Entrevista

´Un patrimonio destruido es muy difícil reconstruir´

El director adjunto del Comité de Patrimonio Mundial de Unesco señala que la cinta costera tres todavía es analizada por el ente.

LLAMADO. Francesco Bandarin pidió mayor transparencia a las autoridades panameñas. AP/Nasser Nasser LLAMADO. Francesco Bandarin pidió mayor transparencia a las autoridades panameñas. AP/Nasser Nasser
LLAMADO. Francesco Bandarin pidió mayor transparencia a las autoridades panameñas. AP/Nasser Nasser

Francesco Bandarin, un señor de porte patricio y cabello blanco, es una de las personas más respetadas en la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés). Desde 2010 es director adjunto del Comité de Patrimonio Mundial de esta entidad.

De sonrisa amplia y hablar rápido, Bandarin (de origen italiano) es especialista en arquitectura y planeación urbana, en particular en países en desarrollo.

Este diario lo entrevistó en su oficina provisional, un despacho en una esquina del ostentoso palacio Táuride, en San Petersburgo, cuyo hemiciclo sirve de sede a la XXXVI sesión del Comité de Patrimonio Mundial.

Aquí se clarificó la situación del Casco Antiguo panameño, que la semana pasada estuvo a punto de ingresar en la lista de sitios en peligro del Comité.

“Nada fue aprobado”, dice Bandarin, refiriéndose al proyecto de construcción de la tercera fase de la cinta costera. “Suspendamos las conclusiones. Lo que está ocurriendo es un proceso de reexaminación”, agregó.

“El Comité de Patrimonio Mundial agradeció al ´Estado Parte´, en este caso, Panamá, no haber empezado la obra y la decisión de este año no da la posibilidad de que se construya [la tercera fase de] la cinta costera hasta que no se realice un estudio de impacto del valor universal excepcional”, remarcó.

Con este nuevo estudio se determinará si el viaducto marino propuesto por el Gobierno panameño es compatible con el valor del sitio, considerado patrimonio de la humanidad desde el año 1997. Si es incompatible y, aún así, Panamá se empeña en hacer el viaducto, el sitio perderá el valor universal.

“Un patrimonio destruido es muy difícil reconstruir”, apuntó.

En su cuenta en Twitter, el presidente, Ricardo Martinelli, escribió que Unesco “aprobó” la obra, lo cual no es cierto.

“Lo que ha sucedido aquí es que hemos dado un paso atrás para estudiar este tema a mayor profundidad”, precisó Bandarin.

Aunque celebra que el “Estado Parte” entregó más documentos, pide mayor “transparencia e independencia”.

Reiteró el ofrecimiento de enviar a Panamá un comité de expertos internacionales que valore la obra. El año pasado, en dos ocasiones el Gobierno canceló la visita de una misión de Unesco. La justificación, según la carta que envió al organismo la administración de Martinelli, fue que el Gobierno no estaba preparado para recibir a nadie.

“Panamá es un país con un gran desarrollo, tanto humano como económico... La ciudad debe crecer, no estamos contra eso. Nosotros somos profesionales sobre temas patrimoniales y nuestro papel es que se cumpla con los compromisos que el país ha hecho a la comunidad internacional”, indicó.

Un miembro del equipo técnico de Bandarin explicó que Panamá aún tiene que responder por la zona de amortiguamiento del Casco Antiguo, ya que el documento presentado por la delegación carecía de los requisitos formales, entre ellos, presentar un mapa cartográfico.

 Las tareas pendientes

En un comunicado reciente del Instituto Nacional de Cultura (Inac) se establece que Panamá tiene pendiente la elaboración de “algunos estudios complementarios” antes de proceder con la construcción de la tercera fase de la cinta costera, pero esto no revela la dimensión de sus responsabilidades ante la Unesco.

Según la resolución discutida y aprobada en la XXXVI sesión del Comité de Patrimonio Mundial, el Gobierno panameño tiene varias tareas.

La resolución reitera una profunda preocupación sobre el estado de conservación del sitio Casco Antiguo-Panamá Viejo, en particular la eficiencia del manejo patrimonial y el riesgo de que se derrumben los edificios.

Para el Comité, muchas de las acciones solicitadas al Gobierno, hace un año, siguen sin hacerse o no han sido tratadas de forma completa.

Entre estos temas se incluye la revisión de la ley para dar mayor fortaleza a las instituciones dedicadas a la protección del patrimonio y mejorar la coordinación entre la Dirección de Patrimonio y el Patronato de Panamá Viejo.

El Gobierno también tendrá que delimitar la zona de amortiguamiento del Casco Antiguo. Se presentó una versión ante la entidad, pero esta no ha sido tramitada debido a que no cumple con los requisitos oficiales de la organización, que incluyen un mapa cartográfico.

En su sesión del próximo año, el Comité evaluará el proyecto de la tercera fase de la cinta costera y el Gobierno tendrá que presentar una versión actualizada del plan de manejo patrimonial, el cual deberá estar acompañado de una estrategia de tráfico y transporte urbano, incluyendo posibles alternativas para el viaducto marino.

Adicionalmente, deberá presentar un estudio de impacto patrimonial, ya que el Gobierno “no ha cumplido a cabalidad con todos los requisitos expresados por el Comité” el año pasado.

Como último requisito, deberá presentar un estudio adicional sobre la conservación del sitio patrimonial, antes del 1 de febrero de 2013.

Alfonso Acosta P.

´ Gobierno con fiebre de asfalto´

Aún el proyecto cinta costera tres no está claro, pero el presidente, Ricardo Martinelli, en su discurso del 1 de julio en la Asamblea Nacional, se refirió a una cinta costera cuatro. Aunque no dio detalles, hay algunos indicios de esta obra. Por ejemplo, en 2008 el Gobierno saliente dejó estudios sobre una cinta costera cuatro que bordearía Punta Paitilla y Punta Pacífica. Serían cuatro kilómetros de largo y el costo de la obra podría llegar a los $200 millones, según estimaciones de ese entonces. No obstante, defensores del Casco Antiguo señalan que esa obra podría ser una extensión de la cinta costera tres y que llegaría hasta Amador. Ana Elena Porras, dirigente del Frente por la Defensa del Patrimonio, dijo que da “rabia” como este gobierno no aclara un proyecto cuando piensa en otro. Patrizia Pinzón, miembro de la Asociación de Vecinos del Casco Antiguo, indicó que hay un “gobierno con fiebre de asfalto que no busca el beneficio del país”.

OHIGGINIS ARCIA J.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código