Turismo Turismo

26 jun Una tierra llena de música caribeña

1573706 1573706
1573706

Caminar por las calles de St. John siempre ofrece sorpresas. Una de ellas es ver a varios nativos mostrando sus dotes musicales en un estilo poco usual para los turistas: los steel drums.

Estos consisten en grandes cilindros de metal, que con el golpe de un macetín producen ese sonido tan característico del Caribe.

Una banda de steel drums consta de entre 8 y 10 músicos. Cada uno tiene un tambor modulado en diferentes tonos, los que se adquieren dependiendo del lugar y la cantidad de martillazos que se le den en su fabricación. Los distintivos sonidos también se producen dependiendo de la apertura del cilindro y de su longitud.

Los dos músicos más hábiles tienen los dos tonos más agudos, por lo que resaltan entre el resto, que mantienen la base. En cambio, los “solistas” son los que llevan la melodía de la voz o de cualquier otro instrumento fuerte: guitarra, trompeta, etc.

En las diversas tiendas de la capital de Antigua se pueden encontrar innumerables discos de bandas locales, quienes ante el flujo de turistas, optan por grabar temas de tributo. Michael Jackson, Madonna y Barry Manilow son solo algunos de los artistas más populares entre los covers de los steel drums.

Aparte de este característico sonido, en Antigua es muy usual también encontrar bandas de reggae, otro de los estilos propios de la zona. Jóvenes y veteranos se juntan en bares, fiestas y discotecas para amenizar la velada con una mezcla de canciones propias y los clásicos tributos.

Siendo los steel drums un estilo de música más autóctono y más dado para capturar la atención de los turistas, el reggae es sin duda el más escuchado entre su población.

Deambular por las calles de la capital antiguana es casi sinónimo de escuchar reggae, el que proviene de los equipos de sonido de las casas aledañas a la avenida.

Otro de los estilos musicales que se consume mucho en la isla es el calipso. Si bien es un estilo más propio para las personas mayores, esta música se puede escuchar fácilmente en varios restaurantes de la capital.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Últimos posts