Exclusivo: El primer capítulo de 'Origen', última novela de Dan Brown, este domingo en la edición impresa de La Prensa.

ATENTADO. TOMA DEL PALACIO DE JUSTICIA DE COLOMBIA.

Un terrorista en Panamá

Uno de los 26 acusados por las autoridades colombianas de participar en esta masacre, ocurrida en 1985, estuvo cuatro días preso en el país.

Han pasado 28 años y todavía retumban en la memoria de los colombianos los cañonazos que destruyeron el Palacio de Justicia en Bogotá y acabaron con la vida de 99 personas.

Corría el año de 1985, y el miércoles 6 de noviembre un grupo comando del movimiento guerrillero 19 de abril (M-19), en complicidad con grupos narcotraficantes de los llamados extraditables, enviados por el capo Pablo Escobar, irrumpió en las instalaciones del palacio y tomó como rehenes a 350 personas, entre magistrados, funcionarios y visitantes.

En respuesta, la policía y el ejército pusieron en marcha una operación para retomar las instalaciones, la cual se prolongaría por 27 horas y terminaría con la muerte de 11 magistrados, 32 funcionarios del palacio, 11 militares, 33 guerrilleros y 12 civiles.

Por lo cruento del episodio, la Corte Interamericana de Derechos Humanos lo catalogaría más tarde como un holocausto o una masacre terrorista.

Pero no fue hasta enero de 1989 cuando la justicia colombiana abrió un proceso en firme por este hecho. Y tres años después, en mayo de 1992, que un juez dictó condena y ordenó la encarcelación del entonces máximo dirigente del M-19, Antonio Navarro Wolff, y de otros 25 dirigentes “por delitos atroces derivados del asalto”.

Sin embargo, cinco meses después, en octubre de 1992, el fallo quedó anulado por la amnistía a la que se acogieron los integrantes del M-19. Hace 12 días, uno de los 26 acusados, Libardo Parra, estuvo preso cuatro días en Panamá.

DE ALTA PELIGROSIDAD

Parra es señalado como uno de los integrantes del comando Iván Marino Ospina, que perpetró los hechos del Palacio de Justicia.

Aunque estuvo en calidad de detenido, fue custodiado en todo momento por efectivos de los estamentos de seguridad, para proteger su integridad y por el grado de peligrosidad que representaba, según confirmó el director del Servicio Nacional de Migración (SNM), Javier Carrillo.

Parra fue entregado a Panamá el 4 de este mes por las autoridades migratorias de Costa Rica y tres días después, el sábado 7 de septiembre, fue expulsado del territorio panameño y entregado a Interpol Colombia, para que responda en su país por cargos de secuestro y extorsión que pesan sobre él desde 2005 y que son distintos a los de la toma del palacio.

“Aunque Parra estuvo a órdenes de Migración, físicamente se le tuvo que ubicar en otra prisión de mayor seguridad, por la peligrosidad que representaba este sujeto”, dijo Carrillo.

El exmilitante del M-19 purgó una condena de cinco años de prisión en Costa Rica por legitimación de capitales, luego de ser capturado en ese país en marzo de 2006 con identificación falsa y $1.5 millón que no pudo justificar.

Las autoridades del vecino país tuvieron que improvisar una prisión especial para el exguerrillero, debido a su alto perfil criminal.

En 2011, Parra recobró su libertad y aunque Colombia lo requería, tuvo que esperar dos años más sin poder salir de Costa Rica hasta que se resolviera su situación legal, debido a que ese país centroamericano no extradita a extranjeros que son juzgados en ausencia.

Después de que otras tres naciones se negaron a recibirlo, Panamá aceptó la responsabilidad y fue así como a principios de este mes llegó a la frontera, en Paso Canoas, provincia de Chiriquí.

Llegó en un vuelo privado procedente de Costa Rica y fue recibido por un grupo élite del Servicio Nacional de Fronteras, que, como se dijo, finalmente lo entregó al SNM y este a su país natal, donde la justicia lo espera desde hace 28 años.

M-19, de guerrilleros a políticos

El Movimiento 19 de abril (M-19) surgió en Colombia como consecuencia del supuesto fraude electoral en las elecciones del 19 de abril de 1970, que llevó a la silla presidencial a Misael Pastrana Borrero.

Sus acciones rebeldes se iniciaron con el robo de la espada de Simón Bolívar el 17 de enero de 1974, luego se convirtieron en un movimiento armado y finalmente se transformaron en un partido político de izquierda, conocido como AD-M19 (Alianza Democrática M-19), que desapareció a finales de la década de 1990, con lo cual algunos de sus máximos dirigentes pasaron a integrar las filas de otras agrupaciones políticas.

Entre sus principales figuras se puede mencionar a Antonio Navarro Wolf, Jaime Bateman, Álvaro Fayad, Iván Marino Ospina, Luis Otero Cifuentes, Carlos Toledo Plata e Israel Santamaría.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Bomberos sofocaron el incendio.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

REOS Ministerio Público investiga incendio en la cárcel de David

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código