TAL CUAL

Mónica Palmmpalm@prensa.com

ERRATA. Hay que empezar la columna de hoy, con una debida retractación: ayer informamos que el presidente había estado en un brindis ofrecido a su equipo, en la Presidencia. Pero el presidente no estuvo presente en cuerpo, aunque sí en espíritu. Quienes se encargaron de ensalzar este primer año de gobierno fueron Rubén Arosemena y Ubaldino Real, entre otros de la farándula. Ahora, a otra cosa, mariposa.

SUPLEMENTOS. El presidente no quiso atender a La Prensa, pero, en su lugar, ofreció una suerte de auto-entrevista a un suplemento que circuló ayer con un tabloide. No conforme con eso, Torrijos también es el protagonista único de otro suplemento progubernamental, editado por Epasa, donde las entidades públicas son los únicos anunciantes. Cuando el Estado maneja un presupuesto de publicidad de 17.8 millones de dólares, sí se puede.

MAGISTRADOS. Ayer, Winston Spadafora honró con su ausencia el inicio del segundo periodo legislativo. Con ello se ahorró la vergüenza de ser abucheado desde las gradas. Arturo Hoyos, en cambio, sí fue, solo para escuchar a Torrijos decir que este año nombraría dos "nuevos" magistrados. Hoyos no pudo evitar apretar los puños y mostrar signos de desagrado en el rostro. El rey Arturo se dio cuenta que se le acaban sus 15 años en la Corte. Fin de una era.

Edición Impresa