aseo. Ganan poco y contribuyen a mantener la salud de la población.

Recoger la basura, un trabajo peligroso

Hugo Romero, de la Asociación de Empleados de la Dimaud, pide a los clientes que se pongan al día con la dependencia alcaldicia. La morosidad es de $58 millones.

Temas:

reinas del aseo. Diariamente limpian la ciudad, a pesar de las carencias. LA PRENSA/Carlos Lemos reinas del aseo. Diariamente limpian la ciudad, a pesar de las carencias. LA PRENSA/Carlos Lemos
reinas del aseo. Diariamente limpian la ciudad, a pesar de las carencias. LA PRENSA/Carlos Lemos

Viviana Sánchez tiene 15 años de trabajar en la Dirección Municipal de Aseo Domiciliario (Dimaud), y con este trabajo educó a sus cinco hijos. Todos los días se levanta a las 5:00 a.m. y se dirige a las instalaciones de la Dimaud, ubicadas al lado del Ministerio de Obras Públicas, de donde es trasladada a cualquier punto de la región metropolitana.

Ella gana 420 dólares al mes, y esta suma sólo alcanza para pagar los gastos básicos de su hogar, ubicado en Curundú.

Zenaida, otra “reina del aseo”, tal como se les conoce a las funcionarias que barren las calles y parques, cuenta que su trabajo es muy difícil. Están expuestas a muchos peligros en la calle, como ser atropelladas por conductores irresponsables. Además de las enfermedades que pueden adquirir porque no cuentan con los implementos de trabajo ni de seguridad, como guantes, botas, bolsas para recoger basura, escobas y recogedores.

Las trabajadoras improvisan recogedores, al cortar los tanques de aceite de cinco galones y es frecuente que sufran cortaduras, ya que usan zapatillas baratas —las que ellas se compran— por no contar con botas que les protejan los pies.

Otro hecho que molesta a las mujeres, que anteriormente se les conocía como “hormiguitas”, es el que “la gente no valora el trabajo que uno hace”, tal como lo reprochó Zenaida.

Explicó que a ella, por ejemplo, le toca limpiar desde el Pío Pío de Vista Hermosa hasta el Colegio Comercial Panamá, en Bella Vista, 600 metros que recorre a pie, sin embargo, a la gente “no le importa que uno esté limpiando y vuelven a tirar desechos donde uno ya limpió”.

A este hecho hay que agregar que las bolsas que van dejando a lo largo de las vías para que los camiones recolectores las recojan, muchas veces son rotas por los orates y perros que deambulan por las calles. “Esto nos lleva a trabajar doble”, dijo.

Zenaida empezó a trabajar en la Dimaud hace tres años, y actualmente devenga un salario de 300 dólares mensuales.

Por otro lado, están los recolectores de basura, quienes tienen turnos de trabajo las 24 horas del día y están distribuidos en 143 rutas. Ellos tampoco cuentan con el equipo de trabajo y seguridad necesarios, señaló Hernán Vásquez, del departamento de Operaciones de la Dimaud.

Según el jefe del departamento de Recursos Humanos de esa dependencia de la Alcaldía de Panamá, Anthony Suárez, la institución cuenta con mil 159 trabajadores entre recolectores y personal de barrido.

Agregó que existe una demanda de personal, por lo que en esta semana harán nuevas contrataciones.

Vásquez dijo al respecto que de nada sirve que la Dimaud tenga suficiente personal si no tiene el equipo adecuado para trabajar. Estos recursos no pueden ser adquiridos mientras los clientes —residenciales y gubernamentales— no paguen los más de $58.7 millones que deben a la dirección.

Hugo Romero, de la Asociación de Empleados de la Dimaud, indicó que les preocupa no contar con el equipo de trabajo y seguridad, y que están a la espera de que el Gobierno y la ciudadanía paguen lo que deben para poder comprar los implementos”.

Explicó que el pasado viernes, el propio ministro de Salud, Franklin Vergara, durante una reunión en la sede del Ministerio de Salud, en la que participaron el alcalde capitalino, Bosco Vallarino; el director de la Dimaud, Harmodio Montaner y trabajadores, prometió buscar una solución para sanear las finanzas de la entidad y así poder comprar el equipo necesario.

Afectados por enfermedades

Los trabajadores de aseo urbano están expuestos a muchos riesgos de salud. Entre los más comunes están las alergias en la piel, las fracturas y las heridas punzocortantes. Así lo explicó personal médico y de enfermería de la clínica de salud de la Dimaud, ubicada en Carrasquilla. Además de las enfermedades en las vías respiratorias, gastrointestinales y lumbares, explicaron que los recolectores y el personal de barrido están expuestos a contraer bacterias, parásitos y hongos, debido a que no cuentan con guantes para manipular los desechos que recogen.

Aunque no especificaron cantidad, dijeron que muchos sufren de diabetes e hipertensión, debido a que consumen alimentos ricos en grasa y azúcar. Para mejorar la salud de los funcionarios se implementará un plan de salud ocupacional para darles atención personalizada.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rumbo a Rusia 2018 Estos serán los primeros amistosos para la Sele

El equipo panameño clasificó como el tercer mejor equipo de Concacaf.
LA PRENSA/Archivo-Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Deportes El Everton despide al técnico holandés Ronald Koeman

El equipo ha empeorado su rendimiento, situación que le ha costado el puesto a Koeman. El equipo ha empeorado su rendimiento, situación que le ha costado el puesto a Koeman.
El equipo ha empeorado su rendimiento, situación que le ha costado el puesto a Koeman. AFP

El Everton anunció este lunes el despido del técnico holandés Ronald Koeman, que llevó al equipo a la séptima posición la ...

360 Un vistazo al mariposario metropolitano

Un vistazo al mariposario metropolitano Un vistazo al mariposario metropolitano Vídeo
Un vistazo al mariposario metropolitano

En la Ciudad de Panamá, dentro de las instalaciones del Parque Natural Metropolitano, se encuentra el mariposario ...