[ELECCIONES EN EU ]

‘Preparémonos para lo peor’

Aunque la institucionalidad estadounidense es un límite considerable al poderío presidencial, un triunfo de Trump pondría al mundo de cabeza.

Temas:

Aunque la institucionalidad estadounidense es un límite considerable al poderío presidencial, un triunfo de Trump pondría al mundo de cabeza. Aunque la institucionalidad estadounidense es un límite considerable al poderío presidencial, un triunfo de Trump pondría al mundo de cabeza.
Aunque la institucionalidad estadounidense es un límite considerable al poderío presidencial, un triunfo de Trump pondría al mundo de cabeza. AP/Archivo

Es difícil creer que el llamado “Grand Old Party”, bautizado como Partido Republicano en honor al ideario de Thomas Jefferson y que tuvo en Abraham Lincoln a uno de los presidentes más notables y fieles a sus principios, haya caído en el desprestigio de postular a Donald Trump, antítesis del gobernante idóneo y decente que necesita un gran país. Sus billones le han permitido divertirse con las elecciones, manipulando el despecho y la ignorancia de sus compatriotas hasta el extremo de convertir en realidad lo que parecía un imposible.

Más allá de cálculos o datos optimistas sobre la mayoría de delegados electorales de la señora Clinton, los hechos demuestran su fragilidad frente a la maledicencia de su contendor y las imputaciones que se le hacen. Por el contrario, el arrogante Trump y sus fanáticos parecen vacunados contra todo. No le apetece publicar sus declaraciones de impuestos, a sabiendas que no tributa lo que debería por su fortuna. No le afectan su prontuario antifeminista y racista ni su asociación con Putin –enemigo apasionado de Estados Unidos (EU)– ni las políticas que anuncia contra los aliados en Europa y Asia ni el proteccionismo que pregona. A los desafortunados que lo siguen ciegamente no les importan las jugosas rebajas impositivas que ofrece a la gran empresa ni la eliminación de programas sociales de salud ni el descarado respaldo que recibe del Ku Klux Klan. Sus partidarios son inmunes a los excesos, la violencia verbal y las mentiras que han plagado su campaña.

La hepática votación británica para abandonar la Unión Europea es síntoma del espacio ganado por los populismos menos razonables aún en las democracias más arraigadas. Los estadounidenses parecen ser víctimas del mismo síndrome, y pueden optar por un presidente que multiplicaría sus problemas domésticos, además de complicar las relaciones de Washington con la mayor parte del mundo por las graves repercusiones que tendrían sus políticas aislacionistas en todos los órdenes de la vida internacional.

Es propio de las diplomacias profesionales anticipar escenarios indeseables para estar en condiciones de reaccionar mejor. En nuestro caso, la C umbre APEC (Asia-Pacific Economic Cooperation) en Lima es una oportunidad extraordinaria para neutralizar los efectos negativos de la alternativa Trump o para estar preparados si Hillary Clinton plantea una riesgosa renegociación del TPP (Trans-Pacific Partnership), de importancia decisiva para el Perú. El resultado electoral de EU se conocerá antes de la cumbre, lo que será una ventaja para que la presencia de Obama sea bien aprovechada en cualquiera de las dos hipótesis.

Según estipula el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Art. 2205) la denuncia del tratado que Trump ha anunciado no afectaría su vigencia entre Canadá y México. El comercio en América del Norte caería en picada, pero el apartamiento de EU fortalecería la integración mexicana en el ámbito latinoamericano y podría estimular la asociación de Canadá a la Alianza del Pacífico, si es que no un Área de Libre Comercio de las Américas, sin EU.

Aunque la institucionalidad estadounidense es un límite considerable al poderío presidencial, un triunfo de Trump pondría al mundo de cabeza. Guerra comercial con China, parálisis de las alianzas estratégicas, aumento de tensión en las zonas geopolíticas más conflictivas, debilitamiento de Naciones Unidas y los mecanismos multilaterales, proteccionismo y enfrentamientos comerciales, estrangulamiento de la economía mundial. América Latina es muy sensible frente a la economía global, pero tiene la ventaja de ser una gran isla geopolítica alejada de las turbulencias de otros continentes.

Con los dedos bien cruzados, esperemos que los estadounidenses opten por los principios y valores que prestigian su democracia y aseguran la gravitación internacional de su país.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

En riesgo se encuentra el tercer humedal de importancia internacional que tiene Panamá, tras la demanda millonaria que interpuso el político costarricense contra el Estado. Los indígenas reclaman posesión de las tierras.
Archivo

INVESTIGACIÓN POR TIERRAS EN BOCAS DEL TORO Estado panameño se defiende de demanda millonaria

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código