COLOMBIA. LAS REVELACIONES DE SALVATORE MANCUSO.

El temible finquero de Córdoba

Las declaraciones del ex jefe paramilitar han estremecido a la clase política y empresarial.

La policía dice que mató a más de 7 mil personas; él solo reconoce la autoría intelectual de 336.

2004. Salvatore Mancuso se dirige a miembros de un bloque paramilitar antes de su desmovilización. 2004. Salvatore Mancuso se dirige a miembros de un bloque paramilitar antes de su desmovilización.
2004. Salvatore Mancuso se dirige a miembros de un bloque paramilitar antes de su desmovilización.

Salvatore Mancuso es tan alto y fornido, que sobrepasa en estatura a casi toda la decena de hombres que camina a su lado con urgencia cada vez que entra o sale del Palacio de Justicia de Medellín, desde donde ha hecho declaraciones que han estremecido al país.

El ex jefe paramilitar no parece que ha estado en prisión. Aunque viene de Itagüí, la cárcel de máxima seguridad, donde está recluido con otros 57 más, que como él lideraron los grupos de extrema derecha conocidos como Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y que en los últimos años han firmado un acuerdo de paz con el Gobierno, su aspecto es el de un hombre lozano y de rasgos serenos.

Tiene una mirada metálica, infranqueable, por la que no parece colarse ningún rostro de los 7 mil 300 muertos que le endilga la Policía. Hasta ahora, solo ha asumido su autoría intelectual en 336 asesinatos.

Aunque está por la reconciliación y el perdón del país, sus ojos fríos permanecen inmutables a los gritos de rabia y dolor de los familiares de las víctimas de paramilitares, que desde la calle le gritan una y mil veces: "¡Asesino! ¡Asesino!".

Su pelo escaso, que alguna vez fue rubio y por el cual le encajaron de niño el apodo de "mono", va perfectamente recortado. Generalmente viste un traje oscuro impecable y corbata a rayas de colores claros, vestido que seguramente se habrá mandado a hacer donde un sastre particular que cose a la medida justa de un hombre que mide un metro 90. A veces, simplemente va de camisa clara, sin saco y lleva por encima un chaleco antibalas negro que le protege el pecho y la espalda.

En una mano carga una maleta negra con un computador portátil marca Vaio, en el que guarda listas de empresarios, alcaldes, gobernadores y de altos funcionarios de Estado que, en su momento, contribuyeron –con dinero o con influencias– a la causa que él por años defendió: la paramilitar.

Mezcla en la sangre

Córdoba es una región ganadera que se localiza al norte del país, en la llanura del caribe colombiano. Ahí, de donde es originario Mancuso, fue en un comienzo su centro de operaciones. Hacia los años ochenta, ganaderos prominentes comenzaron a sentir la presión y los sobornos de grupos guerrilleros, especialmente del Ejército de Liberación Popular.

Los finqueros trataron de resistir el asedio. Ante eso, los insurgentes empezaron a secuestrar a propietarios de haciendas, a robar ganado, y a matar a trabajadores de las estancias. Esta circunstancia, y la poca actuación del Estado, terminaron armando a los ganaderos, entre esos a Mancuso, que un día escopeta en mano espantó a tres guerrilleros de su propiedad y, desde entonces, descubrió que el enemigo también podía sentir miedo, y convirtió esa debilidad en su máxima de guerra.

Amigo de Carlos Castaño

Con el respaldo de militares amigos y más tarde con apoyo de Carlos Castaño, uno de los fundadores de las AUC, Mancuso se convirtió en un hombre poderoso en su región.

En 1994, con la venia legal del presidente de turno César Gaviria, Mancuso creó su propia Convivir [cooperativas de seguridad privada que defendían las fincas] por la que luego pasó a la clandestinidad durante casi nueve años en los cuales hizo de todo: ordenó masacres contra campesinos –aunque para él la mayoría era guerrilleros–, traficó con drogas y, atenuado por la ilegalidad, aumentó sus riquezas.

Al mando de las AUC del bloque norte –que además de Córdoba tuvo influencia en el norte de Santander, en Tibú frontera con Venezuela, La Guajira, Magdalena y Cesar– Mancuso fue un hombre "poderoso y temido".

Dejó la clandestinidad en 2003, cuando arrancaron los diálogos con el gobierno del actual mandatario, Álvaro Uribe, convirtiéndose en una ficha clave de ese proceso tras la muerte de Castaño.

En estos días, Mancuso ha hecho gala del poder que tuvo, al detallar ante las autoridades la cantidad de aliados en sectores poderosos del país. Por lo menos 25 alcaldes de Córdoba y dirigentes políticos de otros departamentos que han ocupado cargos relevantes de gobernadores y escaños en el senado, llegaron al poder gracias a él, según su relato.

PODER

Sus tentáculos entraron por todas las puertas del poder colombiano. En los últimos días ha revelado nombres de importantes empresas, nacionales y extranjeras, que habrían contribuido con su lucha antisubversiva y con sus operaciones de narcotráfico.

"Mancuso era un hombre que infundía respeto por su aspecto imponente, por su educación y por el poderío militar que alcanzó", dice un periodista que lo conoció a través del ya fallecido Carlos Castaño.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Copa Airlines y trabajadores no llegaron a un acuerdo.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Juegos Bolivarianos 'Esta medalla significa mucho sacrificio', Carolena Carstens

La panameña Carstens muestra su presea.
Cortesía/Pandeportes

POTABILIZADORA FEDERICO GUARDIA CONTE Un millón de personas, sin agua

La planta potabilizadora genera 250 millones de galones diarios.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

ACCIÓN Estados Unidos: indigente regresa cheque de 10 mil dólares

Elmer Alvarez. Elmer Alvarez.
Elmer Alvarez. Tomada de Twitter @FOX61News

Un indigente que encontró un cheque de 10 mil dólares en Connecticut y lo regresó a su dueño debido a que quería “hacer lo ...

Juegos Bolivarianos Oro para Panamá en salto largo

Oro para Panamá en salto largo Oro para Panamá en salto largo Vídeo
Oro para Panamá en salto largo CORTESÍA/Pandeportes

Con un registro de 6.46 metros, Nathalee Aranda dominó la prueba de salto largo femenino y le dio a Panamá su segunda medalla ...

Salto largo Panamá suma la segunda medalla de oro en Bolivarianos con Nathalee Aranda

Nathalee Aranda logró la primera medalla de oro para el atletismo. Nathalee Aranda logró la primera medalla de oro para el atletismo.
Nathalee Aranda logró la primera medalla de oro para el atletismo. CORTESÍA/COP

Nathalee Aranda puso a Panamá en lo más alto del podio del atletismo en los Juegos Bolivarianos que se desarrollan en tierras ...