[LARGA PERMANENCIA Y POCA LIBERTAD]

Un sueño de todos

No es aventurado decir, dadas las realidades continentales, que muchos de los asistentes a la cumbre de la Celac quisieran tener un régimen de libertad de expresión como el que impera en Cuba.

¿Seguir con lo de la cumbre de la Celac, no será aburrir a los lectores? No deberían aburrirse, sin embargo. Es demasiado serio como para dejar “que lo juzgue la historia”.

¿Pero qué decir? ¿Repetir que fue un increíble espaldarazo a la dictadura de los Castro, que Europa, en su caída y desbarranque, se suma a ello y reconsiderará sus relaciones con el régimen cubano? ¡Qué papelón y que tristeza! Solo falta la bendición del papa Francisco. ¿También eso se dará?

Más que añadir algo, recordar lo que decía Martin Luther King: “Lo que más me preocupa no es el éxito de los violentos, de los corruptos, de los deshonestos, de los sin carácter, de los sin ética, lo que más me preocupa es el silencio de los buenos”.

Verlos a todos allí, más los dos funcionarios internacionales, en una gran genuflexión a la más vieja dictadura del mundo, lleva a plantearse si serán los buenos o preguntarse cuáles son los buenos que deberían haber alzado la voz.

¿Y no será que cada uno de ellos, de vez en cuando, tiene su sueño de ser presidente por más de medio siglo, hasta que se aburra, y dejar de serlo cuando se le antoje y poder pasarle el poder a algún familiar, sin necesidad de tantas vueltas constitucionales y fórmulas reeleccionistas?

Puede que sea un apoyo genuino y que, a la vez, admiren y envidien a los Castro.

No es aventurado decir, dadas las realidades continentales, que a muchos –si no a todos– de los allí concurrentes les gustaría tener en sus respectivos países un régimen de libertad de expresión como el que impera en Cuba. Con pocos medios; solo los oficiales periodistas funcionarios. Nada de publicidad oficial, solo los recursos para mantener los órganos de difusión y propaganda del Gobierno. Que digan lo que se les manda a decir.

Nada de cupos de papel, de cuotas de importación, de vericuetos y “explicaciones” para afuera: animarse a lo que hizo Fidel desde el principio, que descartó cualquier tipo de gasto de divisas para importar papel para la prensa burguesa.

El “maestro” fue categórico, como lo fue, igualmente, por aquellos días de hace más de 50 años cuando prometió a los cubanos y anunció al mundo enfáticamente: “En 10 años tendremos un nivel de vida superior al de Estados Unidos”. “Nosotros convertiremos a Cuba en el país más próspero de América, Cuba alcanzará el nivel de vida más alto que ningún país del mundo”.

¿Será que todos los que fueron suman también ese otro sueño escondido a los de la larga permanencia y la corta libertad de prensa? ¿Será por ello la “adoración” a Fidel de un joven y novel presidente de una gran nación o, en este caso, solo se deberá a un mero retorno a los orígenes y las costumbres y prácticas de un viejo partido que ha vuelto al poder?

¿Por qué no? Cada uno, al igual que el mártir estadounidense, ha de tener su sueño. O más de un sueño, y en función de ellos arbitran sus apoyos y silencios. Son silencios tan reiterados y tan estruendosos que a veces convocan a la duda.

Volviendo a Luther King, quien advertía: “al final no recordamos las palabras de nuestros enemigos, sino el silencio de nuestros amigos”, cabe legítimamente preguntarse, en este caso y entre todos los concurrentes a la isla, si ¿serán nuestros amigos?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código