[EXTRACTO]

La economía argentina se desboca

El gobierno de Cristina Fernández no quiere ser un esclavo de las grandes corporaciones, ya sean nacionales –léase el grupo Clarín– o extranjeras. Las leyes del mercado no tienen por qué dictar la política de un país.

Esa es la premisa básica de Fernández. Pero a la hora de aplicarla se producen fenómenos llamativos. El penúltimo de ellos ya se ha contado: Argentina, el antiguo granero del mundo, ha dejado de exportar trigo para que no suba el precio del pan. El pan se ha encarecido en lo que va de año un 50%, más del doble que la inflación extraoficial y cinco veces superior a la oficial. Los agricultores están obligados a vender en el mercado interno lo que hayan almacenado.

El secretario de Comercio, Guillermo Moreno, impulsó la venta de un pan económico que cuesta 10 pesos el kilo (1.84 dólar). Pero ese producto solo abarca el 10% de lo que se vende en cualquier panadería. El que pretenda conseguirlo al precio reducido tiene que apurarse, porque en cuanto se acaban las existencias, se dispara el precio.

“Lo que puede pasar ahora es que muchos productores de trigo dejen de sembrar. Si saben que no lo pueden vender a un precio rentable, ¿para qué vas a sembrar?”, explica Martín Rapetti, economista y profesor de la Universidad de Buenos Aires. Con la carne pasó algo semejante. Moreno promovió desde 2006 el consumo interno. Así que el pasado mayo sobrevino el fin de un reinado: por primera vez las exportaciones argentinas de carne se situaban por detrás de Brasil, de Uruguay y hasta de Paraguay. Argentina es el último exportador de los tres socios originarios de Mercosur.

Pero el problema más apremiante ahora es el de la inflación, la palabra que ni el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, se atreve a pronunciar. Para frenarla, el Gobierno anunció en febrero un acuerdo mediante el cual las principales cadenas de supermercados se comprometían a congelar los precios de 10 mil productos desde el 1 de febrero al 1 de abril en más de mil establecimientos. Terminaron los dos meses y el congelamiento se prolongó hasta mayo. Terminó mayo y Moreno, el secretario de Comercio, le arrancó a los dueños de los supermercados un acuerdo para mantener congelados los precios de 500 productos.

La presidenta Cristina Fernández declaró en sus discursos que los ciudadanos debían estar pendientes para que los comerciantes no incumplieran la ley. Y desde junio, decenas de militantes kirchneristas salieron a los supermercados con la lista de los 500 productos en la mano.

El 4 de julio, Guillermo Moreno, acompañado de cámaras para que propagaran lo que hacía, clausuró durante varias horas cuatro supermercados en la capital y la provincia de Buenos Aires, a los que acusó de desabastecimiento de los artículos recogidos en el acuerdo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

En riesgo se encuentra el tercer humedal de importancia internacional que tiene Panamá, tras la demanda millonaria que interpuso el político costarricense contra el Estado. Los indígenas reclaman posesión de las tierras.
Archivo

INVESTIGACIÓN POR TIERRAS EN BOCAS DEL TORO Estado panameño se defiende de demanda millonaria

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código