CONSUMO. DESMEJORA NIVEL DE VIDA DE LOS PANAMEÑOS.

Con los bolsillos limpios

Del ingreso nacional disponible, el 80% es para consumo y solo un 20% para ahorro.

Se sugiere el inicio de una campaña a fin de que el consumidor aprenda a manejarse con presupuesto.

PRESUPUESTO. La mayoría de los panameños no sabe en qué se le va el dinero. La mayor parte del tiempo esto es consecuencia de la no planificación de los pagos de sus gastos fijos. PRESUPUESTO. La mayoría de los panameños no sabe en qué se le va el dinero. La mayor parte del tiempo esto es consecuencia de la no planificación de los pagos de sus gastos fijos.
PRESUPUESTO. La mayoría de los panameños no sabe en qué se le va el dinero. La mayor parte del tiempo esto es consecuencia de la no planificación de los pagos de sus gastos fijos.

Independientemente del nivel socioeconómico al que pertenezcan, los panameños no administran eficientemente sus finanzas personales. Siempre andan "limpios" y lo reconocen sin reparo.

Por ello, cuando se presentan "crisis" como la provocada por el aumento en el precio del combustible, no hay quien pueda "tirar la toalla", ni siquiera a su círculo familiar más cercano. Solo se salvan aquellos que no dependen exclusivamente de un salario, y ese grupo representa un porcentaje muy bajo de la población.

En los últimos nueve meses el costo del galón de gasolina se ha incrementado en un 43%, desmejorando la ya maltrecha calidad de vida de los 3 millones de personas que habitan en este país tropical.

Si en países desarrollados donde los habitantes están acostumbrados a altos estándares de vida, la coyuntura es motivo de preocupación, para un país como Panamá donde la pobreza alcanza al 30% de la población, el desempleo es de 11.8% y de cuyo ingreso nacional disponible, el 80% es para consumo y solo un 20% para ahorro, el nivel de angustia es extremo.

A ello hay que agregarle el impacto que las recientes reformas fiscales han tenido en el poder adquisitivo de la población económicamente activa.

Ni qué decir del grupo de asalariados cuyo ingreso mensual no resuelve sus necesidades básicas, ya que su nivel de endeudamiento está por encima de su capacidad real. Es por ello que ahora los plazos de los préstamos personales se extienden hasta por 20 años, mecanismo que mejora la capacidad de pago del consumidor.

Ante esta realidad, es muy poco lo que se puede hacerpara enfrentar el embate inflacionario producto de los elevados precios del petróleo.

Sin reservas

En Panamá el salario promedio es de 500 dólares. Con este ingreso los panameños hacen milagros: pagan casa, comida, transporte y escuela, además del "descuentito" de la financiera.

Carmen está en el grupo de los que no ahorraban, pero hace dos años se dio cuenta de que para cubrir sus gastos de fin de año era necesario que comenzara a hacerlo. Su dificultad está en que ese dinero no lo puede tocar. "Estoy apretada", reconoce.

Consultas con varios jefes de recursos humanos constatan que, en promedio, un 40% de las planillas de empresas va para el pago de obligaciones, y que el nivel de endeudamiento está muy por encima de lo que indica la ley, que es de alrededor de 50% del salario y de hasta un 75% cuando incluye una hipoteca.

En el sector industrial y de la construcción, por ejemplo, en donde hay sindicatos, las convenciones colectivas obligan a las empresa a otorgar pagarés, ello contribuye a que se gaste más de lo que se gana y que se entre en ese círculo vicioso de refinanciamiento de deuda.

Lo lógico en tiempo de crisis sería echar mano de los ahorros, aparte de otras medidas alternas, pero ello no forma parte de la cultura del panameño.

Rodrigo tiene 33 años, esposa e hija, y sí ahorra. Se planifica desde el 15 de enero de cada año; él y su esposa aportan cada uno el 50% de lo que guardarán. Por ello, afirma, la situación en este momento no es crítica para su familia. Él es la excepción.

A la mayoría de los panameños no le quedará otra alternativa que "o dejar de consumir o dejar de pagar" y los bancos están analizando la situación para ser más estrictos con las obligaciones de pago voluntario, dijo Darío Berbey.

Marta Lazzo, gerente de Financomer, recomienda al Gobierno y a las empresas financieras en general promover una campaña de orientación al consumidor para que sean estrictos con su presupuesto.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

ganó el Belmont Stakes de 1964 Fallece el legendario jockey panameño Manuel Manny Ycaza

En la foto tomada en noviembre de 1963 está Manny Icaza (C) junto a su esposa Linda Bement, quien fue Miss Universo 1960, en el bautizo de uno de sus hijos. La pareja se divorció en 1969. En la foto tomada en noviembre de 1963 está Manny Icaza (C) junto a su esposa Linda Bement, quien fue Miss Universo 1960, en el bautizo de uno de sus hijos. La pareja se divorció en 1969.
En la foto tomada en noviembre de 1963 está Manny Icaza (C) junto a su esposa Linda Bement, quien fue Miss Universo 1960, en el bautizo de uno de sus hijos. La pareja se divorció en 1969. AP

Manuel Manny Ycaza, el jockey panameño miembro del Salón de la Fama y ganador del Belmont Stakes de 1964, quien abrió camino ...