AVISO: Las visitas al Complejo Hospitalario Arnulfo Arias Madrid estarán suspendidas este domingo.

Turismo Turismo

11 ene El Carnaval acuático penonomeño

PENONOMÉ, Coclé.- Sin duda alguna que el Carnaval acuático de Penonomé es uno de los mejores de Panamá. Su nacimiento recoge costumbres indígenas y de los antiguos pobladores que a falta de caminos trasladaban su mercancía utilizando cayucos que navegaban por el río Zaratí, uno de los principales afluentes de esta provincia.

PENONOMÉ, Coclé.- Sin duda alguna que el Carnaval acuático de Penonomé es uno de los mejores de Panamá. Su nacimiento recoge costumbres indígenas y de los antiguos pobladores que a falta de caminos trasladaban su mercancía utilizando cayucos que navegaban por el río Zaratí, uno de los principales afluentes de esta provincia.

De allí se copió la idea de realizar un Carnaval acuático en Penonomé usando las aguas de este río. El balneario de Las Mendozas, instalado en el río Zaratí, es uno de sus principales atractivos porque en él se realiza el tradicional paseo de las balsas, el sábado de Carnaval.

Ese día se rompen todas las expectativas de visitas, y se nota la presencia de colonias extranjeras que llegan para disfrutar del inicio del Carnaval. El sábado la mirada y la atención del público se centran en esperar el momento de salida de las balsas, que ocurre aproximadamente a las 4:00 p.m.

Antes de este acontecimiento, se abre un compás musical para entretener a los visitantes que se acomodan sobre unas escalinatas en los predios del balneario.

El escenario está montado también para abrir el lente, disparar el flash y tomar algunas fotografías que quedarán de recuerdo.

La hora esperada llega y tras el verdor de las hojas de los árboles y sobre las cristalinas aguas se asoma una decena de jóvenes voluntarios que “a puro pulmón” nadan, empujan de manera coordinada cada una de las balsas que traen a las princesas engalanadas con el pintoresco vestuario. Esas lindas jóvenes cautivan al público con sus bailes y besos hacia todas las direcciones del escenario que acoge a más de 5 mil personas que se dan cita todos los sábados de Carnaval en el río.

Tras la llegada de la última princesa a la tarima principal se da inicio a un programa especial musical.

El Carnaval de Penonomé es cuatro días de fiesta en la calle (vías habilitadas para tal fin) en donde hay mucha agua, jolgorio, mojaderas, música con murgas, tamboritos y tamboreras, explica Rolando Jaén, miembro de la junta de Carnaval para este 2007. Como es costumbre, en medio de la celebración hay puestos de venta de comida, refrescos y de otros atractivos que generan una actividad comercial temporal que da vida al Carnaval.

Programa de balsas para 2007

Este año participará la balsa del Hotel Playa Blanca, Los Kunas, Toabré, Los Cucuá, El Bajito, el Municipio de Penonomé, Los Corsarios, y de Lurá Centro.

Concurrencia

A la ciudad de Penonomé, sede del Carnaval, cada año concurren más y más personas. La última cifra que se manejó en el 2006 fue una concurrencia de 100 mil personas, este año se espera la llegada de unas 120 mil, según estimaciones de los organizadores.

Los culecos

Se inician normalmente desde las 9:00 a.m. y su cierre se da a las 4:30 p.m., durante los cuatros días del evento. Este espacio de distracción absorbe la mayor participación del visitante que llega a la zona de los culecos en la Avenida Central de Penonomé. Los culecos giran en torno a las diferentes tarimas que colocan cada año los organizadores en lugares estratégicos.

Recomendación: permanezca siempre vigilante ante el jolgorio dentro de las mojaderas, hay mucha gente allí reunida.

Las comparsas

Son agrupaciones de jóvenes y adultos que se organizan para deleitar, con sus diferentes ritmos, el baile del Carnaval penonomeño. Las comparsas tienen entre ellas mismas características que las identifican. Así tenemos su vistosa vestimenta y el movimiento o coreografías de los integrantes.

Si la visita es al Carnaval acuático de seguro observará a la comparsa de Los Corsarios, acuarios, carros alegóricos, grupos regionales como el Cucuá, grupos kunas del Darién y demás representaciones de la comunidad coclesana.

Los desfiles

Son paseos nocturnos en donde destacan los carros alegóricos adornados como mucha alegoría, y en donde va ubicada cada una de las princesas del Carnaval.

El manguito

Es un área llamada así por la presencia de un árbol de mango que ampara a las personas del sol durante las mojaderas en el barrio de San Antonio. Este árbol es parte de la historia del Carnaval, ya que fue un sitio en donde antes se celebraba esta fiesta con la presencia de los desaparecidos combos nacionales, esos que dejaron en el pasado a muchos corazones enamorados. En este sitio se revive todo el folclor coclesano y de Panamá. Entre las princesas participantes figuran Yanitzel Fernández, Patricia Laffaurie y la reina infantil.

Estampilla histórica

Se recuerda que una de las primeras reinas de este festival acuático fue Bertilda Guardia, una penonomeña que utilizó la balsa y el río Zaratí para celebrar. Se habla que ese pasaje de Carnaval se vivió en el año 1920, pero no fue hasta la década de 1970 cuando se retomó la tradición de pasear a las reinas en balsas nuevamente.

Sugerencias al visitante

Se recomienda si piensa quedarse más de un día en Penonomé, hacer reservaciones en los sitios de alojamiento del área hasta con dos meses de antelación.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Últimos posts