LA FIESTA DESDE ADENTRO. LAS TABLAS. la disputa de dos reinas.

Un pueblo que vive en la eterna fiesta y en alegría

Los culecos del sábado de Carnaval comenzaron minutos antes de las 11:00 a.m.

La primera soberana en desfilar fue Renata I, quien tuvo que escuchar las tonadas de la tuna contraria.

CALLE ARRIBA. Renata Alexandra Díaz Núñez. CALLE ARRIBA. Renata Alexandra Díaz Núñez.
CALLE ARRIBA. Renata Alexandra Díaz Núñez.

La cantina El Paraíso está en penumbras. Su amplio salón, huérfano de mesas y sillas, refleja una gloria perdida hace tiempo.

Detrás de la única barra, sobre un estante de vidrio, esperan en fila varias botellas de aguardiente; mientras que a un costado, un sinfín de cajas de cerveza ocupa la esquina más alejada del acceso.

De repente, un moreno alto y musculoso ingresa a la cantina por la puerta principal, mientras que detrás una explosión de colores sigue su paso. "Me vende cigarrillos", dice, inclinando su humanidad sobre la barra y dejando al descubierto sus nalgas, que apenas cubre un apretado pantalón naranja chillón.

Pero con la misma velocidad que inundó el lugar, el moreno gira sobre sus pies y sin esperar respuesta se aleja por la misma puerta. Apenas la abre, un ruido ensordecedor inunda la cantina: afuera es Carnaval en Las Tablas y la gente enloquece con la música, la mojadera y el baile al ritmo de las murgas.

PARQUE PORRAS

El epicentro del festejo, como todos los años, es el Parque Porras. Allí una marea de gente salta y se menea sin prestar atención a lo que ocurre a su alrededor. El único que refleja cara de preocupación es Edgar, quien, cual jugador de fútbol profesional, esquiva a la gente para que nadie le golpee su caja de huevos de codorniz que vende al módico precio de un dólar. "Antes no había tanta gente", se queja, mientras sostiene un largo cartel que lleva escrito en letras caseras "producto con energía".

Edgar no es el único que trata de salvar el año durante los cuatro días que dura el Carnaval en Las Tablas. Melanie también puso una empresa a "pulmón" en una de las esquinas del parque y, para no ser menos que su competidor, vende carne en palito a un dólar. "Se venden casi 200", explica. A solo unos metros de allí, sobre las cuatro calles que rodean a la plaza más antigua de la ciudad, una docena de camiones cisterna con pesadas mangueras descargan litros y litros de agua.

Y la gente, como una afinada sintonía, les responde con aullidos desenfrenados. Pero el límite del descontrol aún no ha llegado: todavía se espera el paso de las dos carrozas. La primera en llegar, minutos antes de las 11:00 a.m., es la que pasea a su majestad de Calle Arriba. Enfundada en una malla naranja, Renata Alexandra Díaz Núñez, no ahorra besos: a cada segundo se lleva su mano a la boca y lanza mimos al gentío. "Ella es mi reina número 14", afirma orgulloso Narciso Díaz (93), bisabuelo de la adolescente.

Sentado en el umbral de su casa, a solo dos cuadras de la plaza principal del pueblo, el anciano -lejos de deshacerse en halagos hacía su familiar- intenta convencer a quien lo escuche que el aguardiente de "antes" no hacía tanto daño como el actual. "No era tan fuerte", explica, al tiempo que aclara que su corazón lo alejó de su taller mecánico.

MUNICIONES

Lo que Narciso no sabe es que a "su" reina la esperan del otro lado de la calle con munición gruesa. Qué feo ese mondongo, vestía de yemayá, por borracha y amargada, nieta de jorobá, dice la letra de la tonada que preparó para su eterno rival la tuna de Calle Abajo.

La noche del Año Nuevo, practicando brujería, cómo llora Calle Arriba, con la puerca mal vestida. "Después del Carnaval la rivalidad se acaba, si hasta hay personas que se casaron con gente de la otra calle", detalla Narciso, mientras un pelotón de personas corre hacia el Parque Porras.

Son las 11:45 a.m. y la que ahora pasa por la plaza principal es la reina de Calle Abajo, Sara del Carmen Bello Herrera.

Al igual que su contrincante, ella también sabe satisfacer la sed de cariño de las miles de personas que llegaron de todas partes del país -y del exterior- para disfrutar los carnavales tableños.

Pero en este caso, ella no es la única "reina" de Calle Abajo: sobre el "grillo" que remolca el carro de la murga, un elástico moreno sacude un "chanchito" de peluche que representa a "la otra".

Lavaron ajeno, chanchita del pueblo, la vieja loca está estirada, vendiendo cuero pa’ gozá, canta el moreno.

Ay ella se escapaba, por las madrugadas, buscando macho que la tumbara. Apenas termina la canción, la carroza dobla por la esquina de la cantina El Paraíso. Adentro del local nada cambió, aunque ya no se escucha el griterío de la calle. Hace rato que el reloj marcó el mediodía.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

ganó el Belmont Stakes de 1964 Fallece el legendario jockey panameño Manuel Manny Ycaza

En la foto tomada en noviembre de 1963 está Manny Icaza (C) junto a su esposa Linda Bement, quien fue Miss Universo 1960, en el bautizo de uno de sus hijos. La pareja se divorció en 1969.
AP

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

TURISMO Croacia invita al fotógrafo de AFP que quedó atrapado bajo sus futbolistas

El fotógrafo no dejó de hacer fotos pese a verse atrapado bajo la montaña de jugadores. El fotógrafo no dejó de hacer fotos pese a verse atrapado bajo la montaña de jugadores.
El fotógrafo no dejó de hacer fotos pese a verse atrapado bajo la montaña de jugadores. AFP

Yuri Cortez, el fotógrafo de la AFP que quedó debajo de una montaña de futbolistas de Croacia que festejaban el gol de la ...

Conocido como el doctor "Bumbum" Cirujano brasileño señalado por una muerte sigue prófugo

Denis César Barros Furtado tiene 45 años de edad. Denis César Barros Furtado tiene 45 años de edad.
Denis César Barros Furtado tiene 45 años de edad. Tomada de Instagram

"Va a comenzar el show". Con esas palabras, Denis César Barros Furtado –de 45 años, también conocido como el doctor "Bumbum"– ...

Judiciales Ministerio Público: 33 grupos de pandilleros han sido desmantelados

Los fiscales Nahaniel Murgas, Eduardo De La Torre Raúl Majoré dieron a conocer los resultados de la lucha frontal contra el crimen organizado y el narcotráfico. Los fiscales Nahaniel Murgas, Eduardo De La Torre Raúl Majoré dieron a conocer los resultados de la lucha frontal contra el crimen organizado y el narcotráfico.
Los fiscales Nahaniel Murgas, Eduardo De La Torre Raúl Majoré dieron a conocer los resultados de la lucha frontal contra el crimen organizado y el narcotráfico. Tomada de @PGN_PANAMA

En lo que va de 2018, el Ministerio Público (MP) y los estamentos de seguridad han decomisado 31.8 toneladas de drogas, en ...