Turismo Turismo

29 may Merengue con sabor

variedad. En el menú de los restaurantes puede encontrar desde el famoso “mofongo” hasta un platillo de mariscos. LA PRENSA/ Kerem Pérez variedad. En el menú de los restaurantes puede encontrar desde el famoso “mofongo” hasta un platillo de mariscos. LA PRENSA/ Kerem Pérez
variedad. En el menú de los restaurantes puede encontrar desde el famoso “mofongo” hasta un platillo de mariscos. LA PRENSA/ Kerem Pérez

La noche en Santo Domingo no tiene límites. Después de las 6:00 p.m., las personas están listas para dos cosas: cenar e irse de fiesta. Hay una gran variedad de discotecas, karaokes y restaurantes en toda la ciudad.

Puede encontrar en la Avenida Venezuela una larga fila de bares y discotecas que puede visitar.

Entre estas está el clásico bar-discoteca La Barrica, en donde puede escuchar desde el merengue y la bachata hasta tomarse la cerveza nacional: Presidente. Ahí la tendencia light está de moda, así que es muy probable que vea en las mesas con mucha frecuencia la cerveza de esta categoría.

Otro de los sitios que puede visitar son los quioscos de licores que se encuentran en la Avenida Churchill y Lincon. Estos sitios, muy famosos en la ciudad, son auto-rápidos en donde puede pedir una bebida para llevar.

Pero si de sabores y comidas dominicanas hablamos, es muy probable que en la carta de cualquier restaurante pueda encontrar el “mofongo”, una mezcla de ajo, plátano verde machacado y chicarrones, servido en un pilón.

Otro platillo muy tradicional es el “mangú”, un puré de plátano verde con una salsa elaborada de cebolla y aceite. Esta comida la puede conseguir desde el desayuno, hasta para la cena de un restaurante a la carta.

También puede saborear un platillo de mariscos y pescado, acompañado de unos patacones o papas asadas.

Un sitio que no puede dejar de visitar es el Restaurante El Conuco. Ahí el ambiente es muy ameno y los platillos que se venden son muy autóctonos.

El Conuco ofrece un show en vivo en donde una pareja bien ataviada con el vestido típico dominicano baila al son del merengue. Ahí el ritmo se le pega al visitante, no puede dejar de aplaudir.

La bailarina dominicana se hace presente con sus dotes artísticos y sobre una botella mueve sus caderas al ritmo del son. No se extrañe ver en el menú un plato llamado “Chivo expiatorio”, es la carne del chivo servido como una sopa. Esta carne, aunque fuerte en sabor, se come con facilidad, pues es fácil de digerir.

No se confunda si pide habichuelas, no le llegarán las ramas verde, sino una copa pequeña de porotos (como se dice en Panamá).

Pregunte bien qué le servirán, para que no quede sorprendido, aunque con seguridad querrá más, ya que estos sabores caribeños se quedan en su paladar.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Últimos posts