AMBIENTE. CENTROMÉRICA, UNA ZONA VULNERABLE.

Los costos del calentamiento

Latinoamérica tendrá que adecuar sus sistemas agrícolas y de producción hídrica.

Frenar el cambio climático implica más que voluntad, los gobiernos tendrán que invertir.

DESTRUCCIÓN. Un tornado arrasó con gran parte de un pequeño pueblo agricultor al suroeste de Kansas, en Estados Unidos. DESTRUCCIÓN. Un tornado arrasó con gran parte de un pequeño pueblo agricultor al suroeste de Kansas, en Estados Unidos.
DESTRUCCIÓN. Un tornado arrasó con gran parte de un pequeño pueblo agricultor al suroeste de Kansas, en Estados Unidos.

¡Es demasiado costoso! Fue la respuesta de Estados Unidos al plan de acción que, el Grupo Intergubernamental del Cambio Climático de la Organización de Naciones Unidas dio a conocer este viernes para combatir la emisiones de dióxido de carbono, responsables del calentamiento global.

Diversos estudios han revelado que la reducción de los niveles de ese gas contaminante debe comenzar en los próximos 15 años, y tiene que reducirse a la mitad en 2050.

La tarea no es fácil ni barata. Limitar el calentamiento a un alza de dos grados centígrados costaría alrededor del 0.3% del producto interno bruto mundial. De no hacerse, todas las naciones, ricas o pobres, pagarán las consecuencias.

Las proyecciones ya comienzan a hacerse. En América Latina, por ejemplo, el cambio climático obligará a los gobiernos a hacer millonarias inversiones de adaptación productiva e infraestructura. Los países más pobres destinarán, al menos, un 2% de su producto interno bruto para financiar los costos derivados de mayores desastres naturales.

CONSECUENCIAS

Las zonas más afectadas serán Centroamérica, los territorios ecuatoriales y los macizos andinos, además del Caribe, según cálculos que pertenecen a la Comisión Económica de América Latina y el Caribe (Cepal), organismo que prepara un mapa con los efectos productivos y fiscales que originarán los trastornos de las temperaturas y las precipitaciones. En Nicaragua, Guatemala, El Salvador y Honduras los gobiernos gastarán, al menos, unos mil millones de dólares anuales en el futuro inmediato para encarar las destrucciones y pérdidas que ocasionen lluvias y huracanes más intensos.

En Bolivia, Ecuador y Brasil, en especial el Amazonas, el aumento de las lluvias y el calor derivará en una mayor presencia de plagas, hongos y bacterias que mermarán la competitividad agrícola, según el Grupo Intergubernamental.

El cambio climático también pesará sobre la generación de energía y las necesidades de infraestructura. El desborde de ríos afectará, además, las rutas fluviales e, incluso, la geografía.

Es por ello que, según la Cepal, será necesario trabajar nuevo planes para construir tanto obras de riego como de contención para mejorar el uso de los cursos de agua.

El tema preocupa verdaderamente. Solo este año, científicos de 150 países han elaborado tres informes sobre las implicaciones del cambio del clima, cómo enfrentarlo y cómo frenarlo. Y es que los efectos son visibles. Estados Unidos, una de las naciones más reticentes a afrontar el tema, sufre en carne propia las consecuencias. En los últimos dos años ese país ha vivido uno de los inviernos más crudos de las últimas décadas.

Este viernes, los estados de Kansas, Dakota del sur y Oklahoma fueron barridos por fuertes tornados. Irónicamente, Estados Unidos es el país más contaminante, seguido por China y la India, y son los que más se resisten a estabilizar los niveles de dióxido de carbono.

La reducción de gases puede lograrse con el uso de tecnologías limpias y la disminución en la quema de combustibles fósiles.

El cambio climático es rápido y destructivo

Un primer informe del Grupo Intergubernamental del Cambio Climático de la Organización de Naciones Unidas indica que el calentamiento global ya está teniendo un gran impacto en la naturaleza y en las poblaciones humanas.

Según sus cálculos, el 30% de las especies conocidas se extinguirá. Ecosistemas como los corales, los polos, la tundra, los bosques boreales, los montes y las regiones mediterráneas se verán inevitablemente afectados, así como los océanos, los ecosistemas marinos en general y los recursos pesqueros.

Las regiones más afectadas serán el Ártico, el África Subsahariana, las islas de menor tamaño y los grandes deltas de Asia, con lo que los pobres serán sus principales víctimas.

La sequía y el deshielo dejarán sin agua dulce a mil millones de personas –50 millones de ellas en las cuencas del sur, este y centro de Europa–.

Según la comisión, el cambio climático podría ocasionar una caída importante de los cultivos en África, una reducción de los glaciares del Himalaya y más olas de calor en Europa y Norteamérica.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

GIRA OFICIAL A CHINA Panamá inaugura consulado en Shangái

El gobierno de Juan Carlos Varela inauguró el 21 de noviembre de 2017 la sede del Consulado de Panamá en Shangái, en el marco de la gira oficial que inició el 14 de noviembre.
Tomado de @CancilleriaPma

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Ampliación de carretera Tráfico no podrá cortarse por completo durante obras en la Panamericana

Ramón Arosemena, ministro del MOP. Ramón Arosemena, ministro del MOP.
Ramón Arosemena, ministro del MOP. LA PRENSA/Archivo

Durante los próximos dos años la carretera Panamericana va a ser ampliada en distintos tramos donde se trabajará de manera ...