HOLOCAUSTO. EL EXTERMINIO ESTREMECIÓ A LA HUMANIDAD.

Un año más para recordar

En la Noche de los cristales rotos de 1938, cientos de comercios, sinagogas y casas de judíos fueron destruidas.

AUSWITCHZ. Los rieles que conducen al antiguo campo de concentración son ahora camino para los recuerdos. AUSWITCHZ. Los rieles que conducen al antiguo campo de concentración son ahora camino para los recuerdos.
AUSWITCHZ. Los rieles que conducen al antiguo campo de concentración son ahora camino para los recuerdos.

Es imposible ser judío y no recordar el 9 de noviembre de 1938.

Es como pretender ignorar el Shabat, el ritual de la circuncisión en los niños o el día de la Recordación del Holocausto, que se conmemora cada abril. Eso es lo que dicen David Mizrachi y Dalia Gateño, dos judío-panameños.

Ese día de 1938, y hasta el 10 de noviembre, cientos de negocios, sinagogas, centros comunitarios y casas de judíos fueron saqueadas y destrozadas. Era el preludio de lo que venía; de lo que estallaría en 1939. Bautizado como el Kristallnacht o la "Noche de los cristales rotos", el acontecimiento que ya hoy es historia universal es considerado el principio del Holocausto que barrió con las vidas de 6 millones de judíos.

"Esa noche se demostró la vulnerabilidad de los judíos-alemanes y la organización de los nazis para causar daño", dice David Mizrachi, uno de los ocho mil judíos que se calcula viven en Panamá.

Todo ocurrió hace 67 años, pero Mizrachi lo lleva muy adentro. "Desde pequeños se nos inculca la importancia de recordar esa época", explica.

Es que la conciencia judía es algo que las familias y las escuelas hebreas toman muy en serio.

Mizrachi, por ejemplo, tenía 10 años cuando se encontró de frente con las fotografías del Jad Vashem, un museo sobre el Holocausto que existe en Jerusalén, Israel. "Ver todo eso te causa una impresión, un profundo dolor", relata. También estuvo en el Museo Nacional en Memoria del Holocausto en Washington. Allí vio el horror, ese que ya le habían relatado amigos y familiares.

Mizrachi es hijo de judíos radicados en Panamá hace varias décadas, pero la sangre siempre golpea.

Dalia Gateño, por su parte, es presidenta en Panamá de los Amigos del Yad Vashem, el museo en Jerusalén.

Cada año tiene como responsabilidad organizar una actividad para conmemorar el día de la Recordación del Holocausto.

El año pasado el grupo llevó a cabo una marcha en la calle Combatientes del Gueto de Varsovia, que queda en el barrio de El Cangrejo.

"Ser judía es algo más que ritos y costumbres. Desde los primeros años de escuela se nos forma la conciencia histórica", dice Gateño, quien a los 14 años viajó hasta Polonia para participar de la llamada "Marcha por la vida", en la que jóvenes judíos recorren el campo de Auswitchz. "Ese viaje fue realmente impactante. Uno tiene pedazos de la historia, pero cuando vas allá y ves las cámaras de gas, los vagones de tren, la magnitud de las fábricas de muerte...".

Gateño entiende el Kristallnacht como un cambio rotundo de la política alemana contra los judíos. "Había leyes que limitaban la vida de los judíos, pero con la ‘Noche de los cristales’ llegó la violencia".

Recordar es, en esencia, una manera de guardar la memoria del pueblo. Como cada vez hay menos sobrevivientes -dice Gateño- "uno tiene como deber aprender y pasar la información a las futuras generaciones".

Entre el 9 y 10 de noviembre de 1938 murieron más de 200 personas y otras mil fueron trasladadas a los campos de concentración de Sachsenhausen y Buchenwald. Se había iniciado el martirio.

(Vea La pólvora que provocó la matanza)

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

reclama más dínero para la isla Bill Clinton visita Puerto Rico, aún a oscuras a dos meses del huracán

Clinton visita la Escuela Vocacional William Rivera Betancourt, refugio para las familias afectadas por el impacto del huracán María, en Canovanas, Puerto Rico. Clinton visita la Escuela Vocacional William Rivera Betancourt, refugio para las familias afectadas por el impacto del huracán María, en Canovanas, Puerto Rico.
Clinton visita la Escuela Vocacional William Rivera Betancourt, refugio para las familias afectadas por el impacto del huracán María, en Canovanas, Puerto Rico. AP/Carlos Giusti

El expresidente estadounidense Bill Clinton visitó este lunes Puerto Rico, que aún está a oscuras y batalla con el éxodo y el ...

INVESTIGACIÓN Jorge Espino llega a acuerdo de pena por coimas de Odebrecht

Juez duodécimo penal Óscar Carrasquilla. Juez duodécimo penal Óscar Carrasquilla.
Juez duodécimo penal Óscar Carrasquilla. LA PRENSA/Archivo

El Juzgado Duodécimo Penal validó un acuerdo de pena entre la fiscal especial Anticorrupción, Zuleika Moore, y la defensa de ...