TRAGEDIA.DE UN TOTAL DE 14 PASAJEROS FALLECIERON 11.

La última cumbia del Ñato Califa

Moradores de El Cacao en el sitio del accidente custodiaron el acordeón del ‘maestro de la cumbia’.

COINCIDENCIA. Hace dos años el folclorista sufrió un accidente similar en Monte Oscuro de Capira, camino a una de sus tantas presentaciones. El auto se incendió, pero no hubo heridos de gravedad.  COINCIDENCIA. Hace dos años el folclorista sufrió un accidente similar en Monte Oscuro de Capira, camino a una de sus tantas presentaciones. El auto se incendió, pero no hubo heridos de gravedad.

COINCIDENCIA. Hace dos años el folclorista sufrió un accidente similar en Monte Oscuro de Capira, camino a una de sus tantas presentaciones. El auto se incendió, pero no hubo heridos de gravedad.

620876 620876

620876

"La cumbia chorrerana se va a morir" le dijo Carlos Felipe Isaacs –conocido coloquialmente como don Ñato Califa– a su amigo de infancia Rogelio Zúñiga, tres días después de la fiesta del 28 de noviembre del año pasado, cuando el músico de 81 años de edad salía de comprar el desayuno.

"¿Por qué dices eso? ¿Acaso te piensas morir?", le cuestionó Zúñiga. Pero don Ñato, enfático, le respondió: "No, no, carajo… lo digo por el impuesto municipal".

Ese día Zúñiga suspiró tranquilo, pero en su interior le saltó el gusanillo de la inquietud por las palabras de don Ñato, el amante custodio de la tradicional cumbia de La Chorrera, como lo define el historiador Zúñiga.

Quizás sin saberlo, don Ñato, también pelotero de primera base y jubilado de la antigua Zona del Canal, con esas palabras comenzó a dar indicios del ocaso de su vida.

El pasado viernes 13, cuando falleció en un accidente automovilístico, hizo cosas fuera de lo normal de acuerdo a su rutina habitual. Ese día se despertó después de las 7:00 a.m., aunque no estaba enfermo, lo que para sus hijos fue un comportamiento extraño.

Regularmente, el músico se levantaba como un resorte a las 6:00 a.m., se bañaba e, inmediatamente, se dirigía a la panadería a comprar el desayuno.

Además, cuenta su hijo Elvis Isaacs, la siesta del mediodía la extendió más de la cuenta. Almorzó contento (le encantaba la sopa y los dulces) y jugó el resto de la tarde con algunos nietos (son 16 en total).

A las 6:45 p.m., acordeón en mano, ya estaba listo para subir animoso al vehículo que lo llevaría con su conjunto de música al "toque" de esa noche, en la Feria de la Naranja del distrito de Capira.

En el panel de 14 pasajeros, modelo Ford Econoline y con matrícula 189807, no faltaba su inseparable cantalante, Lucía del Carmen Chía Ureña, quien adelantó ese día –por solicitud de don Ñato– su reincorporación al conjunto, luego de dos meses de estar incapacitada.

También subieron al "busito" los músicos –menos tres que se quedaron– y cinco vecinos que le solicitaron al cumbiero un aventón hasta la Feria de la Naranja, donde también tendrían una presentación especial.

El ambiente dentro del busito era festivo, como solía ser cada vez que Carlos Felipe Isaacs y su conjunto emprendían un viaje para tocar en alguna fiesta, comenta una vecina que les vio partir.

La carretera que lleva hacia el corregimiento de El Cacao, donde se realiza la feria, está empinada y tiene un curso zigzagueante, por lo cual el trayecto demora una hora y 15 minutos. El "toque" de esa noche estaba planificado para las 9:00 p.m., así el grupo salió de la casa de don Ñato, ubicada al lado de la Biblioteca Pública de La Chorrera, en pleno centro de la ciudad, con suficiente anticipación.

Antes de llegar a la feria, entre las 7:30 y 8:00 p.m., el busito se salió de curso y rodó por un barranco hasta caer en la quebrada Trinidad de Las Minas.

Las razones del accidente aún se desconocen, pero los moradores del lugar afirman que minutos antes del impacto se escuchó un golpe estrepitoso.

De los 14 pasajeros, 11 murieron en el lugar y tres permanecen en el hospital Santo Tomás. Entre los fallecidos se encontraba el heredero del acordeonista, el que se disponía a seguir sus pasos para custodiar la tradicional cumbia, su hijo Carlos Isaccs.

Los moradores de El Cacao, que escucharon el accidente, corrieron al sitio para ayudar a las víctimas. No había mucho que hacer allí, comenta Elvis Isaacs. Los cuerpos estaban tirados en el lugar, cerca de la quebrada de agua cristalina.

El acordeón del músico fue custodiado por los lugareños hasta que llegaron las autoridades y se lo devolvieron a la familia del músico.

Irónicamente, justo hace dos años que don Ñato Califa y su conjunto sufrieron un accidente cerca del lugar, en el distrito de Capira. Aquella vez el vehículo en el que viajaban se incendió y aunque no hubo víctimas de gravedad, el equipo musical quedó inservible.

Después de aquel accidente, la comunidad de músicos y folcloristas de La Chorrera hicieron varias actividades para recaudar fondos y comprar nuevos instrumentos. Don Ñato, serio al hablar, pero con una pícara sonrisa no era de los músicos que tocan solo para aumentar sus ingresos económicos. De hecho, por mucho tiempo tocó gratis, solo por diversión, hasta que los gastos que implicaban el traslado y presentación del conjunto lo obligaron a poner una tarifa que no superaba los 250 dólares, comenta la folclorista Nisla de Chávez.

Su última presentación la realizó el 1 de enero de 2006, en la comunidad de Río Congo, en La Chorrera. El primer minuto del Año Nuevo lo recibió en su hogar, con su familia, "cosa extraña en él, ya que esa fiesta solía celebrarla fuera de casa", recuerda Elvis.

De sus 16 nietos, Davisín de seis años de edad, es el que se perfila como sucesor del acordeonista chorrerano. Habrá que esperar para ver si la sucesión se hace realidad, comentan los familiares.

Entre sus canciones favoritas están Vela, Vela comiendo mango y no lo pela y Julia Julia pela la yuca. Los folcloristas de La Chorrera empiezan a ensayar tonadas para despedir a don Ñato y entre tarareos se les oye cantar: "Se fue Califa, se fue con Chía, pa'l más allá".

(Vea Gran pasión por un ritmo musical y el acordeón )

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Loteria nacional

21 Ene 2018

Primer premio

2 1 1 8

AADA

Serie: 21 Folio: 9

2o premio

0484

3er premio

7571

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Por si te lo perdiste

Condotte Panamá, S.A. era la empresa principal del consorcio que ejecutaría los megaproyectos deportivos.
Archivo

CIUDADES DEPORTIVAS, BAJO INVESTIGACIÓN $30 millones pagados en obras sin concluir

Desacato del órgano legislativo Antai solicita a la Asamblea cumplir la ley

Yanibel Ábrego (Izq.) y Angélica Maytín
LA PRENSA/Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

ataque con lanzacohetes Atentado contra sede de la oenegé Save the Children en Afganistán

El ataque dejó al menos a 11 personas heridas. El ataque dejó al menos a 11 personas heridas.
El ataque dejó al menos a 11 personas heridas. Tomado de @euronewses

Un ataque contra la sede de la oenegé británica Save the Children en Jalalabad, en el este de Afganistán, causó al menos 11 ...

Videos Cometas por la inclusión

Cometas por la inclusión Cometas por la inclusión Vídeo
Cometas por la inclusión

Familias, amigos y voluntarios se reunieron este sábado 20 de enero, en el colegio Ángel María Herrera de la ciudad de ...

Mundo Evacúan a 150 personas en Italia tras avalancha en los Alpes

Momentos en que los huéspedes del hotel Langtauferer caminaban hacia uno de los helicópteros que los sacaron del lugar. Momentos en que los huéspedes del hotel Langtauferer caminaban hacia uno de los helicópteros que los sacaron del lugar.
Momentos en que los huéspedes del hotel Langtauferer caminaban hacia uno de los helicópteros que los sacaron del lugar. Tomado de @gazzettamantova

Cuatro helicópteros evacuaron el martes a 150 personas que se quedaron atrapadas en un hotel de cuatro estrellas de Italia y ...