¿QUÉ PASÓ CON...? ¿Desaparición, plagio o negligencia policial?

El próximo 8 de febrero se cumplen tres años de búsqueda. Ni la policía ni la familia tienen pistas.

TESÓN. Son muchas las manifestaciones que, como en la foto, ha hecho Mónica durante los últimos años en busca de su hija. TESÓN. Son muchas las manifestaciones que, como en la foto, ha hecho Mónica durante los últimos años en busca de su hija.
TESÓN. Son muchas las manifestaciones que, como en la foto, ha hecho Mónica durante los últimos años en busca de su hija.

"El sol sale para todos" es una frase popular que cuando se le dice a una persona, regularmente deprimida, busca influir en su ánimo. Es, en esencia, la esperanza de que mañana siempre puede ser mejor.

Para Mónica y Pastor Serrano ese anhelo se traduce en un solo hecho: volver a cargar a su hija, Mónica, la niña que el próximo 8 de febrero cumplirá tres años desaparecida.

"Moniquín", como le llaman sus familiares, desapareció de la casa de su abuela en las Colinas de Loma Bonita, Vista Alegre, Arraiján, cuando tenía apenas 18 meses de nacida.

Para sus padres fue un golpe muy duro. Durante las primeras semanas, la madre de la niña lloró, se desesperó, gritó y se deprimió.

Luego, y a duras penas, logró tranquilizar su espíritu y desde ese momento comenzó un peregrinar a fin de lograr, por un lado, dar con el paradero de su hija y, por el otro, cambiar la actitud de las autoridades sobre la forma como se deben tratar los casos de personas desaparecidas.

En este último punto, logró que cuando se presentan denuncias de personas desaparecidas ante la Policía Técnica Judicial la búsqueda se inicie inmediatamente.

Pero no es lo único que ha hecho. Desde que desapareció su hija, Mónica ha recorrido todo el país tratando de hallarla. Y en su recorrido no hay pueblo que no haya visitado o sendero que no haya caminado.

Un derrotero largo y tortuoso que la llevó, al principio, a enfrentar a las autoridades hasta lograr que colocaran la foto de su hija en los principales puertos de entrada al país. Y no solo en esos lugares; también en las aduanas, las corregidurías, sedes de la Policía Nacional y en otras instituciones públicas distribuidas entre Punta Burica, en la provincia de Chiriquí, y Cabo Tiburón, en Darién.

Mónica no solo lloró y se desesperó cuando conoció que su hija se había extraviado y cuando la declararon como desaparecida.

Su máxima expresión de dolor —al menos en público—, se conoció cuando Julissa Ortega, una de las personas presuntamente vinculadas con el caso, confesó a las autoridades que había asesinado a la pequeña y amarrado su cuerpo a una piedra que luego tiraría al lecho del río Caimito, en La Chorrera; versión que nunca fue confirmada.

Aquel día, Mónica increpó al mismísimo Dios y lo cuestionó frente a todos: "tú lo prometiste, Señor... tú me la cuidarías, no dejarías que muriera... por favor, no me falles ahora...".

Sin resultados

La última vez que La Prensa conversó con Mónica fue el pasado 18 de enero. Acababa de llegar de Costa Rica, a donde se trasladó para seguir con la investigación que de forma personal iniciaron ella y su esposo semanas después de que la pequeña desapareció.

En conversación con este diario, Mónica confirmó que las investigaciones del caso son adelantadas por la Fiscalía Segunda de La Chorrera, pero se encuentran estancadas. "No ha pasado nada, todo sigue igual", señaló.

En Costa Rica se entrevistó con funcionarios de la Fundación Alianza por sus Derechos, antes Casa Alianza, y con los representantes del Organismo de Investigación Judicial de ese país centroamericano, instituciones en las que denunció su caso.

Costa Rica no es el único país que ha visitado Mónica en busca de su hija. República Dominicana, Colombia y Estados Unidos también se encuentran entre los lugares donde ha llegado para divulgar el caso, pedir orientación e información. En mayo próximo viajará a Estados Unidos para seguir con el proceso de descubrir el paradero de su hija, siempre con la esperanza de que el mañana le traiga un sol radiante.

ASÍ SUCEDIERON LOS HECHOS

CIRCUNSTANCIA: La niña se perdió cuando estaba al cuidado de su abuela.

PÉRDIDAS: La búsqueda de la niña llevó a la familia a vender todo. Perdió la casa y el automóvil.

INVERSIÓN: Hasta los primeros cuatro meses de 2005, la cifra de dinero gastado superaba los 20 mil dólares.

ACCIONES: Con ayuda internacional confeccionaron un retrato actual de la niña.

LA NOTICIA EN RESUMEN

HISTORIA:El 8 de febrero de 2003 se reportó la desaparición de Mónica Serrano. El hecho ocurrió en Colinas de Loma Bonita, en Vista Alegre de Arraiján. La búsqueda se inició más de 24 horas después. Los padres denunciaron la poca efectividad de las autoridades. Nueve meses después de la desaparición, ni siquiera las fotos se habían colocado en los puertos de entrada al país.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

anuncio Varela designa a Alberto Alemán Arias como jefe negociador para el TLC con China

El jefe negociador del TLC con China Alberto Alemán Arias. El jefe negociador del TLC con China Alberto Alemán Arias.
El jefe negociador del TLC con China Alberto Alemán Arias. Cortesía

El presidente de la República, Juan Carlos Varela, designó este jueves 24 de mayo a Alberto Alemán Arias como jefe negociador ...