EL BEBEDERO: DEl ANONIMATO A CENTRO DE PUGNAS POLÍTICAS

El pueblo que de pronto existió

Ni adornos de Navidad ni de fiestas patrias. Bloques, arena y cemento adornan hoy las entradas de las casas en esta comunidad: están en elecciones.

En la historia del pueblo no había pasado nada igual. Briseida Pérez lleva 38 años viviendo en El Bebedero, un caserío en el distrito de Tonosí, provincia de Los Santos, y jura que en su vida había visto tantos forasteros como ahora.

Eso a ella no le gusta. Dice que está cansada de tanto “jolgorio” y de la visitadera de los políticos. “Hace tres meses que el muchacho se murió [...] pa mí que era mejor dejá eso quieto y no hacer nuevas votaciones, si así estamos bien”. Luego cuenta con ese característico acento santeño el hecho trágico de la muerte de Ambrosio Sáez, el representante de la comunidad que falleció en un accidente y que de paso puso a El Bebedero en la agenda del Gobierno, y a los políticos en corredera para quedarse con el cargo vacante.

El duelo proselitista por estos días no es para 2014, sino para la elección a celebrarse este domingo 4 de diciembre en esa comunidad del Valle de Tonosí, en la que se escogerá al nuevo representante. Es que el hecho, según analistas, ha cobrado un repentino simbolismo político porque puede anticipar la tendencia de lo que ocurriría en los comicios generales de 2014. Además, allí se pondrá en marcha por primera vez el voto electrónico. Están habilitadas para votar mil 128 personas, de acuerdo con el Tribunal Electoral.

Briseida cambia de tema, y sin que se le pregunte empieza a justificar qué hacen una pila de arena y otros materiales de construcción frente a su casa. “Es el propio Mivi [Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial] que me está trayendo esos materiales. Yo había metido la solicitud hace tiempo, pero ahora es que me los están entregando [...] eso no es política, no vaya usted a creer que eso es política”, repite afanosa.

En cambio, Edilse Samaniego, otra hija de El Bebedero, lo dice sin tapujos: “Ahora con la política tan dando cemento, bloques y cinc”. Luego anota, como si estuviera leyendo un libro, que por ahí han estado los del Gobierno, al igual que políticos de Cambio Democrático (CD) y del Partido Revolucionario Democrático (PRD) buscando votos. “Pero la maestra Nidia es la que va a ganar. ¡Ufff!, gana lejos le digo”, y casi en susurros cuenta que “ella” (Nidia Cureña) les prometió que antes del cierre de campaña les daría más materiales.

Se nota que El Bebedero está en campaña por los anuncios políticos en todos lados. Afiches gigantes con la foto de la maestra jubilada Nidia Cureña, la candidata de CD, aparecen una y otra vez en paredes y puertas de las casas. De vez en cuando se cuela uno con el rostro de Darío Saavedra, el candidato del PRD. Del independiente Carlos Domínguez, que además cuenta con el respaldo de los panameñistas, no se ve ninguno. “A él no lo mientan casi”, dice Samaniego.

EL CÓDIGO SANTEÑO

Puede que el país supiera de El Bebedero por la contienda electoral, pero en Los Santos los hijos de esta población están bien recomendados. Tienen fama de ser gente trabajadora y sencilla que ha sobrevivido por décadas gracias a dos oficios básicos y prehistóricos: la agricultura y la ganadería. El distrito de Tonosí, por ejemplo, es uno de los mayores productores de arroz del país. Le rezan a la virgen de La Candelaria, viven con frenesí los carnavales, y en algunas comunidades siguen teniendo ese sentido trágico del amor, con celos, peleas a machete y despechos amansados con tragos de seco en las cantinas.

Pese a estar a escasos cinco minutos de Tonosí, los de El Bebedero viven en condiciones rurales que caen en la pobreza extrema. Solo un grupo de viviendas tiene energía eléctrica y agua potable. No es un pueblo tradicional con parque, iglesia y escuela. Su larga, destapada y única calle se interrumpe a ratos por tramos de maleza y parcelas. Entonces aparecen otras comunidades que fueron bautizadas con el exclusivo código santeño de nombrar las cosas: La Perina, La Corocita, Río Viejo, por ejemplo.

Se llega acá por Pedasí o por Las Tablas; si se toma esta última hay que pasar por El Carate, El Muñoz, Valle Rico, Las Flores, El Cacao, y el recorrido toma una hora y 10 minutos. No es una vía fácil. En Las Tablas le tienen miedo a las más de 120 curvas que hay que atravesar. “Es una trampa de muerte”, contó un campesino tableño en el parque Belisario Porras. “Mejor váyase por Pedasí, que es más lejos pero más seguro”, advirtió.

Gane o pierda su candidato, en El Bebedero ya se sienten ganadores: por primera vez el país entero tomó nota de que este pueblito remoto de Los Santos, existe.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Bomberos sofocaron el incendio.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

REOS Ministerio Público investiga incendio en la cárcel de David

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código