CHEPO. 100 FAMILIAS DE EL NARANJAL AFECTADAS POR EL PROBLEMA.

Aguas de La Joyita contaminan afluente

Aguas de La Joyita contaminan afluente
Aguas de La Joyita contaminan afluente

Las aguas servidas del centro penitenciario La Joyita contaminan las aguas del río La Ruiseñora, en el distrito de Chepo, según una investigación realizada por funcionarios del Departamento de Control de Calidad Ambiental de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM).

El informe responde a una solicitud formulada el pasado 22 de abril por la Defensoría del Pueblo, que remitió a la ANAM el oficio número 367C-05, en el que hace referencia a una denuncia presentada por el diputado José Muñoz, relacionada con la contaminación del mencionado afluente.

En su denuncia, Muñoz advierte que el problema ocasionado por las aguas servidas del penal perjudica directamente a los pobladores de la comunidad El Naranjal.

Cuatro meses más tarde, el 4 de agosto pasado, la autoridad ambiental remitió a la Defensoría del Pueblo el informe de la inspección de campo realizada en el río, suscrito por Gisela Córdoba, del Departamento de Control de Calidad Ambiental, en el que se concluye que el vertimiento de las aguas servidas produce "la contaminación directa del río La Ruiseñora, genera malos olores y deteriora el paisaje natural".

En el trabajo de campo, los funcionarios de la ANAM constataron que el tanque séptico del penal se encuentra en total abandono, cubierto por maleza y fuera de funcionamiento en un área de aproximadamente 25 metros cuadrados, situada en la parte posterior del pabellón 1-2.

Los peritos también apreciaron heces fecales y desechos sólidos en una zanja ubicada cerca del tanque, la cual descarga en el río.

Luego del levantamiento del informe, la institución del ambiente instó a la autoridad competente, en este caso el Ministerio de Gobierno y Justicia, a presentar una caracterización de las aguas servidas y a cumplir con las normas que rigen la disposición de las aguas residuales.

También recomendó la restauración y adecuación inmediata del tanque séptico, como medida paliativa de control del vertimiento de agua.

Solución en camino

La denuncia y recomendaciones realizadas por la Defensoría y la ANAM fueron acogidas por las autoridades del Ministerio de Gobierno y Justicia, según aseguró la vocera de esa entidad, Judy Meana.

La funcionaria informó que la Dirección de Ingeniería y Arquitectura del ministerio ya puso en marcha un modelo para el tratamiento de las aguas servidas, que regirá mientras se construye una planta de tratamiento, cuyo costo asciende a 560 mil dólares.

Precisó, además, que en los meses de enero y marzo del presente año se limpió el tanque séptico.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL