LA PÁGINA DEL CIUDADANO Tras una misión casi imposible

Ser un ciudadano responsable y acudir a pagar una multa de tránsito se recompensa con esperas interminables, groserías, desidia de los funcionarios y un desorden cercano al caos.

PACIENCIA. Acudir a un juzgado de tránsito requiere de una buena disposición de tiempo y ánimo, porque la espera siempre es larga. Es mejor llevar calzado cómodo. PACIENCIA. Acudir a un juzgado de tránsito requiere de una buena disposición de tiempo y ánimo, porque la espera siempre es larga. Es mejor llevar calzado cómodo.
PACIENCIA. Acudir a un juzgado de tránsito requiere de una buena disposición de tiempo y ánimo, porque la espera siempre es larga. Es mejor llevar calzado cómodo.

"Bien cuidao’, chief" me dice un viejito de unos 63 años al salir de mi carro. Este rastrojo, casi un potrerito, que se utiliza como estacionamiento de facto de las oficinas de la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) en Pedregal, aparentemente le pertenece. Le quito la mirada, suspiro profundo, y me preparo. Ojalá hubiera tomado una Valium. La necesito

Son las 12: 00 del día, hora de almuerzo. La misión de hoy es pagar una multa antes de incurrir en desacato. Mi novia se vio involucrada en un accidente de tránsito hace varios meses, y como el taxi la chocó por detrás, ella tuvo la culpa. Pagué mis propios daños y dejé que el seguro se encargara de apelar el caso. Igual perdimos. Ahora, solo quiero pagar la multa de 30 dólares y olvidarme del asunto.

Al entrar a la sala principal de la ATTT, me coloco en la fila de información. La joven que atiende tiene cara de aburrida y está más preocupada por el almuerzo. "Esteban, ¿ya pediste el pollo?" le grita a alguien detrás de una puerta.

Una persona, ignorando a las tres que estamos en la fila, pasa al frente y le hace una pregunta a la funcionaria. Después de atenderlo, suena su celular. "Hola, mi negro, aquí pues, tú sabes, con un calor..."

Eso dura unos minutos. Otra persona se cuela. La jefa de información la mira con una mirada en blanco y luego grita para que alguien le ayude. Noto, finalmente, que aquí es ‘sálvese quién pueda’. Me acerco. "¿Dónde puedo pagar una multa por colisión?". La funcionaria me mira como si tuviera dos cabezas y levanta una uña larga y morada hacia la fila detrás de mi espalda. "Allá, ¿ve?". Me acerco nuevamente a la otra fila, esta con unas 15 personas. Estoy casi seguro de que pierdo mi tiempo y que al llegar a la caja, me faltará algo del trámite. Son las 12:30 p.m. Me salgo y me acerco a una funcionaria que se está limando las uñas detrás de un vidrio. "Perdone, pero, ¿qué necesito para pagar una multa por colisión?"

"Necesita ir al juzgado donde se hizo el juicio para que le den una boleta de pago", me responde.

Me dirijo hacia el final del pasillo al Juzgado Tercero donde, meses atrás, la jueza del caso casi me muerde la cabeza por interpretar los hechos del accidente, por parte de mi novia que habla poco español.

Entro a una oficina donde dos señoras están archivando papeles y hablando de comida.

Una muchacha espera sentada. Otras personas salen y entran de la oficina, gritando, preguntando, sin ningún tipo de orden.

"Quiero pagar una boleta", le digo a la señora que está en frente de mí y que me ha ignorado durante 10 minutos. "Espérese" me dice. Cinco minutos después levanta la mirada y me dispara "¿Su número de cédula?" Se lo doy. "No encuentro nada con ese número" dice, después de registrar su archivo. Le entrego copia de una carta del tránsito en la cual consta el accidente y la multa. "¿Quién es esta persona que aparece aquí?" me pregunta, después de ver el nombre de mi novia en el expediente. "Mi novia, la del accidente". La mirada de la funcionaria me atraviesa con el efecto de 10 mil puñaladas. "¡Necesito el número de cédula de ella, no el suyo!" me dice, casi gritando. "Digo, usted me pidió el mío..." le respondo, un poco apenado.

"Tiene que pagar la multa más el desacato" me dice, sin preguntar nada. "Precisamente por eso estoy aquí. Mi abogada me dijo que viniera hoy para evitar el pago del desacato". La funcionaria revisa su archivo de nuevo y me dice que no puede hacer nada. "Hay que esperar a la jueza para que digite el código del caso".

- "Y ¿cuándo regresa?"

-"No sé", dice escuetamente la funcionaria y se da la vuelta.

"Oiga, lo único que quiero hacer es pagar mi boleta, ¿acaso eso es imposible?", replico.

"Qué grosero" dice la muchacha, una abogada, que ha estado esperando y que ha sido testigo del intercambio. Dirijo la mirada hacia ella. "¿Perdón?. Y a usted, ¿quién le está hablando?" le pregunto, ahora molesto por tener que aguantar las insolencias de una extraña.

"Mira, tú has venido aquí a hablarle mal a to’o el mundo, ¿quién te has creído?" me responde la mujer.

Mi cara está roja de la rabia., pero me doy la vuelta y me voy.

La primera llamada de mi celular es al abogado de la ATTT. Me pide el nombre de las funcionarias que me atendieron, pero le digo que no es necesario reportar a nadie.

Como buen panameño, ante la ineptitud oficial y las trabas burocráticas del sistema que financio con mis impuestos, al final hay que recurrir a quien conoces para resolver un problema.

El abogado tiene un buen dato: promulgarían en algunos días una moratoria para pagar las multas de tránsito, sin desacato. Tengo hasta diciembre para pagarla.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

PESQUISAS Argentinos conmovidos tras confirmarse muerte del joven Santiago Maldonado

Se solidarizan con Santiago Maldonado. Se solidarizan con Santiago Maldonado.
Se solidarizan con Santiago Maldonado. AP

La confirmación de que el cuerpo hallado en un río del sur de Argentina es del activista Santiago Maldonado, desaparecido el 1 ...

MILICIA Egipto: mueren 55 policías en un tiroteo durante una redada

El Ministerio egipcio del Interior había emitido un comunicado sobre la redada el viernes por la noche. El Ministerio egipcio del Interior había emitido un comunicado sobre la redada el viernes por la noche.
El Ministerio egipcio del Interior había emitido un comunicado sobre la redada el viernes por la noche. Tomada de Internet.

Al menos 55 policías murieron en un tiroteo durante una redada sobre un escondite de milicianos cerca de El Cairo, según ...

INVESTIGACIÓN Estados Unidos confirma otras dos víctimas de ataques en Cuba

Embajada de Estados Unidos en Cuba. Embajada de Estados Unidos en Cuba.
Embajada de Estados Unidos en Cuba. AFP

Estados Unidos dijo el sábado que otros dos funcionarios del gobierno son víctimas confirmadas de los ataques no explicados en ...