VATICANO

Dos periodistas van a juicio por filtraciones

Fiscales alegan que hubo una asociación criminal organizada para divulgar información sobre intereses fundamentales de la Santa Sede.

Temas:

Emiliano Fittipaldi, uno de los dos periodistas acusados, dio declaraciones en el club de prensa internacional de Roma, tras anunciarse el inicio de la pesquisa. Emiliano Fittipaldi, uno de los dos periodistas acusados, dio declaraciones en el club de prensa internacional de Roma, tras anunciarse el inicio de la pesquisa.
Emiliano Fittipaldi, uno de los dos periodistas acusados, dio declaraciones en el club de prensa internacional de Roma, tras anunciarse el inicio de la pesquisa. Giorgio Onorati

La magistratura del Vaticano ha enviado a juicio a cinco personas implicadas en el robo y divulgación de informes confidenciales que han hecho temblar los cimientos de la Santa Sede al destapar una extensa red de corrupción, nepotismo y despilfarro en la curia romana, así como la fuerte resistencia con la que se han topado las reformas del papa Francisco.

Los cinco imputados que deberán sentarse en el banquillo de los acusados del tribunal del Vaticano el próximo 24 de noviembre son el sacerdote español monseñor Lucio Vallejo Balda, cercano al Opus Dei, que Francisco había puesto al frente de la comisión –disuelta hace más de un año- que debía limpiar las finanzas de la Santa Sede; la lobista de 33 años Francesca Chaouqui, que a pesar de su controvertida fama y su escasa experiencia en temas económicos tuvo un puesto destacado en dicha comisión gracias a su amistad con Vallejo Balda; el secretario particular del sacerdote español, que también operaba en el departamento concebido por Francisco para mejorar la situación administrativo financiera de la Santa Sede; los periodistas italianos Gianluigi Nuzzi y Emiliano Fittipaldi, autores respectivamente de Vía crucis (Mercaderes en el templo) y Avaricia, los dos libros que reconstruyen con los documentos reservados filtrados ilegalmente del Vaticano un escenario de lujos, gastos exorbitantes y corrupción que poco tiene que ver con el voto de pobreza.

De momento, solo Vallejo Balda permanece recluido en una celda de la prisión del Vaticano. El envío a juicio ha sido decretado por la supuesta comisión del delito de divulgación de documentos reservados contra la seguridad del Estado, tipificado en el artículo 116 bis del Código Penal de la ciudad del Vaticano, que prevé una pena de 4 a 8 años de cárcel.

“Quien se procura ilegalmente o revela noticias o documentos de los que está prohibida la divulgación, es castigado con la reclusión de seis meses a dos años o con la multa de mil a cinco mil euros. Si la conducta ha tenido como objeto noticias o documentos concernientes a los intereses fundamentales o las relaciones diplomáticas de la Santa Sede o del Estado, se aplica la pena de la reclusión de cuatro a ocho años”, se lee en la regulación.

¿Censura en el Vaticano?

La reacción del Vaticano de “matar al mensajero” y decidir abrir un proceso penal contra los dos periodistas de investigación ha causado perplejidad en Italia. El diputado del Partido Democrático de centro izquierda Michele Anzaldi decidió defender a los periodistas apenas se supo de las investigaciones que habían abierto contra ellos las autoridades vaticanas y aseguró que “la libertad de prensa debe ser tutelada siempre”.

El autor de Vía crucis, Gianligi Nuzzi, quien ya había revelado en el libro Sua Santità la correspondencia privada de Benedicto XVI, filtrada por su mayordomo Paolo Gabriele en 2012, dijo en su cuenta de Twitter que “mientras exista el mundo, existirán los periodistas que darán noticias incómodas como #viacrucis [el título de su libro]. #noinquisición”.

Por su parte, Fittipaldi ha declarado que no se trata de un proceso contra él, sino “contra la libertad de información”. “En todo el mundo los periodistas tienen el deber de publicar las noticias y los secretos que el poder, cualquiera que sea, quiere tener escondidos a la opinión pública. Mostrar documentos confidenciales e informar a la gente de las cosas malhechas forma parte de nuestra profesión”, ha agregado.

El Vaticano, que inaugurará el próximo 8 de diciembre el Jubileo de la Misericordia, no ha desmentido las informaciones publicadas en los libros Avaricia y Vía crucis que denunciaban, entre otros escándalos, el uso indebido de propiedades inmobiliarias de la Iglesia católica valoradas en miles de millones de euros, la fábrica millonaria de los procesos de santificación o el desvío amoral del dinero donado por los fieles para sostener obras de caridad que terminaba sufragando los caprichos de la curia romana.

El Papa, que emprenderá su primer viaje a África cuando empiece el juicio, continúa arremetiendo contra los hombres de Iglesia que adoran “el santo soborno”. La última vez lo hizo durante la homilía de la misa que celebró este viernes en la capilla de la Residencia de Santa Marta, donde reiteró su petición de que la Iglesia católica no se apegue al dinero y al poder.

Mientras tanto, el Vaticano –que no cuenta con una regulación específica para proteger la libertad de prensa– parece más preocupado por perseguir a los que han denunciado los ilícitos, que a los que los han cometido.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Traspasan acciones a una fundación EU suspende restricciones a los diarios La Estrella y El Siglo

Eduardo Quirós, presidente del grupo GESE, (centro) fue el encargado de hacer el anuncio al personal de los periódicos la Estrella de Panamá y El Siglo.
LA PRENSA/Luis García

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código