[ALEMANIA]

Recuerdos del terror

Durante mi visita a Berlín una de las cosas que más me llamó la atención fue la cantidad de souvenirs que se venden en la calle y los mercadillos, a modo de recuerdos de los años del comunismo que dividió la capital alemana con el Muro de la vergüenza. Paseando un domingo por el Mauermarket, situado en un bonito barrio lleno de jóvenes, junto a los collares artesanales y prendas vintage se encuentran máscaras de oxígeno en caso de ataques; condecoraciones y uniformes militares de la Alemania Oriental; carteles de los líderes de la RDA y proclamas de los tiempos en los que la Stasi podía hacer añicos la vida de los desafectos, como ilustra magistralmente el filme La vida de los otros. El turista o el simple coleccionista pueden adquirir toda la parafernalia que simboliza una dictadura que solo podía sobrevivir erigiendo una tapia para que la gente no huyera en avalancha.

Vi el mismo espectáculo en Moscú poco después del colapso de la antigua URSS. En los puestos callejeros se vendían pines con la hoz y el martillo, los sempiternos uniformes castrenses y hasta pósters de Stalin, el padrecito de la patria que confinaba a los disidentes en los infames Gulags. Un busto de Lenin se compraba con la misma ligereza que una tradicional matrioska. La gran ironía es que el comunismo ha conseguido ser una popular marca de merchandising, despojada de su verdadero significado, que es la naturaleza perversa de un modelo político que anula al individuo en nombre de la igualdad social.

Lo que no se halla en los mercadillos de Berlín son esvásticas, uniformes de la SS o retratos de Hitler. Salvo los extremistas neonazis que encuentran en internet sus evocaciones particulares de una era ominosa, ningún visitante compararía alegremente un souvenir del Tercer Reich. Lo mismo sucede en el Rastro de Madrid, donde difícilmente alguien exhibe memorabilia del franquismo como un recuerdo más, lo que no quita que todavía haya algunos puestos en el barrio de Salamanca que exaltan los valores de la Falange para el puñado de nostálgicos que todavía añora a Franco.

A tanto puede llegar la descontextualización del comunismo, que en la East Side Gallery del muro de Berlín hay un graffiti con una cita del Che Guevara, “Seamos realistas y hagamos lo imposible”. Una proclama de uno de los artífices de la pesadilla del comunismo internacionalista. El Che era un peligroso iluminado que quería construir muros y utopías totalitarias como la que contribuyó a establecer en Cuba. No sería extraño, pues, encontrarnos algún día un retrato de Fidel Castro en lo que queda del desvirtuado Muro.

Cuando visité Rusia hace años no le di mayor importancia a los restos del comunismo que se vendían como rosquillas en las plazas. Ahora, en cambio, sentí un rechazo visceral frente a sus despojos en el animado Mauermaket que te transporta a la época hippy. Allí, entre pipas de agua, abalorios y discos de vinilo, se exhibe y se vende la topografía del terror marxista como un amable souvenir. Tristes recuerdos de la vida de los otros.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código