[SOCIEDAD]

Salud para todos

La lucha por superar las desigualdades y construir economías con rostro humano, acordes a la ética, es uno de los frentes fundamentales para enfrentar las inequidades y exclusiones.

¿Cómo mejorar la salud pública? La clave son los determinantes sociales, según el Congreso Mundial sobre el tema que realizó la Organización Mundial de la Salud en Río, con mil 200 ministros, y delegados de 135 países.

Mirta Roses (directora OPS), estima que el 70% de los problemas de salud de las personas vienen de determinantes sociales como la existencia de agua potable, cloacas e instalaciones sanitarias, vivienda, educación y trabajo. Sin ellos las personas se enferman.

La crisis económica mundial, generada en los centros de poder financieros, está agudizando los graves déficits en los mismos.

La desocupación juvenil crece en Estados Unidos, Europa y otras áreas. Ello está repercutiendo en una verdadera epidemia de stress, y patologías psicológicas.

Uno de cada siete habitantes del planeta está desnutrido, uno de cada seis no tiene agua potable, uno de cada tres no tiene un baño, y viven en asentamientos precarios. Con los nuevos desarrollos tecnológicos es posible dar alimentos, agua, baños, viviendas, a todos, pero las desigualdades son abismales.

650 mil personas son propietarias del 43% de los activos del planeta. Del otro lado, 3 mil 250 millones tienen menos del 2% de los mismos. En Estados Unidos 400 personas tienen más patrimonio que los 150 millones de americanos de menores ingresos (The Week).

Bajo los lemas de “Nosotros somos el 99%” y “Unidos por el cambio global” se llevó a cabo el 15 de octubre de 2011 una gran protesta mundial por todo ello, encabezada por jóvenes, en 952 ciudades de 82 países.

Las recetas económicas ortodoxas han generado una cultura individualista extrema. A un legislador del Tea Party, que presentó un proyecto draconiano de corte de la protección médica se le preguntó en TV: ¿si viniera a verlo un joven gravemente enfermo sin recursos, y por sus cortes que no tendría donde ir, qué haría? Contestó que se las arregle, es culpa de él haber llegado a esa situación.

Todas las sabidurías espirituales y éticas han planteado, por lo contrario, que “debemos ser los unos responsables por los otros”. Es la manera de ser realmente humano.

Se puede hacer de forma diferente, y fortalecer los determinantes sociales de la salud. Así se está haciendo en tierras de América Latina. En Brasil, la salud pública está protegiendo al 90% de la población. En Argentina, la gestión gubernamental actual, que termina de ser revalidada ampliamente, erradicó la desnutrición infantil que era muy alta cuando terminó el gobierno ortodoxo de Menem, en el 2000. Asimismo, redujo la desocupación del 23% al 7.3%.

En Uruguay, la reforma de salud de la gestión actual está llegando con seguro público de buena calidad a más del 70% de la población, antes era menos del 30%, y aspira alcanzar el 100% en pocos años.

El Nobel de Economía Amartya Sen escribió que “sin salud, no hay libertad real”. La lucha por superar las desigualdades groseras y construir economías con rostro humano y acordes a la ética, pasa como uno de sus frentes fundamentales para enfrentar las inequidades y exclusiones actuales en el acceso a los determinantes sociales de la salud, y al sistema de salud.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código