[NARCOTRÁFICO]

Terror en México

La lucha ya no es únicamente del Estado mexicano ni puede ser solución el envío de más agentes a Monterrey; la lucha es de la sociedad mexicana en su conjunto.

Hablar de crimen, por muy organizado que esté, ya no describe adecuadamente la realidad. En México se libra una guerra múltiple: carteles de la droga contra la sociedad; entre sí, por el dominio del territorio; y, siempre, contra el Estado. Como ha dicho el presidente Calderón, son verdaderos atentados terroristas a lo que tiene que hacer frente el país. Y de que el Estado prevalezca contra el terror dependerá el futuro de la democracia en México.

La semana pasada un grupo de facinerosos irrumpió en un casino de Monterrey para prender fuego al local, ocasionando la muerte de 52 personas por asfixia, calcinación o pisoteadas cuando escapaban de las llamas. Pero incluso un atentado tan enloquecido y monstruoso tiene su explicación. El hecho de que no sea el primer establecimiento de ese género que sufre un atentado parecido apunta a una guerra entre narcos –hay cinco detenidos, sospechosos de pertenecer a los Zetas– que se atacan en sus presuntos intereses económicos, al tiempo que tratan de poner al Estado de rodillas creando una imagen de ingobernabilidad ante la opinión que le obligue a negociar un alto el fuego, al amparo del cual el narco seguiría disfrutando en la impunidad de tan criminal sinecura. Felipe Calderón ha reaccionado acusando a Estados Unidos de extrema lenidad, virtual indiferencia ante el problema. El Presidente ha exigido, pero por enésima vez, que cese “la criminal venta de armas de alto poder” a los carteles, así como que se combata sobre el propio terreno el inmenso negocio de la droga en las ciudades del gran vecino. El presidente norteamericano Barack Obama ha respondido con la comprensión y sentimiento de rigor, pero sin planteamientos concretos para combatir el mal.

El mandatario mexicano no debe, sin embargo, refugiarse en la responsabilidad ajena, por muy cierta que esta sea. La lucha ya no es únicamente del Estado mexicano ni puede ser solución el envío de más agentes a Monterrey; la lucha es de la sociedad mexicana en su conjunto. Quien no denuncie, no actúe, no se oponga en la medida de sus posibilidades al cáncer del narcotráfico, estará por debajo de lo que en esta hora exige la nación. Y todo ello, encuadrado, potenciado, servido por unos poderes públicos que han de entender que pelean por la supervivencia de un México moderno, eficaz y democrático.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Traspasan acciones a una fundación EU suspende restricciones a los diarios La Estrella y El Siglo

Eduardo Quirós, presidente del grupo GESE, (centro) fue el encargado de hacer el anuncio al personal de los periódicos la Estrella de Panamá y El Siglo.
LA PRENSA/Luis García

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código