navideño de Berlín, reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), el temor a otros ataques marca las festividades de este año, por lo que se adoptaron excepcionales medidas de seguridad durante la celebración del acto de urbi et orbi.

El sábado por la noche, la homilía para la Nochebuena del papa Francisco --en la que criticó el materialismo de quienes festejan Navidad pensando solo en regalos-- en la basílica de San Pedro se celebró entre fuertes pero discretas medidas de seguridad tras el atentado acaecido en Berlín el pasado lunes en un mercado navideño.

En Belén, lugar donde según la tradición cristiana nació Jesús, unos 2 mil 500 fieles palestinos y extranjeros llenaron la basílica de la Natividad para la misa del gallo a la medianoche. El presidente Mahmud Abas y otros dignatarios palestinos estuvieron presentes.

El arzobispo Pierbattista Pizzaballa, administrador apostólico del patriarca latino de Jerusalén y jefe de la Iglesia católica en Tierra Santa, pidió compasión para los refugiados y el fin de la violencia que desangra a Medio Oriente.

En el norte de Israel, más de 25 mil personas participaron en las celebraciones de Navidad en Nazaret, ciudad donde Jesús habría pasado su infancia.

En Estados Unidos, el presidente Barack Obama y su esposa Michelle enviaron su último mensaje de Navidad desde la Casa Blanca, subrayando los valores que unen a los estadounidenses, cualquiera sea su confesión religiosa.

En Siria, la comunidad católica de Alepo celebró la primera misa en cinco años en la catedral maronita San Elías, en la ciudad vieja, dos días después del anuncio del régimen de Bashar al Asad de la reconquista total de los barrios controlados por los rebeldes en la segunda ciudad siria.

Igual que numerosos edificios de Alepo --ciudad convertida en símbolo de los estragos causados por la guerra en el país--, la catedral ofrece un espectáculo de desolación: techo derrumbado, escombros esparcidos en el suelo, bancos derribados.

Pero un pequeño grupo de personas decidió dedicarse a una tarea de limpieza e instalar un pesebre para celebrar la Navidad, pese al estado actual de una de las ciudades más importantes y estratégicas de esta nación árabe.

“Todos tenemos recuerdos de este sitio, aquí hemos celebrado nuestras fiestas y alegrías. Queremos transformar los escombros en algo bello”, explicó uno de los miembros de ese grupo, Bashir Badaoui.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código