[DEBATE]

Una controversia monumental

¿Quién tiene autoridad moral para dictarle a un artista cuál debe ser la forma y el contenido de un monumento dedicado a un héroe nacional construido con fondos públicos?

El diseño de un monumento al presidente Dwight D. Eisenhower que debería construirse en la explanada del Mall en Washington D. C. ha generado un intenso debate sobre quién debe tener la última palabra para decidir cómo representar la carrera de un héroe militar que llegó a la Presidencia de la República.

Como suele suceder en todo proyecto que es financiado con fondos públicos, en la construcción del monumento a Eisenhower han intervenido políticos, burócratas, cabilderos, grupos de interés, columnistas, historiadores, artistas, críticos de arte y familiares del homenajeado. Y el previsible resultado ha sido que un proyecto que empezó hace casi seis años hoy continúa irresuelto, se ha politizado y es cada día más controvertido.

Y esto sucede a pesar de que hace ya dos años, una comisión nombrada por el Congreso y constituida inicialmente por cuatro senadores, cuatro miembros de la Cámara de Representantes, cuatro representantes presidenciales y un miembro de la familia Eisenhower aprobó un innovador diseño presentado por tres afamadas figuras del arte contemporáneo en Estados Unidos: el arquitecto Frank Gehry, el diseñador teatral Robert Wilson y el escultor Charles Ray.

Para realizar el proyecto, Gehry se inspiró en un discurso que Eisenhower pronunció en su pueblo natal, Abilene, Kansas, a su regreso de la Segunda Guerra Mundial: “Porque un hombre no es realmente un hombre si se despoja del niño que fue, quiero empezar mi discurso hablando de los sueños de un niño descalzo de Kansas que se hizo famoso en Europa”, dijo y añadió, “yo no soy el héroe, soy el símbolo de los héroes que ustedes y todos los ciudadanos de Estados Unidos enviaron a la guerra”. Gehry retoma el tema del niño descalzo para recrear su vida y el ambiente en el que creció. Para representar los silos donde se guardaba el grano, Gehry construye una docena de columnas que sirven de sostén a una serie de “tapices” translúcidos con paisajes que retratan la vida en Kansas en distintas épocas del año. El proyecto contempla también la creación de una serie de relieves basados en fotografías famosas de Eisenhower como general y como Presidente y una estatua del niño descalzo contemplando los relieves. El último elemento del diseño es un pequeño parque arbolado que se funde en el paisaje de la explanada del famoso Mall de la capital federal.

La familia de Eisenhower, sin embargo, no ha ocultado su insatisfacción con el diseño del monumento. Uno de los nietos del Presidente incluso renunció a la comisión que inicialmente aprobó el proyecto. Su mayor objeción, dice una de las nietas, es que no ven en este diseño la huella de su legado. Les molesta también el carácter vanguardista del proyecto para recordar a un hombre “que creía en los valores tradicionales”.

Otro crítico del proyecto es el influyente columnista del Washington Post George Will, a quien le parece que el diseño minimiza la grandeza de un Presidente que merece una mejor celebración que la que Gehry está dispuesto a darle. En un artículo reciente, Will enumera los logros del general y, sobre todo, los del Presidente. En su relación de hechos, sin embargo, no incluye las acciones más controvertidas de su presidencia, por ejemplo, los golpes de Estado que Eisenhower autorizó para imponer al Shah en Irán en 1953, y el que derrocó a Jacobo Arbenz en Guatemala, al año siguiente.

El tema del debate, sin embargo, no debería ser si a la familia le gusta el monumento o si el monumento debe seguir la tradición convirtiéndose en un altar dedicado a resaltar las virtudes del homenajeado. El tema de fondo es la vieja disputa sobre quién tiene autoridad para dictarle a un artista de qué forma y con qué contenidos debe construir un monumento.

Yo pienso que por más sano que sea plantear un debate sobre cómo usar el dinero de los contribuyentes y dado que no existe un manual universal sobre cómo hacer un monumento, a final de cuentas son los artistas quienes deben decidir cómo hacerlo. Más aún cuando quienes encabezan este proyecto son un trío tan extraordinario como el que forman Gehry, Wilson y Ray.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Los resultados de los laboratorios de sustancias controladas reflejaron que los 221 paquetes estaban compuestos de 259.14 kilos de cocaína.
Cortesía/Ministerio Público

TRÁFICO INTERNACIONAL DE DROGAS Detención provisional para extranjeros tras el decomiso de cocaína

INVESTIGACIÓN POR TIERRAS EN BOCAS DEL TORO Estado panameño se defiende de demanda millonaria

En riesgo se encuentra el tercer humedal de importancia internacional que tiene Panamá, tras la demanda millonaria que interpuso el político costarricense contra el Estado. Los indígenas reclaman posesión de las tierras.
Archivo

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código