Un ex G2, clave para la investigación

Las fuentes de la crónica.

La Prensa accedió al expediente militar de Luis Papo Córdoba para confirmar que estuvo asignado en Darién entre 1982 y 1983. En ese documento también figura su paso por el aparato de inteligencia militar (G2) cuando ese organismo estaba en manos de Manuel Antonio Noriega.

La investigación nació gracias al testimonio de un ex militar que integraba el G2 en Darién. Esta persona aseguró que existieron los vuelos de la muerte. La Prensa confirmó esa versión gracias al relato de otros cuatro ex militares, que hoy no tienen contacto entre sí y viven en diferentes lugares. De esos, cuatro colaboraron para narrar la historia del Paisa Arévalo y los extranjeros que fueron asesinados junto a este en marzo de 1983. Ninguno de ellos recordó la fecha exacta en que se llevó a cabo la Operación Arévalo, aunque sí el año y el mes.

Los detalles de la entrega del Paisa Arévalo los relató el ex miembro del G2 que tuvo participación directa en ese momento. Otros ex militares aportaron, gracias a conversaciones que tuvieron con participantes directos de esa operación, los demás detalles; los nombres de los participantes, sus últimos momentos y que se disparó contra el colombiano “a la orden” de Luis Papo Córdoba.

En la Dirección Nacional de Migración no existe ningún registro que pruebe que el Paisa Arévalo fue deportado a Colombia en marzo de 1983. La Prensa extendió la fecha y pidió que se buscaran, sin éxito, los registros de deportación en los meses de febrero, marzo y abril de ese año. Tampoco existen registros en el Ministerio de Gobierno y Justicia.

La investigación incluyó viajes al Darién y múltiples encuentros con ex militares en Panamá. Además, colaboró un ex coronel.

Sólo dos ex militares autorizaron a incluir sus nombres en esta investigación. No obstante, por razones de seguridad, La Prensa decidió mantener en reserva todas las identidades, por eso los nombres de los ex militares que hablaron se cambió por nombres ficticios.

Este diario organizó dos veces un encuentro con Luis Papo Córdoba, aunque él al final no asistió. Se le llamó por teléfono, además, al menos en siete ocasiones para volver a coordinar una cita. Hace una semana Luis Papo Córdoba dejó de atender los llamados de La Prensa.

Se dejaron al menos cuatro mensajes en las últimas 48 horas indicando el tema a tratar y las acusaciones. Igual, no contestó.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

NOCHES DE TERROR Para muchos, Charles Manson puso fin a la era del amor

Los fiscales dijeron que Manson quería fomentar una guerra racial. Los fiscales dijeron que Manson quería fomentar una guerra racial.
Los fiscales dijeron que Manson quería fomentar una guerra racial. AP

En el verano de 1969, un exconvicto desaliñado con una atracción magnética sobre las mujeres jóvenes envió a algunos de sus ...

LIBERTAD DE EXPRESIÓN Corte turca condena a un periodista opositor por un tuit

Varios empleados del diario ‘Cumhuriyet’ están siendo juzgados por separado por supuestamente ‘patrocinar’ a grupos terroristas. Varios empleados del diario ‘Cumhuriyet’ están siendo juzgados por separado por supuestamente ‘patrocinar’ a grupos terroristas.
Varios empleados del diario ‘Cumhuriyet’ están siendo juzgados por separado por supuestamente ‘patrocinar’ a grupos terroristas. AFP/Arcihvo

Un tribunal turco condenó al editor de la versión digital del diario opositor Cumhuriyet a tres años y un mes de cárcel por ...

Mundo Argentina: Sonidos no provienen de submarino desaparecido

Una familia observa un destructor en la base naval de Argentina en Mar del Plata. Una familia observa un destructor en la base naval de Argentina en Mar del Plata.
Una familia observa un destructor en la base naval de Argentina en Mar del Plata. AFP/ Eitan Abramovich

Los sonidos que detectaron unas sondas en las profundidades del Atlántico Sur no provienen del submarino argentino que lleva ...