[LEGADO]

La Dama de Hierro

Una extraordinaria mujer dijo: “Ser poderoso es como ser una dama; si le tienes que decir a los demás que lo eres, no lo eres”. Esa mujer fue Margaret Thatcher, quien ejerció como Primera Ministra de Gran Bretaña cuando este país estaba sumido en una inmensa crisis económica y de identidad; con bandos como los sindicales y otros tirando de la tela de la nación, como perros luchando por un pedazo de carne; y si algo la caracterizó fue ser una estadista que siempre antepuso sus ideales de libertad frente a una garantía de popularidad en las urnas. Votar por ella era hacerlo por ideales que a menudo no eran “políticamente correctos”, lo que terminó costándole el puesto.

Otro dicho que caracterizó a Thatcher fue: “Estar parado en la mitad de dos vías contrarias es muy peligroso, ya que puedes ser embestido por ambos lados”. Esto lo dijo en referencia a su rechazo a todo sistema socialista; incluyendo, digo yo, a tantos gobiernos que no serían propiamente socialistas, pero que por no ofuscar ni a tirios ni a troyanos deambulan en la penumbra entre la izquierda y la derecha. ¿Cómo podrían ser de derecha o izquierda si no están claros qué es una o la otra? O quizás sí lo están, pero eso es lo de menos, cuando en realidad es lo de más.

La década de 1980 fue la revolucionaria del siglo XX. Hoy día muchos no recuerdan o conocieron una Inglaterra que en esos años bien podría ser otro país completamente diferente –socialista– y en muy mala situación económica y social. Los cambios forjados por Margaret no fueron cosméticos, sí controvertidos. Al final de la década el ingreso per cápita había aumentado, el crédito estaba más a mano, disminuyeron las pugnas sociales y, en general, había menos incertidumbre en cuanto al futuro de la nación.

Thatcher hizo algo poco característico del común de los que lideran las naciones, y que también se vio reflejado en uno de sus dichos: “El conocer a tus enemigos se paga –especialmente– porque en algún momento puedas tener la oportunidad de convertirlos en tus amigos”. Así fue que Margaret logró buena amistad con Mijaíl Gorbachov, relación que fue efectiva para limar asperezas y abrir caminos a la perestroika.

El thatcherismo le quitó la politiquería a la política, mejorando las oportunidades de todos sus conciudadanos, tanto ricos como pobres. En este sentido, ella sentenció que “no existe tal cosa como la sociedad... la gente debe resolver sus propios asuntos”, y aunque ello resulta disonante a algunos, no por ello deja de ser realidad. Son tantas nuestras comunidades que difícilmente superarán sus dificultades mientras se queden esperando que algún gobierno y sus políticos vayan a rescatarles.

Margaret Thatcher fue una de esas raras personas que le brindaba a sus amigos la verdad como ella la entendía, por más incómoda que resultara. Lo cierto es que dejó un país más próspero que cuando entró y, junto a Ronald Reagan, un mundo sin el Muro de Berlín.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código