[SELECCIÓN 2012]

Un libro para pensar

´Gobernanza inteligente para el siglo XXI, una vía intermedia entre occidente y oriente´ diagnostica las causas de la crisis global actual y plantea posibles soluciones.

Descubrir las falencias de la democracia liberal en Estados Unidos (EU) no es difícil. Basta asomarse a cualquiera de los debates pendientes en el Congreso estadounidense para percatarse que las virtudes del sistema democrático, su apertura, su ánimo participativo, su transparencia generan, por su propia naturaleza, confrontación, discordia, diversidad y acusaciones argumentativas que en la práctica obligan a los políticos a pensar a corto plazo, dificultan los consensos y conducen a la parálisis y al estancamiento político. Pero no vaya usted a pensar que la parálisis de la democracia liberal solo afecta a EU. Aunque con variantes y en distintos grados, el desequilibrio es el común denominador de los sistemas actuales de gobernanza en todo el mundo.

En China, por ejemplo, lograr consensos no es difícil porque las decisiones políticas y económicas importantes las toma un reducido grupo de líderes muy bien capacitados y con la autoridad para planificar a largo plazo pensando en el bien común. El gravísimo problema en China es el abismal déficit democrático, la ausencia de mecanismos de rendición de cuentas y la falta de transparencia de la cosa pública que conduce, entre otras cosas, a la corrupción de los nuevos mandarines.

Estas son algunas de las ideas que analizan Nicolás Berggrugen, presidente del Nicolás Berggruen Institute, y Nathan Gardels, director de New Perspectives Quarterly y de Global View Point, en Gobernanza inteligente para el siglo XXI una vía intermedia entre occidente y oriente. Un libro que aventura un diagnóstico de la enfermedad y ofrece una vía alternativa para su tratamiento. El trabajo de los autores ha sido recompensado por los editores del Financial Times que lo han seleccionado como uno de los mejores libros publicados en 2012. La mayor virtud del libro es sin duda su atrevimiento al cuestionar el supuesto de que la democracia liberal es la mejor forma de gobernar y sugerir que tanto oriente como occidente podrían aprender mucho el uno del otro si en vez de la competencia y la confrontación optaran por la cooperación. “La cuestión central hoy día” dicen los autores, “es de qué forma la unidad de propósito y a la capacidad institucional de pensar a largo plazo que generalmente se asocia con las autocracias puede equilibrarse con la transparencia del sistema democrático para que la gobernanza sea transparente, responsable e inclusiva”.

Es decir, admitir abiertamente, como escribe el expresidente del Gobierno de España Felipe González en uno de los prólogos a la edición en español, que “el fenómeno de la globalización, plantea nuevas exigencias para una “gobernanza” que desborda los límites del estado nación y altera las relaciones de poder antes simplificadas en dos bloques ideológicos antagónicos, cuya hegemonía estaba en manos de dos grandes potencias: EU y la URSS”. Considerando al mismo tiempo que, como apunta el expresidente de Brasil, Fernando H. Cardoso “en la globalización, uno de los grandes retos de la democracia en este mundo nuevo consiste en acompasar las instituciones con una sociedad que va más de prisa y que quiere participar en la toma de decisiones”.

Lo que el libro propone es la construcción de la primera civilización global en la historia que armonice la sabiduría de occidente con la de oriente porque a pesar del innegable progreso de la humanidad en los últimos 5 mil años, ningún sistema de gobernanza ha podido construir una sociedad que funcione para todos. Persisten la pobreza, la desigualdad y el analfabetismo; el armamentismo nuclear y no nuclear sigue en aumento; el equilibrio ecológico del planeta está en crisis. Por otro lado, la revolución tecnológica ha creado nuevos protagonistas que reclaman su lugar en la toma de decisiones aunque, paradójicamente, “cuanto más veloz, rica, conectada y compleja se ha hecho nuestra civilización tecnológica y científica, menos inteligente ha resultado nuestra gobernanza”. El gran reto que Berggruen y Gardels lanzan al mundo es encontrar “el equilibrio armónico en los asuntos humanos -entre responsabilidad y elección individual, comunidad e individuo, libertad y estabilidad, bienestar y consumo, humanidad y naturaleza, presente y futuro-, basándose en la sabiduría de lo que mejor ha funcionado frente a las circunstancias del momento”. ¿Seremos capaces de asumir el reto?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Los resultados de los laboratorios de sustancias controladas reflejaron que los 221 paquetes estaban compuestos de 259.14 kilos de cocaína.
Cortesía/Ministerio Público

TRÁFICO INTERNACIONAL DE DROGAS Detención provisional para extranjeros tras el decomiso de cocaína

INVESTIGACIÓN POR TIERRAS EN BOCAS DEL TORO Estado panameño se defiende de demanda millonaria

En riesgo se encuentra el tercer humedal de importancia internacional que tiene Panamá, tras la demanda millonaria que interpuso el político costarricense contra el Estado. Los indígenas reclaman posesión de las tierras.
Archivo

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código