EL CIUDADANO ANÓNIMO.

LA PÁGINA DEL CIUDADANO Instrucciones para parir una licencia

Dos meses antes de dar a luz, Marlen inició el proceso reglamentario para gestionar la licencia de maternidad ante la Caja de Seguro Social. El trámite no sólo fue engorroso, sino que tuvo que esperar 90 días para que le pagaran.

GESTIÓN. Todas las futuras mamás deben tener el aval de un ginecólogo del Seguro Social para poder tramitar el cheque. En el caso de la ciudadana anónima, el médico nunca la vio. GESTIÓN. Todas las futuras mamás deben tener el aval de un ginecólogo del Seguro Social para poder tramitar el cheque. En el caso de la ciudadana anónima, el médico nunca la vio.
GESTIÓN. Todas las futuras mamás deben tener el aval de un ginecólogo del Seguro Social para poder tramitar el cheque. En el caso de la ciudadana anónima, el médico nunca la vio.

Siempre se dice que para traer un hijo al mundo hay que planificar muy bien las cosas. A las abuelitas se les escucha decir que los tiempos han cambiado y que la situación no es la misma que la de hace años atrás. Lo cierto es que cuando la noticia llega todos se alegran, siempre que el encargo haya sido previsto.

Tras la celebración por la grata noticia, ya a solas y al meditar la situación, los orgullosos padres comienzan a poner los pies sobre la tierra en lo que a finanzas se refiere. Raúl y su esposa, Marlen, la ciudadana anónima, lo hicieron así.

Ambos habían ahorrado suficiente dinero como para cubrir ciertos gastos indispensables y uno que otro capricho; incluso, para las consultas, exámenes y ultrasonidos mensuales.

Sin embargo, no tenían ni idea de cómo era el proceso para la licencia de maternidad y la verdad es que a Marlen no le preocupaba tanto en aquel momento, pese a que algunas compañeras del trabajo le decían que se preparara porque eso era un complicado enredo.

Durante tres meses, la mujer embarazada debe ausentarse de la empresa donde trabaja y le corresponde a la Caja de Seguro Social pagar por esa licencia. Eso sí, después de realizar una serie de procedimientos.

De cigoto a feto

Mientras la pareja iba conociendo cada vez más sobre los detalles del proceso, la barriga de Marlen crecía y el tiempo corría. Los jóvenes padres no pensaban que las cosas eran como se las comentaban. "La gente a veces exagera. No le hagas caso", decía Raúl. Craso error.

Cuando el momento llegó, Marlen debió efectuar sola todos los trámites, ya que su esposo estaba sumamente ocupado y no podía ausentarse del trabajo.

Su médico de cabecera le entregó los papeles en los que constaba la posible fecha de parto, y con ellos Marlen fue a la Policlínica de Bethania de la Caja de Seguro Social, donde un médico especialista de la institución debía darle el visto bueno.

Bastante desorientada, Marlen formó una larga fila para sacar una cita, pero cuando finalmente llegó a la ventanilla le notificaron que dicho trámite no se hacía allí, que tenía que ir al primer piso del edificio.

Con la pesada panza cual estorbo, Marlen subió las escaleras y se formó de nuevo detrás de varias mujeres que, al igual que ella, tenían rostro de cansadas. Y una vez más perdió el tiempo, pues la funcionaria a cargo le informó que tenía que llevar varias fotocopias.

Agobiada ya de ir y venir, Marlen tuvo que bajar uno a uno los escalones, salir del recinto e ir a pie a una farmacia cercana para poder sacar las copias.

De regreso, un tanto más animada ante la inminente conclusión del trámite, la ciudadana anónima llevó los papeles y las copias, se formó una vez más en la planta baja y obtuvo la cita. Pero no logró lo que esperaba, porque lejos de lo que le habían dicho, el médico nunca la atendió. Una enfermera tomó el expediente, lo llevó ante el experto y este, impávido, lo firmó.

Con el "visto bueno" del ginecólogo de la Caja de Seguro Social, Marlen se trasladó a las oficinas administrativas de la institución, en El Dorado, y entregó los formularios requeridos para el trámite del pago de la licencia.

Aunque la atendieron rápido, no cumplió el cometido pues debía llevar un reporte de su empresa sobre los últimos salarios recibidos. Un día más.

Finalmente, cuando tuvo en sus manos los documentos requeridos, regresó a las oficinas del Seguro y esta vez sí la atendieron e informaron con detalle sobre la licencia: le indicaron el día que debía retirarse del trabajo y la fecha de la reincorporación. Pero del dinero, nada.

Marlen comenzó a realizar todos los trámites en la Caja de Seguro Social cuando tenía siete meses de embarazo y dos meses después de entregar todos los papeles parió a su primogénita.

Para esa fecha, los ahorrosestaban prácticamente agotados y Raúl tuvo que hacer magia con su salario mientras se concretaba el pago.

Sin embargo, pasarían otros 30 días antes de que la pareja recibiera la noticia sobre el cheque, quizá tan agradable como aquella que, nueve meses atrás, les anunció la llegada de la niña.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Sociedad Empieza demolición de la cárcel pública de David

Las autoridades dijeron que tenían identificados a los autores del siniestro.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel Q.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Canal ampliado 99% de avance en trabajos en esclusas

Más de 2 mil tránsitos en 15 meses de operación. Más de 2 mil tránsitos en 15 meses de operación.
Más de 2 mil tránsitos en 15 meses de operación. LA PRENSA/Archivo

Los trabajos menores y defectos pendientes en el tercer juego de esclusas que desarrolla el contratista Grupo Unidos por el ...

SEGURIDAD EN NAVEGACIÓN 121 actos de piratería

Infografía Infografía
Infografía LA PRENSA

Entre enero y septiembre se han registrado 121 incidentes de piratería y robo a mano armada contra buques en distintas partes ...

negocios Cinco SEM se instalarán en el país

Visa es una de las 12 firmas aprobadas este año. Visa es una de las 12 firmas aprobadas este año.
Visa es una de las 12 firmas aprobadas este año.

Las estadounidenses Visa y McKinsey & Company, Inc., y la suiza Panalpina World Transport, son algunas de las firmas que ...